Nº 436
13/11/00

Las prebendas del PP a sus ex altos cargos

DEL ESCAÑO A LA POLTRONA

Dejar el escaño o un alto cargo en el Gobierno por la presidencia de una empresa, pública o privada, es multiplicar el sueldo que se percibía. En esa situación se encuentran varios ex ministros y ex secretarios de Estado del PP. En muchos casos, su nuevo destino obedece básicamente a un pago político, como el nuevo presidente de Ence, Juan Ignacio Barrero, que nunca antes pisó una empresa. En otros, se trata de reconocer una trayectoria, como la de José Manuel Fernández Norniella, con décadas de experiencia empresarial.

E scasos son los méritos empresariales de buena parte de los altos cargos políticos del Partido Popular que se han pasado a la empresa. Sus nombramientos en la cúpula de compañías privadas o públicas responde, en general, más a un pago por los favores prestados (al partido, a la Administración y, a veces, a las sociedades o accionistas donde recalan) que a una trayectoria de empresa demostrada. De ahí que normalmente no se les encomiende tareas ejecutivas, sino más bien de lobby, de representación . Se tornan así más en conseguidores que en gestores.

El PP, cuando ejercía la oposición, dilapidaba las críticas contra los Gobiernos socialistas cuando retiraban a sus ex altos cargos a la presidencia de empresas públicas. Ahora, Aznar ha convertido esta práctica  —inevitable, al parecer— en un estilo propio de otros tiempos, y la ha elevado, con frecuencia, a la categoría de premio al menos preparado desde el punto de vista empresarial. 

El nombramiento del ex presidente del Senado Juan Ignacio Barrero para presidir la empresa pública Ence, lo ilustra sobradamente, mientras no se demuestre lo contrario. Que se conozca, no pisó antes una empresa, ni siquiera como consejero. Un caso muy criticado desde la oposición y desde las propias filas del PP.  Similar situación la tenía Ramón Aguirre, antes de ser elegido, el pasado mes de julio, para llevar las riendas del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El contrapunto a esos nombramientos lo ponen personas que poseían probada experiencia de gestión antes de asumir sus actuales responsabilidades empresariales. Son los casos, por ejemplo, de Pedro Argüelles Salaverría, director general de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA); José Manuel Fernández Norniella, presidente de Ebro Puleva y del Consejo Superior de Cámaras de Comercio; Rodolfo Martín Villa, presidente de Endesa y de la futura Endesa Iberdrola, y del presidente de Hispasat, Pedro Antonio Martín Marín, buen conocedor de los medios audiovisuales antes de desempeñar altos cometidos en los Gobiernos de Aznar.

Otro apartado de ex altos cargos lo constituyen los que, sin intervención aparente del Gobierno, figuran al frente de importantes empresas privadas como conseguidores más que como gestores, pues de esto último suelen carecer.  Aquí se puede citar a los ex ministros Rafael Arias-Salgado, flamante y polémico presidente de Carrefour España; al no menos rutilante presidente de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Marcelino Oreja, y al ex portavoz del Gobierno Miguel Angel  Rodríguez, que llegó a la presidencia de la multinacional de publicidad Carat sin siquiera haber realizado un cursillo sobre tal materia.

Y, por último, dentro de esta incompleta pero representativa clasificación, hay que incluir a los que salen de la Administración por sus propios pies, asumiendo responsabilidades, sin premios empresariales a la labor realizada. Desgraciadamente, en este apartado, y por lo que al PP se refiere, sólo hay uno, hasta la fecha: Manuel Pimentel, ex ministro de Trabajo, contratado por el grupo sevillano Detea como copresidente ejecutivo. Y lo ha sido no por el cargo que desempeñó, sino por méritos propios como creador y dirigente de empresas.

Estos son, por orden alfabético, los ex altos cargos del Partido Popular que en las dos últimas legislaturas han pasado del escaño a la poltrona de las empresas y continúan en ellas.

Ramón Aguirre González
Presidente del ICO

 Madrid, 3-3-1953. Economista. Dejó su escaño en el Congreso el pasado 20 de julio, cinco días después de ser nombrado por el Gobierno presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Diputado del PP por Cáceres en las últimas cuatro legislaturas (fue portavoz de las comisiones de Presupuestos y Economía, y portavoz adjunto del Grupo Popular, entre otros cargos), su experiencia bancaria se reduce a algún cargo directivo de tercer nivel.

Pedro Argüelles Salaverría
Director general de AENA 

 Madrid, 10-2-1950. Ingeniero industrial y máster en Administración de Empresas por la Universidad de Stanford (California). El pasado 21 de julio, el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, le nombró presidente del organismo autónomo Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Perteneciente a una de las tradicionales familias banqueras del país, defenestrada por Mario Conde en Banesto, fue elegido parlamentario europeo del PP en 1987 y, cuatro años más tarde, miembro de la Asamblea de la Comunidad de Madrid.

En 1996, Eduardo Serra se lo llevó consigo como director de su gabinete. Ha sido consejero director general en Asturiana de Zinc, secretario del consejo de Exploración Minera de España, socio en empresas inmobiliarias de Aravaca (Madrid) y director general de los bancos Alcalá y Granada Jerez. Lo más próximo a su cometido actual es la Gran Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco que posee.

Rafael Arias-Salgado Montalvo
Presidente de Carrefour España

 Madrid, 26-1-1942. Abogado y diplomático. Ministro de Fomento (1996-2000). El grupo francés anunció su fichaje a la Comisión Nacional del Mercado de Valores meses antes, en julio, cuando todavía Arias-Salgado no había dejado su acta de diputado, lo que materializó en septiembre. Enseguida surgieron las sospechas sobre la incompatibilidad de su nuevo cargo, la presidencia no ejecutiva de Carrefour España, efectiva desde el pasado 2 de octubre, ya que el desarrollo futuro de este grupo dependerá de las decisiones que tomen comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados por el PP.

Como ministro de Fomento en el primer Gobierno de José María Aznar, tenía competencias en materia de transportes, obras públicas y telecomunicaciones. En este campo, concedió al grupo Xfera, en vísperas de su salida del Gobierno, lo que tuvo lugar el pasado mes de abril, una licencia de telefonía móvil para operar con tecnología UMTS. Fue su última decisión política y, quizás, la más polémica.

El Siglo, en su número 434, desveló que en Xfera participaba —y participa con un 11%— Corporación Financiera Alba, el grupo inversor de la familia March. Los March, Juan y Carlos, eran importantes accionistas de Pryca, cadena de hipermercados fusionada con Continente y perteneciente a Carrefour, grupo francés del que los March poseen el 3,8%. Es decir, Arias-Salgado, siendo ministro de Fomento, conocía con toda probabilidad la presencia de los March en Xfera y, al cesar, esperaría a que le sentaran en la poltrona de Carrefour.

¿Incumplió el ex ministro la ley de incompatibilidades de 1995 que impide a los ministros y secretarios de Estado ocupar durante dos años cargos que estén relacionados con las materias o asuntos propios del cargo que ocupaban? En círculos políticos y empresariales relacionan directamente la concesión de la licencia a Xfera con el nuevo cargo de Arias-Salgado. “Si no existe incompatibilidad legal, sí la hay ética”, comenta Angel Martínez Sanjuán, portavoz del PSOE en la Comisión de Administraciones Públicas del Congreso. 

En los últimos Gobiernos de la UCD (partido del que fue secretario general), entre abril de 1979 y diciembre de 1981, ocupó las carteras de Relaciones con las Cortes, adjunto al presidente, Presidencia y Administración Territorial. Tres años muy menguados en los que apenas dejó estela de gestor. Afiliado al PP en enero de 1993, partido al que ayudó a caminar hacia el centro, ha dedicado casi 25 años de su vida a la política, desde que fundara, en 1976 y junto al fallecido Francisco Fernández Ordóñez, la Federación Social-Demócrata. Entre 1983 y 1985 ocupó la presidencia de Prosegur, su única experiencia empresarial. 

Juan Ignacio Barrero Valverde
Presidente de Ence

 Mérida (Badajoz), 29-6-1943. Abogado, fue profesor de Derecho Constitucional en la UNED. José María Aznar lo descabalgó el pasado mes de marzo de la presidencia del Senado, que ocupaba desde hacía cuatro años, para poner en su lugar a la ex ministra de Educación Esperanza Aguirre. Lo mandó de nuevo a su tierra pacense, con el objetivo de que midiera sus fuerzas, desde la presidencia del PP extremeño, ante el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Barrero, reelegido presidente del PP extremeño (el cargo lo ocupaba desde 1993) en septiembre del año pasado no dio la talla. Poco después, Rodríguez Ibarra le derrotó ampliamente en las elecciones autonómicas de 1999, lo que sentenció su carrera política, iniciada en 1983 en las filas de Alianza Popular como concejal en su ciudad natal. No obstante, Aznar le consoló, incluyéndole en la lista del PP por Badajoz en las pasadas elecciones generales.

Salió elegido diputado y le nombraron presidente de la Comisión de Infraestructuras del Congreso. Pero la mecha política de Barrero estaba agotada: abandonó el escaño a finales del pasado octubre y sus responsabilidades en el partido y le sentaron en la poltrona, sin funciones ejecutivas, de la papelera Ence, empresa pública en la que tendrá un sueldo mensual muy superior a las 800.000 pesetas (por encima de la media de los parlamentarios) que cobraba en la Cámara Baja. El buen acomodo empresarial que el propio Barrero, conocido entre sus paisanos como El niño bien de Mérida, había reclamado a su partido contrasta con su nula ejecutoria societaria.

José Manuel Fernández Norniella
Presidente de Ebro Puleva

 Oviedo, 9-10-1945. Ingeniero en Técnicas Energéticas y diplomado en Comercio Exterior y en Logística. Fue diputado (1993-1998),  miembro del Consejo de Administración de RTVE y secretario de Estado de Comercio, Turismo y Pymes entre 1996 y 1998. En noviembre de este año, el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, de quien es fiel escudero, lo catapultó a la presidencia del Consejo Superior de Cámaras de Comercio. Y, de aquí, el pasado mes de abril, a la presidencia de Azucarera Ebro Agrícolas, en proceso de fusión con Pura Leche de Vaca (Puleva). Compatibiliza ambos cargos con la vicepresidencia de la CEOE y un puesto en el Consejo de Administración de Endesa.

La experiencia empresarial anterior de quien se autodefine como “un corredor de fondo”, que “no aspira a más en su carrera profesional”, la adquirió en filiales españoles de compañías multinacionales como la estadounidense ABB (director general), BBC (gerente de compras y administraciones), Blacktone (director de fábrica), GG (director comercial) y Alfa Naval (adjunto a la dirección de aprovisionamiento). Considerado como un gestor eficaz, aunque no brillante y un trabajador infatigable, también fue vicepresidente de Aldeasa.

En 1981 entró a formar parte del aparato de Alianza Popular, aunque permaneció en la sombra hasta las elecciones de 1996. Fue Rato, al que había conocido en 1979, el que le sacó a la luz, nombrándole secretario de Estado de Comercio. Con él compartió, por encargo de Manuel Fraga, la redacción del libro Soluciones para una década, de donde emana la actual doctrina económica del PP. Para él, la política es un “trabajo efímero” y su mayor satisfacción “tener una pequeña empresa con un proyecto ilusionante”.

Isidoro Hernández-Sito GarcÍa-Blanco
Presidente de Cetarsa

 Badajoz, 15-1-1930. Agricultor. Diputado nacional desde 1989 hasta julio de 1996, en que nombrado presidente de la Compañía Española de Tabaco en Rama (Cetarsa), perteneció a la UCD, coalición por la que consiguió un escaño en las elecciones de 1977. Fue consejero de Agricultura y Comercio en la Junta preautonómica de Extremadura hasta 1982, así como presidente de Mercoguadiana y de la Cámara Agraria Local de Badajoz. Desde abril de 1997 rige los destinos de la Federación Europea de Transformadores de Tabaco. 

Pedro Antonio MartÍn Marín
Presidente de Hispasat

 Madrid, 4-7-1949. Abogado, máster en Dirección y Asesoría de Empresa por el ICADE, fue profesor ayudante de Derecho Mercantil en la Universidad Complutense. Desde el pasado mes de julio es el presidente de Hispasat, empresa de satélites que controla el Gobierno con el 29,56% del capital. Antes fue diputado por Madrid, secretario de Estado para la Comunicación desde julio de 1998 (en sustitución de Miguel Ángel Rodríguez) y secretario de Estado para el Deporte en el primer Ejecutivo de  José María Aznar, con el que mantiene excelentes relaciones.

Ingresó en el PP en el año 1995, procedente de la UCD. Trabajó en el Gabinete Técnico de Presidencia del Gobierno en 1981-82, en tiempos de Leopoldo Calvo Sotelo. Su experiencia profesional la ha desarrollado, entre 1983 y 1992, en los medios de comunicación, ocupando los puestos de secretario general de la COPE, consejero delegado de la Editorial Católica, subdirector general de Antena 3 Televisión y presidente de la Asociación de Radiodifusión Privada.

En el ámbito deportivo, fue miembro del Comité Organizador del Campeonato Mundial de Fútbol que se celebró en España y desempeñó las vicepresidencias del Real Madrid bajo el mandato de Luis de Carlos y de la Federación Española de Baloncesto. Fundó el club de baloncesto Villalba, hoy en manos del procesado Jesús Gil y Gil.

Rodolfo MartÍn Villa
Presidente de Endesa Iberdrola

 Santa María del Páramo (León), 3-10-1934. Ingeniero Industrial y funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Finanzas del Estado. Aunque no fue ministro con el PP, sí estuvo con UCD en Gobernación (1976-1979), en Administración Territorial (1980-1982) y en el Congreso de los diputados entre 1977 y 1983, a donde regresó, ya en las listas del PP por Madrid, en las elecciones de 1993, acta que renovó en 1996. José María Aznar le nombró presidente de Endesa en febrero de 1997, como pago por los servicios prestados al PP, partido en el que ingresó en 1989 y del que fue el encargado de las relaciones con las cajas de ahorros. 

Entre ambos cometidos ministeriales ocupó la presidencia de Ibercobre y, después de la victoria socialista del año 1982, fue presidente de Cellophane Española, de Unión Chimique Belge en España y de la Comisión de Control de Cajamadrid. Durante poco más de un año (1973-1974) presidió el Banco de Crédito Industrial.

Al frente de Endesa, privatizó la compañía; absorbió sus empresas participadas; adquirió, con sonoras polémicas, la eléctrica chilena Enersis, convirtiendo a Endesa en la primera eléctrica de Iberoamérica; negoció con los sindicatos una fuerte reducción de plantilla, y llevó a cabo la fusión con Iberdrola. Hábil negociador, de trato afable, tozudo cuando se empeña en algo, prudente y dialogante, dejará en 2003, si no es antes, su puesto al frente de Endesa Iberdrola al actual vicepresidente, Manuel Pizarro, que también preside la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) e Ibercaja. Será entonces, probablemente, cuando se baje del coche oficial, al que se subió cuando tenía 18 años

Marcelino Oreja Aguirre
Presidente de FCC

 Madrid, 13-2-1935. Abogado y diplomático. Al igual que Rodolfo Martín Villa, no desempeñó ninguna cartera ministerial ni otro alto cargo en el  primer Gobierno del PP, partido del que llegó a ser vicepresidente hasta la llegada de José María Aznar. Entró en el Parlamento europeo en el año 1984, y, desde 1994 hasta 1999 fue comisario de Transportes y Energía de la Unión Europea y de Relaciones Institucionales, Cultura y sector Audiovisual. Con anterioridad, ocupó los cargos de director de gabinete de Fernando Castiella, delegado del Gobierno en el País Vasco, ministro de Asuntos Exteriores, desde 1976 hasta 1980 y diputado de UCD por Guipúzcoa.

Antes de ser nombrado presidente no ejecutivo de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), en diciembre de 1999, y de acceder a los consejos de Acerinox y Repsol YPF, su experiencia empresarial se concretó en pequeños paréntesis en su vida, dedicada, esencialmente a la política y la diplomacia. Fue consejero de varias empresas, entre las que se encuentran Agromán, Portland Valderrivas y Banco Guipuzcoano. A principios de la década de los 90 presidió UCM y Northern Telecom España y, después de abandonar la CE, pasó una corta estancia en la Fundación BBV.

José Miguel OrtÍ Bordás
Presidente del Grupo ENA

 Tous (Valencia), 3-2-1938. Abogado y veterano político. En el régimen anterior fue consejero de Estado y consejero nacional de Educación. En la transición, desempeñó el puesto de subsecretario del Ministerio de Interior. En 1977 fue elegido diputado independiente. Incorporado a Alianza Popular, salió elegido diputado en 1997 y senador en la III legislatura, llegando a ocupar la vicepresidencia segunda de la Cámara Alta y la presidencia de su Comisión Constitucional.

Del Senado, donde fue el portavoz del Grupo Popular, pasó a presidir el grupo Empresa Nacional de Autopistas (ENA). La presidencia del Banco de Crédito Industrial (1973-1976) y los puestos de consejero en Transmediterránea y Standard Española (1977-1982) constituyen su única experiencia empresarial anterior. En 1976 manifestaba en el ultraderechista diario El Alcázar: “Por las figuras de Franco y José Antonio Primo de Rivera tengo un enorme respeto, del que ni me desmiento ni estoy dispuesto a desmentirme en el futuro”.

Manuel Pimentel Siles
Copresidente del Grupo Detea

 Sevilla, 1961. Ingeniero Agrónomo y licenciado en Derecho, es la excepción a la regla. Empresario antes de meterse en política (se afilió al PP en 1986 de la mano de su mentor y amigo Javier Arenas, secretario general de los populares), desempeñó los cargos de secretario general de Empleo y ministro de Trabajo y Asuntos Sociales en el primer Gobierno de José María Aznar. Ejerció, entre otros cargos, los de diputado autonómico y secretario general del PP en Andalucía.

El pasado 19 de febrero dimitió como ministro por discrepancias con el Ejecutivo en los contenidos de la Ley de Extranjería y apechugando con la responsabilidad política derivada de las irregularidades cometidas por el que fuera jefe de su Gabinete, Juan Aycart, cuando estaba en la cresta de la ola. De esta forma dio por finalizada su joven, brillante y prometedora carrera política y regresó al sector privado, en el que fundó y presidió varias empresas de ingeniería y explotación agropecuaria.

Dos meses después fue nombrado copresidente ejecutivo del grupo de ingeniería Detea, con sede en Sevilla. Recientemente publicó su primera novela, Peña Laja (Editorial Planeta), un texto de intriga y misterio que se adentra en los terrenos del genoma humano, la biotecnología, la ingeniería genética y la paleontología.

Miguel RamÍrez González
Presidente de Mercasa

 Albacete, 1943. Licenciado en Derecho y experto en legislación agraria y alimentaria de la Unión Europea, accedió a la presidencia ejecutiva de la Empresa Nacional Mercasa en junio de 1996, tras la victoria electoral del PP, sin ninguna experiencia empresarial anterior. También preside la Unión Mundial de Mercados Mayoristas. Funcionario público, durante una década (1986-1996) fue portavoz de Agricultura del Grupo Popular en el Congreso. Con anterioridad, ocupó la Secretaría General de Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG).  

Miguel Ángel Rodríguez Bajón
Presidente de Carat España

 Valladolid, 21-1-1964. Licenciado en Filología Hispánica y periodista. Fue portavoz del Gobierno y secretario de Estado de Comunicación (1966-1998). Antes había desempeñado los cargos de portavoz de la Junta de Castilla y León (1987-1989), con José María Aznar de presidente; director de la Oficina de Información del PP (1990-95) y director de comunicación del mismo partido (1995-96). Fue uno de los artífices de la creación del grupo mediático del Gobierno del PP, materializado en Telefónica Media, en el que aún deambula.

Su aterrizaje en noviembre de 1998 en la multinacional Carat, la segunda central de compras de publicidad de España, cuatro meses después de su salida de La Moncloa, solicitada desde el propio Gobierno y el PP, fue muy criticado en ámbitos políticos, sindicales y empresariales. Aunque legalmente no tenía por qué esperar los dos años que marca la ley de incompatibilidades de altos cargos, entre el puesto que desempeñaba y la publicidad hay muchos guiños, cuando no complicidad manifiesta.

Además de ser el propietario de la productora Splenders Ibérica (suministra programas a Antena 3 Televisión que él mismo escribe) y autor de novelas (ya ha escrito cuatro), es el responsable para España del portal de Internet Alo.com, creado por ex accionistas de Televisa, el emporio de comunicación mexicana que fundara Emilio Azcárraga. La suficiencia y arrogancia que le adorna, no sólo se refleja en sus comportamientos. Días después de sentarse en la poltrona de Carat declaraba a La Vanguardia: “Es ahora cuando empiezo a volar”.

Eduardo Serra
Presidente de UBS Warburg España

 Madrid, 19-12-1946. Abogado del Estado. Ministro de Defensa en el primer Gobierno de Aznar (1996-mayo 2000) y responsable en España del banco de inversiones UBS Warburg desde el pasado 27 de octubre. En el ministerio ocupó, entre 1982 y 1987, con Gobiernos socialistas, los cargos de subsecretario y secretario de Estado. Antes, en 1977, ocupó la jefatura del gabinete del Ministerio de Industria y Energía y tuvo altas responsabilidades en el INI y en la Fundación Ayuda contra la Drogadicción, que presidió.

El período 1987-1996 lo pasó en la empresa privada: fue presidente de Telettra España, de INCIPE, de la constructora Cubiertas y MZOV, de Peugeot Talbot España y de Airtel Móvil. En la actualidad, y desde el pasado 8 de junio, también preside el Patronato del Museo del Prado. Este hombre elegante, conciliador y buen gestor, al que no se le conoce militancia política alguna, a pesar de haber estado en tres Gobiernos de distintos colores (UCD, PSOE y PP), se destapaba en mayo de 1999: “Muchos en este país vivimos de nuestro honor”.                                              

Hemeroteca Inicio