Nº 583 - 22 de diciembre 2003

Nuevos pensadores para el PP de Rajoy

La inteligencia ‘mariana’

José María Aznar lo tuvo claro desde que decidió salir del Gobierno por la puerta grande, sin haber perdido unas elecciones y en pleno éxtasis de la mayoría absoluta: detrás de un gran líder debe haber una gran fundación y, efectivamente, detrás de Mariano Rajoy está la nueva FAES. Además, el jefe del Ejecutivo vela por ella desde su presidencia, junto al vicepresidente y número uno del Partido Popular, un patronato compuesto por los titanes del partido y un laboratorio ideológico de prestigiosos liberales que pergeña en la sombra el pensamiento del PP que nos llega para las generales de 2004. Todo atado y bien atado.

Por Ana Pardo de Vera

Mariano Rajoy estrenó su discurso como líder del PP, un mes después de su proclamación como tal, en un acto organizado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). El texto que pronunció, titulado Mi visión de la España constitucional, abre asimismo, el número 1 de la nueva publicación de la FAES, Cuadernos de pensamiento político, una revista, en palabras de su director, José Luis González Quirós, “de orientación liberal” situada en el ámbito de lo que se conoce como “derecha, centro-derecha o centro político”, en la que la mayoría de autores que escriben es “gente cercana al PP” (ven entrevista a González Quirós en estas mismas páginas).

Sin embargo, según fuentes del Partido Popular consultadas por El Siglo, la publicación de estos Cuadernos va mucho más allá de ser un simple recopilatorio de artículos o conferencias, pues, tras la fusión de todas las fundaciones del PP –Cánovas del Castillo, Popular Iberoamericana, de Análisis y Estudios Sociales (antigua FAES), de Estudios Europeos y el Instituto de Formación Política– en la actual FAES, que preside José María Aznar y que se constituyó en noviembre de 2002, y la elección del sucesor del número uno popular, ha tocado dar forma a una corte de pensadores e intelectuales que, desde distintos puestos no siempre relacionados con el PP, nutren la inteligencia de la nueva era mariana.

Muchos de estos pensadores firman los artículos recopilados en el número 1 de Cuadernos y, aunque en el entorno del PP son muy conocidos, no ocurre lo mismo con la opinión pública, que los asocia únicamente con sus ocupaciones profesionales, generalmente del ámbito de la docencia universitaria. Es el caso de Florentino Portero, Fernando Becker, José Ignacio Wert o Charles Powell, cuyos textos se incluyen en la primera parte de la revista.

Protagonismo creciente. Poco a poco, el entorno político y mediático ha ido familiarizándose con su presencia, su firma o su opinión. Son los pensadores marianos, que, junto a los miembros del patronato de la FAES, dan cuerpo al núcleo del nuevo PP en su dimensión partidista e intelectual.

Florentino Portero, historiador y secretario del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES), es uno de los nombres que, desde que Aznar decidió apoyar al Gobierno de EE UU en su estrategia bélica en Iraq, suena con más fuerza como referente del presidente en materia de política exterior. De hecho, sus tesis atlantistas, expuestas en distintas conferencias y seminarios, como la que recoge la revista de la FAES –Estados Unidos y Europa, ante un nuevo escenario estratégico, adaptación de la conferencia Estados Unidos y la Guerra Antiterrorista. El nuevo paradigma de las relaciones internacionales–, son un fiel reflejo de los argumentos que esgrime el presidente del Gobierno en su explicación de la estrategia aliada por la que optó. Florentino Portero es uno de los analistas más solicitados en estos momentos y no es difícil verlo en televisión o escucharlo en la radio comentando momentos clave de nuestra política exterior. Así lo hizo, por ejemplo, el 7 de marzo en Radio 5 Todo Noticias (RNE), glosando la transmisión íntegra y en directo de la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, junto al portavoz popular de Asuntos Exteriores, el diplomático Gustavo de Arístegui, y el subdirector de Investigación y Análisis del Real Instituto Elcano, Rafael Bardají, otro de los puntales del pensamiento internacional del PP que escribe en el número 1 de Cuadernos el artículo “La virtud de la hegemonía americana”. El Grupo de Estudios Estratégicos (1987), presidido por el historiador Manuel Coma, que en su día se mostró públicamente partidario de apoyar a EE UU en la guerra contra Iraq, es una entidad privada e independiente que se dedica al estudio y análisis de la seguridad internacional y de la defensa.

José Ignacio Wert, ex presidente de Demoscopia, aunque es tres años mayor que el presidente del Gobierno, estudió el bachillerato, como Aznar, en el colegio de El Pilar. Son, pues, viejos conocidos. Ingresó en la UCD en 1979 y fue concejal del Ayuntamiento de Madrid en 1983, con el Partido Demócrata Popular. Sus opiniones sobre estrategias de comunicación y sus análisis electorales, de los que es un auténtico experto y sobre lo que ha publicado varias obras, nutren al Partido Popular desde fuera a partir de 1989, que decidió no concurrir a las generales de octubre, desvinculándose de la política activa.

Por su parte, Fernando Becker, ex consejero de Economía de la Junta de Castilla y León (1991-1995), ex presidente del ICO y director de Relaciones Institucionales y Comunicación Externa de Iberdrola, es íntimo amigo –fueron compañeros de colegio mayor– del actual presidente de esta región, Juan Vicente Herrera, a quien introdujo en política. Pertenece, por tanto, al círculo castellanoleonés de Aznar.

El historiador Charles Powell, hijo de madre española y padre inglés, a pesar de su doctorado por la Universidad de Oxford, es un gran estudioso de la política española, a la que dedicó su tesis, titulada La transición española a la democracia. Además, por su obra El motor del cambio. El Rey, la monarquía y la transición a la democracia, recibió el XVII Premio Espejo de España, instituido por la Editorial Planeta. Su defensa pública de la posición de Aznar ante los atentados del 11-S, la guerra de Afganistán y la de Iraq, que, entiende, son un reflejo de “absoluta coherencia y continuidad”, son de sobra conocidas. Powell ha dirigido, además, el Centro Español de Relaciones Internacionales (CERI) y ha sido director adjunto del programa de Estudios Europeos del Instituto Universitario Ortega y Gasset.

Wert, Becker y Powell han escrito para la FAES sobre “Los jóvenes de la democracia”, “La cultura de la estabilidad” y “La transición, a la luz del XXV Aniversario de la Constitución” respectivamente.

El factor Elcano. Entre la FAES y el Real Instituto Elcano que preside el ex ministro de Defensa, Eduardo Serra, los vínculos son muy estrechos. Esta entidad de Estudios Estratégicos e Internacionales está considerada el laboratorio de política internacional del PP y dentro de él brilla con luz propia una figura en alza y a la que hay que tener muy en cuenta dentro del ámbito de influencia que rodea a Mariano Rajoy. Rafael Bardají, subdirector de Investigación y Análisis del Real Instituto Elcano y fundador del Grupo de Estudios Estratégicos, ha sido uno de los ideólogos de mayor peso del presidente del Gobierno mientras se fue inclinando por una política de refuerzo del vínculo trasatlántico frente al europeo. Su artículo en Cuadernos de pensamiento político, “La virtud de la hegemonía americana”, da buena cuenta de ello. Joven y brillante, como lo definen en su entorno, Rafael L. Bardají posee un extenso currículo en política exterior y de defensa, materias sobre las que, además, ha publicado diversas obras. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, cursó estudios de especialización de seguridad y defensa en Inglaterra y EE UU. Entre 1996 y 2000 fue asesor ejecutivo de los ministros de Defensa Eduardo Serra y Federico Trillo y es miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres, del Consejo Internacional del Institute for Foreign Policy Analysis (IFPA) de Massachussets, del Comité Internacional de la Fondation pour la Recherche Stratégique de París y del Conseil Economique de la Défense, dependiente del Ministerio de Defensa francés.

Rafael Bardají, Florentino Portero y Charles Powell coinciden en el Real Instituto Elcano. Este último es investigador principal del Área de Estudios Europeos, mientras que Portero es uno de los colaboradores destacados del ámbito de investigación de este organismo. Asimismo, Manuel Coma, presidente del GEES, es investigador principal del Área de Seguridad y Defensa.

Al nuevo secretario general del PP, que se siente “cómodamente heredero de las preocupación de la España comprometida e ilustrada de Jovellanos, de Cánovas y de Ortega, y también del patriotismo de Azaña, del progresismo de Sagasta y de la ambición nacional de Cambó”, se le atribuían dos lagunas importantes cuando accedió al despacho principal de la calle Génova: una era la política exterior y la otra, la política económica. En este último terreno estará bien amparado por su amigo y ex contrincante en la carrera de la sucesión, Rodrigo Rato, y en materia internacional, aparte del intenso lanzamiento que le ha supuesto el tour europeo y americano realizado estas últimas semanas, no hay duda de que está bien arropado.

Sin embargo, los Cuadernos de la FAES abordan todos los temas que copan el actual debate político y los nombres de quienes escriben no deben pasar desapercibidos. El discurso de Gabriel Cisneros sobre la Constitución española; de Rafael Arias-Salgado sobre el Estado de las Autonomías; de Álvaro Delgado-Gal sobre cultura y libertad; de José María Beneyto sobre la Convención europea; de Xavier Pericay sobre el sentit de la cultura en Cataluña, o de José Luis Martínez López-Muñiz sobre la Constitución de Europa, entre otros, es la mejor representación de esa inteligencia mariana que intentará conducir al nuevo candidato popular a La Moncloa y que, si llega, marcará sus pasos como presidente del Gobierno. Aznar tuvo la suya.

 

 

José Luis González Quirós, director de ‘Cuadernos de Pensamiento Político’

“No somos una revista de partido”

—¿Por qué se decidió hacer una nueva revista para FAES?

—Lo normal es que una fundación como ésta, de pensamiento y estudios políticos, tenga su publicación. Es una cuestión de madurez de la propia FAES, que tenía muchas publicaciones sueltas, ha producido en estos años montones de documentos, pero carecía de una publicación periódica.

—Una nueva andadura de la FAES como macrofundación que coincide con la nueva etapa de liderazgo del PP...

—Creo que habría pasado lo mismo de haber seguido en liderazgo popular en manos de Aznar.

—¿Qué dinámica se sigue para la elección de las personas y de los textos que conforman los Cuadernos?

—Ésa es responsabilidad mía, básicamente. Pregunto a mucha gente y me reúno con algunas personas del patronato de FAES, con otras que han sido autores o que pueden serlo,... Es una dinámica bastante informal, pues no hay ningún órgano para tomar esa decisión, aparte de yo mismo.

—¿Cuáles son los aspectos comunes del pensamiento de estos autores?

—Somos una revista de orientación liberal. Nos situamos dentro de lo que se conoce como derecha, centro-derecha o centro político, da igual. Sin embargo, tampoco somos una revista de partido, pues lo que pretendemos es abrir el debate, como ha hecho siempre FAES. Es una revista de investigación, que ni va a ser portavoz de nadie ni va a sentar criterio sobre nada.

—Pues se les considera el think tank del Partido Popular...

—Ojalá sea así, pero fíjese que en este primer número sale un artículo de Shlomo Ben Ami, un ex ministro laborista de Israel. ¿Por qué no va a opinar Ben Ami, que es un buen conocedor de nuestro país, sobre “La España democrática”? A mí no me ha planteado ningún dilema que sea laborista y no conservador. En ‘Cuadernos’ pueden escribir personas de la más variada docencia, con tal de que estén en el ámbito de reflexiones que queremos abordar y su opinión nos parezca relevante. Intentaré, en la medida en que pueda, hacer una revista muy abierta; no una revista de partido en la que, para publicar en ella, se exija fidelidad a determinadas opiniones.

—Sin embargo, muchas reflexiones vertidas por pensadores que ahora aparecen en Cuadernos, las han asumido dirigentes del PP, incluso el presidente del Gobierno...

—Evidentemente, la mayor parte de los escriban en la revista, de entre todos los españoles, van a ser gente cercana al PP.

—Rechazan que Cuadernos suponga la continuidad de Nueva Revista –ésta sigue publicándose–, ¿tal vez sí lo es de Veintiuno, la extinta revista de la Fundación Canovas?

—Podría considerarse así, aunque creo que más que continuidad, es cambio, porque la materia es diferente. Cuadernos es más académica.

La herencia doctrinal, por Enric Sopena
Hemeroteca
Esta semana
Lista Temas de portada