Nº 406
20/3/2000

Fomento concede 10 licencias de radio digital

SUMA Y SIGUE PARA LOS MEDIOS

DEL GOBIERNO

 

 

  • La mayoría de las licencias han ido a parar a Telefónica o a grupos cercanos a la línea del gobierno

  • Europa FM y Grupo Zeta han anunciado su intención de recurrir el concurso de la radio digital

  • Los expertos estiman entre 20.000 y 30.ooo millones la inversión necesaria para montar una digital
La polémica se ha desatado tras conocerse el resultado del último concurso de adjudicación de licencias de ámbito nacional para la radio digital, una nueva tecnología con grandes posibilidades de negocio. La resolución del Consejo de Ministros favorece claramente a medios afines al Gobierno, como Telefónica o Prensa Española, marginando a otros grupos independientes.

Fermín NÚÑEZ

Con dos meses de retraso sobre el tiempo previsto y a dos días de las elecciones generales, el pasado día 10 de marzo el Consejo de Ministros dio el pistoletazo de salida a la revolución digital en los medios de comunicación, otorgando 10 licencias de radiodifusión digital privada de ámbito nacional por redes multifrecuencia (con desconexiones territoriales) y convocando un concurso para la concesión de otras dos de televisión digital terrestre y dos más de radio digital. Esta resolución supone un paso más en la liberalización más importante de las comunicaciones en España, ya que la irrupción de nuevas tecnologías digitales aplicadas al campo de los medios de comunicación audiovisual supondrá en unos años el salto cualitativo de mayor trascendencia de los últimos tiempos. El cambio afectará, según los expertos, no sólo al aspecto técnico de las retransmisiones, sino también a los contenidos y la metodología de elaboración de las informaciones.

Como ya ocurrió en el último concurso nacional de licencias de radio convencional, el concurso se ha resuelto con gran polémica. De las 15 empresas aspirantes, las tres principa[es cadenas en cuanto a audiencia: Ser, Cope y Onda Cero (3,9, 2,4 y 1,5 millones de oyentes respectivamente, según los últimos datos del EGM) junto al periodista Luis del Olmo, habían solicitado dos licencias cada una. Se les ha concedido una. La medida es aún más esciarecedora si tenemos en cuenta las cifras de facturación de estas empresas en 1998: la Ser, más de 28.000 millones; la Cope, 17.735; Onda Cero, 12.042, y la demás, 8.800.

Sin embargo, cuatro de las emisoras concedidas van a parar a grupos de comunicación novatos en el tema de la radio (Recoletos, Unedisa, Onda Digital y Prensa Española) y algunos de los que sí tienen experiencia (Radio Blanca, Europa FM), se han quedado sin permiso. Pero no es esto lo más grave: en el dictamen del Consejo de Ministros, Fomento proclamaba que la adjudicación del concurso `permitirá un mayor pluralismo informativo y ampliará la libertad de elección del ciudadano". Lo cierto es que, tal y como ha ocurrido en anteriores concesiones de las FM convencionales, el ministro Arias‑Salgado ha barrido para casa.

El Gobierno barre para casa. La mayoría de las autorizaciones han ido a empresas que tienen que ver directa o indirectamente con Telefónica, la operadora que preside Juan Villalonga, o con otros grupos de comunicación cercanos a la línea del Gobierno. Por ejemplo, Unipres, SA (Onda Cero) es 100% propiedad de Telefónica y Unión Ibérica de Radio, SA‑Radio España tiene pendiente un acuerdo con la operadora mediante el cual Telefónica le compraría un 30%. EL SIGLO, en su reportaje jugada de Telefónica para conseguir más emisoras (no 391, del 29 de noviembre al 5 de diciembre de 1999), informaba que este acuerdo entre ambas empresas se había retrasado precisamente hasta después de la resolución del concurso de la radio digital, con el fin de que así Telefónica pudiera obtener el control sobré la licencia de Radio España sin levantar sospechas de favoritismo en las concesiones. Además Telefónica tiene participación, a 1 través de su 5% en el Grupo Pearson en otras dos empresas adjudicatarias de licencias de radio digital: Recoletós, Cartera de Inversiones y Unedisa Comunicaciones, SL. Pearson tiene e 96,4% del Grupo Recoletos y éste a su vez el 30% de Unedísa, SL (editora del diario El Mundo). Por si fuera poco, Onda Cero, la radio de Telefónica, tiene un acuerdo de asocíacíón con Onda Rambla, propiedad del periodista Luis del Olmo, a quien Fomento también ha adjudicado una licencia (la concedida a Sociedad de Radio Digital Terrenal, SA, compuesta también, entre otros, por la editorial Planeta, Catalana Occidente, Grupo Nutrexpa y Grupo Puig).

Así, por tanto, tras el intento fallido de formar un grupo de radio convencional capaz de hacer sombra a la Ser, Vilialonga se ha asegurado el negocio de la radio digital, continuando con su línea empresarial de apuesta por las nuevas tecnologias.

En el grupo de otros concesionarios de línea gubernamental se encuentran Radio Popular, SA (la cadena Cope, controlada por la Conferencia Episcopal), Prensa Española (lá empresa editora del Abc que preside Nemesio Fernández Cuesta) y Onda Digital (participada mayoritariamente por Retevisión, ' la empresa que controla, con un 28%, el presidente de la eléctrica Endesa, Rodolfo Martin Villa, ex diputado y ex miembro de la dirección del PP). Onda Digital, llamada desde el pasado mes de febrero Quiero Televisión, SA, obtuvo ya el año pasado una licencia para la explotación de 14 canales de televisión digital terrestre y la Comunidad de Madrid le concedió otro de ámbito autonómico.

De todas ellas la más beneficiada ha sido Prensa Española, que tiene una participación del 5% en la cadena Cope y una opción de compra de Onda ,Digital (Quiero Televisión) de otro 5% (aún no saldada). De esta manera la editora del Abc, además de su licencia por Prensa Española de Radio por Ondas, participará de los beneficios de las otras dos empresas adjudicatarias.

Además de a Rodolfo Martín Villa, el Gobierno ha sabido premiar también con una licencia los servicios prestados por otro ex colaborador. Julio Aríza, el presidente de Radio Intereconomía (Sauzal 66, SL) fue diputado por el PP en el Parlamento catalán. Ariza y sus socios compraron la cadena hace tres años por 80 millones. En la actualidad, Radio Intereconomia dispone sólo de una emisora en Madrid y ha llevado sus contenidos especializados en el terreno económico a Buenos Aires, en donde tiene un acuerdo de asociación con una cadena local.

Del otro lado, el único concesionario que no comparte la línea editorial progubernamental es Sociedad Española de Radiodifusión (cadena Ser), perteneciente al Grupo Prisa, presidido por Jesús de Polanco.

Cinco aspirantes se han quedado sin licencia (había 15 concursantes). El Grupo Zeta, presidido por el que fuera presidente de Antena 3 TV, Antonio Asensio, que había acometido el objetivo de formar un gran grupo radiofónico (Grupo Zeta Radio, SL) tras haber obtenido de las comunidades autónomas una docena de emisoras de FM, que todavía no están operativas. Medipres, SA (Europa FM), empresa formada por 42 emisoras y presidida por Francisco Gayá, que tenía un acuerdo de asociación con Onda Cero y era una de las tres que desde hace un año venían realizando emisiones experientales del nuevo sistema dentro de[Foro de la Radio Digital. Gestión de Programación Audiovisual (Grupo Ono), empresa presidida por Eugenio Galdón, propietario también de la empresa Ma~ dritel. Ono y Madritel tienen importantes intereses en la televisión por cable, otro negocio que está empezando a despuntar en nuestro país. Corporación de Medios de Comunicación, SA (empresa formada por el Grupo Correo y Tele 5) y C.R.B. Digital, SA (Radio Blanca), empresa presidida por Blas Herrero, antiguo vicepresidente de Onda Cero, que llegó recientemente a un acuerdo para asociar sus emisoras a Radio España (una de las que sí han obtenido licencia).

junto a las licencias de ámbito nacional concedidas por el Ministerio de Fomento, el Gobierno ha previsto un cupo de frecuencias destinadas a cada comunidad autónoma que serán concedidas por los diferentes Gobiernos autonómicos. Como en las de ámbito nacional, la ley ha previsto también un total de seis frecuencias regionales destinadas a los entes públicos de cada comunidad. El desarrollo de los concursos autonómicos de licencias privadas aún está, por decirlo de alguna manera, en pañales. Sólo la Comunidad Valenciana ha anunciado la apertura de un concurso dentro de varias,semanas. Valencia entregará seis frecuencias de carácter privado y seis públicas. El resto de las comunidades no han hecho públicas aún las fechas de sus concursos.

Reacciones críticas. El concurso die la radio digital, como por desgracia viene siendo frecuente en este tipo de convocatorias, no ha quedado exento de polémica. De hecho, ya había suscitado críticas desde antes incluso de resolverse. El Foro de la Radio Digital, entidad formada por las empresas aspirantes, destacó el pasado verano la excesiva premura que se estaba dando el Gobierno para la implantación en España de la radio digita.l (de la que nuestro país va a ser uno de los pioneros en Europa).

Visto el panorama final de las concesiones, las críticas tampoco se han hecho esperar ahora. En primer lugar, dos de las empresas que no han conseguido licencia, Europa FM y Grupo Zeta, han anunciado ya su intención de recurrir el concurso. Portavoces de la empresa dirigida por Antonio Asensio han declarado que su oferta reunía "todos los requisitos necesaricis" para obtener una licencia, y se considera ¡/muy por encima de otros competidores afortunados en el reparto". Afirman además que el Ejecutivo se ha asegurado "el respaldo de grupos de comunicación afines a un proyecto político que no cree en la información amplia y plural". Francisco Gayá, de Europa FM, también se ha mostrado critico: además de anunciar que agotará todos los cauces legales en su recurso, ha hecho públicos anuncios en prensa y radio mostrando su descontento.

El Grupo Correo y el Grupo Ono no han querido hacer de momento ninguna declaración sobre el resultado de¡ concurso, ni han anunciado tampoco si lo recurrirán. Tampoco Blas Herrero ha realizado declaraciones, de momento.

De donde sí han llegado críticas ha sido del PSOE. Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario socialista de Relaciones con los Medios, ha afirmado que la decisión del Consejo de Ministros ha ido destinada a "dar más radios a los amigos de Aznar". Rubalcaba ha calificado la adjudicación de "nueva cacicada" y piensa que se ha castigado a los "grupos independientes".

El Ministerio de Fomento no ha dado respuesta oficial a estas críticas y sus portavoces se limitan a afirmar que la mesa de contratación ha actuado correctamente y que la polémica es lógica en este tipo de concursos.

Asensio y Polanco, castigados. Desde que en 1997 el Gobierno obligara a Antonio Asensio a deshacerse de Antena 3 TV (la emisora que acabaría en manos de Telefónica) y fuera amenazado incluso con la cárcel por el entonces portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Rodríguez, el empresario ha sido un auténtico apestado de¡ Gobierno Aznar. La negación de la licencia de radio digital es sólo el último capítulo de sus desavenencias y supone un auténtico jarro de agua fría para el Grupo Zeta, que estaba sumergido en el ambicioso proyecto de construir un importante grupo radiofónico con las licencias obtenidas en anteriores con cursos autonómicos de la FM convencional.

Para el presidente de Prisa, Jesús de Polanco, el resultado del concurso no ha sido menos traumático: la cadena Ser, que lleva años siendo líder en audiencia y presupuesto a considerable distancia de las demás, se tendrá que conformar con una sola licencia de las dos solicitadas frente a todas las concedidas a los grupos afines al Gobierno. Pero para Polanco no acaba aquí la desgracia. Porque ha sido en otra de las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros del pasado día lo, la renovación por otros 10 años de la licencia de emisión de las televisiones privadas Antena 3 TV, Tele 5 y Canal Plus, en donde el empresario ha encajado el mayor golpe. Fomento ha dado un plazo de dos años a las cadenas para empezar a emitir en sistema digital y ha recomendado acabar con el sistema analógico actual en un plazo de 10 años, al tiempo que anunciaba un nuevo concurso para la adjudicación de dos nuevos canales de televisión digital terrestre, que se convocará en junio y se fallará en diciembre. El golpe ha venido con el anuncio de que no podrán acceder a dicho concurso los canales que ya posean una licencia. De esta manera, se hace añicos de momento uno de los sueños de Polanco: el de emitir en abierto. Canal Plus, el negocio que más beneficios reporta a Prisa, tendrá que seguir siendo de pago. Antena 3 TV y Tele 5 tampoco han quedado satisfechos con el anuncio, ya que consideran que supone abrir demasiado pronto a la competencia un mercado en el que no hay sitio para todos.

Salto cualitativo. Pese a ser más cara que la radio analógica, la radio digital contiene una serie de características que la diferencian sustancialmente de la tecnología de radiodifusión convencional. En primer lugar, la nueva radio se caracteriza por su elevada calidad de sonido (similar al de un disco compacto), su gran inmunidad ante el ruido y las interferencias y su flexibilidad de recepción, que permite eliminar las molestas interferencias típicas de cuando se desplaza el aparato receptor.

   La radio digital no sólo mejora la calidad  de señal, sino también la cantidad, ya que en un menor espacio entre frecuencias se podrá disponer de mayor número de programas. La cantidad de información podrá aumentar también gracias a la posibilidad de incorporar a la señal numerosos servicios adicionales de datos (como sistema GPS de localización, envío de gráficos, mapas meteorológicos o de tráfico, televenta, etc.) a los que no podrá dedicarse más de un 20% de la capacidad total de retransmisión.

Otro paso importante que repercutirá sin duda no sólo en los contenidos, sino también en la manera de hacer radio, es la posibilidad de que un programa sea emitido a través de la misma frecuencia para todo el territorio nacional sin que haya interferencias mutuas. Esto acabará con las desconexiones territoriales que tiene que realizar la tecnología convencional (que utiliza redes multifrecuencia). Aunque la radio digital también se retransmitirá de momento por redes multifrecuencia (este concurso ha autorizado licencias para estas redes similares a las actuales).

Aunque presenta ventajas, no está previsto que, como en el caso de la televisión digital terrestre, la radio digital acabe en unos años con la analógica. La nueva tecnología aprovechará gran parte de las infraestructuras existentes, tanto en la transmisión (instalaciones, equipos y antenas emisoras) como en la recepción (antenas colectivas), aunque requerirá el uso de aparatos receptores digitales, cuyo precio estimado comenzará siendo elevando (actualmente cuesta unas 172.000 pesetas, según el secretario de la junta directiva del Foro de la Radio Digital, Alfonso Ruiz de Assín) para ir disminuyendo paulatinamente hasta llegar a lo que cuesta hoy en día un aparato de radio normal (el plazo barajado para que esto ocurra es de unos cinco año!).

Para el establecimiento de las infraestructuras de la red digital de radio en los plazos marcados por el Gobierno hará falta además invertir unos importantes dividendos, que en el caso de alguna de las concesionarias de licencia va a ser difícil puedan enfrentar sin la ayuda de otros inversores. Esto aumenta aún más el peligro de alianzas y fusiones, que es probable sigan fraguándose entre las empresas adjudicatarias. Según Ruiz de Assín, la inversión necesaria para el desarrollo de las nuevas emisoras oscilará entre los 20.000 y los 30.000 millones de pesetas, dependiendo de si se trata de radios que cuentan ya con cierta infraestructura o de si son empresas que empiezan. Ruiz de Assín ha afirmado además que las emisiones digitales aumentarán el coste de producción en un 30% sobre el de las analógicas.

UN REPARTO CADA VEZ MENOS PLURAL

CON LICENCIA

ONDA DIGITAL (Onda Digital)

RADIO POPULAR, SA (cadena Cope)

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE RADIODIFUSION (Ser)

SAUZAL 66, SL (Radio Intereconomía)

UNIPRES, SA (Onda Cero)

UNIóN IBÉRICA DE RADIO, SA (Radio España)

UNEDISA COMUNICACIONES, SL (El Mundo)

RECOLETOS CARTERA DE INVERSIONES (Grupo Recoletos)

SOCIEDAD DE RADIO DIGITAL TERRENAL (Onda Rambla y Editorial Planeta, entre otros)

PRENSA ESPAÑOLA DE RADIO POR ONDAS (Abc)

SIN LICENCIA

GRUPO ZETA RADIO (Grupo Zeta)

GESTIÓN DE PROGRAMACIóN AUDIOVISUAL (Grupo Ono)

CORPORACION DE MEDIOS DE COMUNICACION (Grupo Correo, Tele 5)

MEDIPRES, SA (Europa FM‑Grupo Gayá),

C.IRS. DIGITAL, SA (Radio Blanca)

FUENTE: INFORME DEL CONSEJO DE MINISTROS. 10 DE MARZO DE 2000. MINISTERIO DE FOMENTO.

Hemeroteca Esta semana