Tribuna / Graciano Palomo Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1290. 18  de abril   de 2019

- - --

 

 


Tribuna / Graciano Palomo

Y el dinero, ¿qué dice?

EUROPA PRESS

Tengo para mí que entre los poderes económicos organizados la gran preocupación es dejar fuera al podemita. No porque les inquieten las medidas que eventualmente podría tomar en un gobierno de coalición, sino por la imagen que se podría transmitir a Europa y al resto del mundo inversor. El dinero lo que quiere o anhela es un gobierno PSOE/Ciudadanos, ya que no parece que sea posible el tripartito de la derecha

Ya quedan escasos días para saber cuál es la decisión soberana del pueblo español para los próximos cuatro años; quizá, dos, nunca se sabe después de que en 2015 saltara por los aires el ‘statu quo’ político que se inauguró al comienzo de la Transición y que convenimos en llamar “bipartidismo imperfecto”.

Se hacen cábalas de todo tipo. Meras cábalas. Porque con un 41 por ciento de indecisos (aunque sea un 30 por ciento del censo ya invalida cualquier sondeo) no hay manera de saber qué resultado producirán las urnas el día 28 de abril 2019. Sólo parece una cosa asegurada: que el PSOE de Pedro Sánchez será el partido más votado, entre otras cosas, porque el ‘default’ de Podemos –que en su día condujo a los socialistas al peor resultado de toda su historia democrática– le permite recuperar votos a marchas forzadas dentro de la izquierda española.

Cosa distinta será que pueda formar gobierno con Pablo Iglesias. Tengo para mí que entre los poderes económicos organizados –que existen, vayan si existen– la gran preocupación es dejar fuera al podemita. No porque les inquieten las medidas que eventualmente podría tomar en un gobierno de coalición, no (ya tenemos experiencia de lo que han hecho en ayuntamientos y el ejemplo cercano de Grecia con Tsipras), sino por la imagen que se podría transmitir a Europa y al resto del mundo inversor. El dinero lo que quiere o anhela es un gobierno PSOE/Ciudadanos, ya que no parece que sea posible el tripartito de la derecha.

¡Vamos a ver y comprobar si, en efecto, tienen tanta fuerza fáctica como denuncia Iglesias!

A Vox le hacen la campaña

Kiko Méndez Monasterio, factótum mediático cerca de Santiago Abascal, dice que tienen la tentación de quedarse en casa y dejar que llegue el día de las elecciones. Porque, en efecto, unos y otros, la derecha moderada y el izquierdismo radical, le están haciendo la campaña a esa derecha. Iglesias y los secesionistas porque avivan el sentimiento españolista hasta el paroxismo y PP y Ciudadanos porque, al menos, en el primer bloque de la campaña no están dando ni una a… derechas.
Las grandes cadenas de televisión –TVE ya no es grande pero también– no tienen ya reparo alguno en mostrar a los principales líderes de Vox y darles cuartelillo. Uno de ellos, quizá el más agresivo y desinhibido, Iván Espinosa de los Monteros (hijo del que fue alto cargo con Mariano Rajoy), hasta se permite chistear con esos canales y llegado el caso mandarles al carajo. Son así; para eso han llegado.

Lo de Casado

Dicen que tiene algunos (muchos) cabreados que antes lo fueron todo en el Partido Popular. No es, desde luego, Mariano Rajoy, que fiel a su estilo aguanta, traga y trabaja en lo que le piden. No creo que se quede en los 70 diputados que vaticinan algunos sondeos –sería perder la mitad de escaños que le dejó el anterior presidente– pero si fuera así, ¿qué pasaría? ¿Podría aguantar con ese magro resultado? Difícilmente porque esos 70 asientos en el Congreso de los Diputados le dejarían en una situación política de extrema debilidad.

Está por ver, aunque Vox le está desangrando en muchos caladeros históricamente del partido que en su día ya lejano fundara Manuel Fraga, cuyo techo histórico no es mala meta de cara al 28-A.

Iglesias y el Mistol

Dicen que nunca estuvo tan lejos de obtener un buen resultado electoral pero al mismo tiempo tan cerca de tocar pelo gubernamental. Iglesias, consciente de que Sánchez le está comiendo la tostada, saca el tarro de las esencias y recuerda que es un pobre de solemnidad, algo que choca con su Galapagar. No sabía que el detergente de cocina Mistol era cosa de pobres y Fairy cosa de ricos.

¡Cosas de don Pablo!

 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

   

 

 

Firma:

Periodista y diplomado en Derecho. Fue director de Información de la agencia EFE y cronista parlamentario de Europa Press, subdirector de El Independiente y redactor-jefe del semanario Tiempo. Durante 37 años ha ejercido ininterrumpidamente el Periodismo en los más importantes medios nacionales y ha sido director de Relaciones Institucionales y de Comunicación en dos de las más importantes multinacionales españolas. Ha escrito catorce libros y actualmente colbora en distintos medios y ejerce como comentarista en TVE, Cuatro, Telemadrid, 13TV o RNE.

-

-