¿Encuestas crudas o cocinadas? Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1284. 8  de marzo de 2019

- - --

Política / Manuel Capilla


¿Encuestas crudas o cocinadas?

El pulso Tezanos-Michavila, la otra batalla del 28-A

En un escenario marcado por la volatilidad electoral y la fragmentación del voto, las encuestas están cobrando un valor fundamental de cara al 28-A. Son el mapa con el que los partidos tratan de orientarse en una campaña impredecible y marcada por el polémico CIS de José Félix Tezanos, al que le han llovido las críticas por haber cambiado metodologías y haber prescindido de la famosa ‘cocina’. El presidente de GAD 3 y gurú electoral de la derecha, Narciso Michavila, ha liderado la ‘rebelión’ contra un Tezanos hacia el que, a pesar de todo, se dirigen todas las miradas. Y es que es su CIS quien sigue disponiendo de las mejores herramientas para iluminar unos comicios cuyos resultados pueden depender de unos pocos miles de votos.

    
José Félix Tezanos y Narciso Michavila han llevado la batalla PSOE-PP a las encuestas. / EP / EP

Por un solo escaño. Así se resolvieron las elecciones generales de octubre de 1989. Tras varios recursos presentados por IU, basados en supuestas irregularidades en la provincia de Murcia, el Constitucional terminó dando la razón al PSOE y concediéndole el último diputado que le faltaba para tener mayoría absoluta en el Congreso. Y no faltan expertos en análisis electoral y sociólogos que ya se preparan para un escenario parecido el 28-A, en el que el resultado va a depender de unos pocos miles de votos en las provincias clave, las que reparten entre cuatro y siete escaños. De momento, sólo hay dos certezas: que la participación va a ser bastante alta -probablemente por encima del 69% de diciembre de 2015 y superior, con certeza, al 66% de junio de 2016- y que la fuerza más votada va a ser el PSOE de Pedro Sánchez.

En este escenario, en el que las encuestas crean opinión casi en la misma medida en que la recogen, la batalla política se ha trasladado a los sondeos con dos protagonistas principales: José Félix Tezanos, el histórico socialista que asumió la dirección del CIS el pasado verano, y Narciso Michavila, el principal referente sociológico de la derecha, que ha puesto cara al estupor en la profesión por el modus operandi del CIS. Uno de los principales expertos en análisis electoral de España explica a El Siglo que, “aunque no hay debate sobre que sus datos siguen siendo los mejores, ya que sus tablas son las más grandes y sus encuestadores siguen siendo los mismos”, efectivamente “el CIS ha perdido credibilidad”. En su opinión, Tezanos y su equipo han creado un “clima favorable” al PSOE, publicando sus sondeos de intención de voto mensualmente –en lugar de cuatrimestralmente, como se hizo tradicionalmente-, y con una forma de presentar los datos que favorece a los socialistas.  

“Lo peor de la irrupción de Tezanos en el CIS”, explica uno de los expertos electorales de Unidos Podemos, con muchos años de experiencia a sus espaldas, “es que ha quebrado la serie histórica”. “Por ejemplo”, continúa, “nos dejó varios meses sin preguntar por el trabajo del Gobierno y de la oposición”. Sin embargo, explica este experto, ha añadido elementos interesantes, como las preguntas sobre quién podría hacerlo mejor, si un gobierno de PP, C’s o Unidos Podemos.  Y aunque “las críticas de Michavila pueden tener una carga partidaria”, Tezanos ha entrado como elefante en cacharrería en una institución que desde el mes pasado habría vuelto a encontrar cierta estabilidad. Ahora el CIS  señala claramente que no hace una proyección de voto, sino que simplemente traslada la intención directa al porcentaje total de votantes.

Los vaivenes del ‘método Tezanos’

Ya en el sondeo publicado en septiembre, el CIS publicó una nota explicando el nuevo método que utilizaba, dejando de ‘cocinar’ los datos que recababa entre sus encuestados y rompiendo una tradición de dos décadas. Hasta la llegada de Tezanos se publicaban dos resultados: la intención de voto directa —lo que responde espontáneamente el encuestado al ser preguntado— y la estimación de voto, salida de la ‘cocina’, cuyo método estadístico no se conocía con exactitud pero que se basaba en variables como el recuerdo de voto y la simpatía, además de la intención de voto directa que declaraban los encuestados.

En noviembre, el CIS volvió a cocinar. A dos semanas de las andaluzas, volvió a hacer proyección de voto. Tezanos, teniendo que elegir entre desdecirse y presentar una encuesta en la que el resultado pudiera alejarse de la realidad, prefirió lo primero. Se volvió a recurrir al recuerdo de voto, entre otras variables. Así, aunque la derecha política y mediática ha aprovechado para atizarle por esa encuesta que el CIS publicó a dos semanas de las andaluzas, lo cierto es que sus proyecciones eran similares a las encuestas aparecidas en esas fechas en medios como ABC –elaborada por GAD 3, por cierto- y La Razón. En ese momento, en torno al 20 de noviembre, en el arranque de la campaña, los sondeos vaticinaban que PSOE de Susana Díaz podría gobernar con Adelante Andalucía o con Ciudadanos y que Vox podría conseguir un diputado. Ya fue después, el mismo 2 de diciembre, cuando GAD 3 clavó los resultados en sondeo para ABC. Sin embargo, en enero, el CIS ha vuelto a abandonar la cocina en sus sondeos.

-A Tezanos le han salido aliados inesperados, como Pedro Arriola, sociólogo de cabecera del aznarismo y el marianismo. / EP

 

Y a pesar de todo… acierta  

“En comparación con Tezanos, Trump y Putin son unos principiantes elaborando ‘fake news’. Lo que estamos viviendo con el CIS en España no lo hemos vivido nunca con ningún gobierno anterior y no pasa en ningún país del mundo”. Así se expresaba Narciso Michavila, presidente de GAD 3, hace pocos días en la COPE, nada más conocerse la última entrega del CIS. Su opinión no es baladí, porque en los círculos políticos y mediáticos se le señala como uno de los analistas más atinados a la hora de trazar los movimientos de fondo entre la opinión pública española. GAD 3 puede presumir de que fue casi la única firma que previó, en junio de 2014, que Podemos iba a conseguir representación en las europeas de 2014. Y en diciembre, GAD 3 fue también quien previó la irrupción de Vox en el parlamento andaluz. Eso sí, con un sondeo realizado al cierre de una campaña que puso el mapa político andaluz patas arriba.

Sin embargo, a pesar de tirar con bala contra el CIS de José Félix Tezanos desde hace ya meses, ahora Michavila le viene a dar la razón, en cierta medida. Y es que según expresaba esta misma semana en una entrevista en esRadio, hay varias razones para que la derecha se preocupe, porque efectivamente, el PSOE se está disparando. Tanto es así que los socialistas podrían ser el partido más votado en un feudo popular como la Comunidad de Madrid, con cerca del 30%, entre otras cosas porque ahora los votantes de izquierdas sí que estarían muy movilizados, a diferencia de lo que ocurrió en Andalucía. “Si antes decía que iba a haber más votos de Vox, PP y Ciudadanos que de el Partido Socialista y Unidos Podemos, ya no lo puedo afirmar. Y sí puedo afirmar que el partido con más votos y con más escaños va a ser el Partido Socialista”, afirma Michavila.

No hay que olvidar que los vínculos de Michavila con el PP son muy estrechos. Este doctor en sociología y comandante de artillería en excendencia es hermano del exministro José María Michavila y de Ana Michavila, jefa de gabinete de Francisco Camps. Entre 1999 y 2004, todavía con Aznar como presidente, fue responsable de opinión pública y proyectos estadísticos del Ejército de Tierra. Y ya con José Bono en Defensa, fue analista principal del Instituto Español de Estudios Estratégicos, dependiente del ministerio, entre 2004 y 2006. Michavila es, además, amigo de Mariano Rajoy desde hace años y llegó a desplazar en parte a Pedro Arriola como sociólogo de cabecera de la Moncloa marianista tras las europeas de 2014. Fue tras esos comicios cuando Arriola despreció la irrupción de Podemos –utilizó la palabra “frikis” para definirlos– y defendió la vigencia del bipartidismo PSOE-PP. Ahora su prestigio es tal que GAD 3 es una de las encuestadoras que contratan habitualmente los cuatro principales partidos españoles.

Mientras, Tezanos ha estado vinculado al PSOE desde principios de los años 70. Estuvo encuadrado en la corriente guerrista, ha formado parte de su cúpula en diversos cargos y etapas y estaba en su Ejecutiva hasta el pasado verano, cuando Sánchez le entregó los mandos del CIS. De hecho, en ese momento, hubo que convencerle de abandonar la ejecutiva del partido, porque él tenía intención de compaginar los dos puestos. Catedrático de Sociología en la Universidad de Santiago de Compostela, llegaba a la presidencia del CIS con un currículum acreditado, pero sus cambios de criterio a la hora de presentar los datos de los sondeos han levantado ampollas en toda la profesión.

Tezanos y Michavila tuvieron ocasión de contraponer sus visiones antagónicas a mediados del pasado mes de diciembre, cuando coincidieron en un debate para analizar lo ocurrido en las elecciones andaluzas. “José Félix, hacéis la peor de las cocinas”, le espetó Michavila al presidente del CIS. Tezanos había despreciado los aciertos de Michavila en la noche de las elecciones porque “acertar cuando se ha votado es solo un ejercicio de narcisismo”.

Las críticas hacia Tezanos han sido de tal calibre que hasta Pedro Arriola, sociólogo de cabecera tanto de Rajoy como de José María Aznar durante sus estancias en la Moncloa ha salido en su defensa. Arriola afirmaba hace pocos días que: “yo pongo la mano en el fuego por Tezanos, a quien conozco desde hace treinta años, no se merece lo que le están haciendo. Quizás se metió en un jardín por intentar explicar demasiadas cosas”. El tiempo pone a cada uno en su sitio.

La ya exdiputada de Unidos Podemos está en el grupo de expertos creado por el CIS. / EP

Tezanos cuenta con Bescansa

A fuerza de polémica, Tezanos ha decido crear un grupo de expertos para estudiar nuevas propuestas de fórmulas de estimación de voto. Un grupo del que formará parte la ex diputada de Podemos Carolina Bescansa a instancia de la Universidad Complutense de Madrid. Ahora que parece que su carrera política toca a su fin, tras haber intentado liderar Podemos en Galicia y descubrirse su intención de disputarle la secretaría general a Pablo Iglesias apoyándose en Iñigo Errejón, esta doctora en Ciencia Política y Sociología va a ser una de los 27 catedráticos y expertos reclutados por Tezanos, a propuesta de varias universidades y firmas privadas demoscópicas, desde GAD 3 a Metroscopia. Tezanos quiere poner paz así en un sector en pie de guerra por las decisiones que ha tomado al frente del CIS.

En una reciente entrevista con El Español, Bescansa explicaba que Tezanos “cometió un error muy grande, que es modificar el método de estimación sin anunciarlo a bombo y platillo”. “Y era muy fácil, era decir: no vamos a hacer cocina”. En su opinión Tezanos “está incorporando muchísimas preguntas de coyuntura al CIS que habían sido abandonadas” y considera que es “un gran avance volver a abrir los barómetros a las preguntas de coyuntura, y es un gran avance recuperar la encuesta mensual, en lugar de trimestral”.

 

 

 

-

-

-