Index Politica Entrevista ERC Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1282. 22 de febrero de 2019

- - --

Entrevista/ Teresa Carreras (Barcelona)

Joan Tardà, portavoz de ERC en el Congreso

“No somos chantajistas: el acuerdo lo rompió el PSOE”

ERC se siente fuerte y se prepara para aguantar el envite del 28-A. “No le tenemos ningún miedo a las urnas”, asegura Joan Tardà, todavía portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados que deja caer que, tal vez, podría no repetir como candidato porque en su partido hay nuevos liderazgos. Lamenta que Pedro Sánchez haya decidido “ir al ‘casino’ a fiar su suerte a otro golpe de suerte”.  Según el dirigente republicano, el líder socialista no ha sido capaz de aguantar la presión de su propio partido ni del triunvirato formado por la derecha y la extrema derecha.

“Si el 28-A gana la derecha es evidente que Sánchez saldrá con la pérdida total del capital que hemos construido entre todos, incluidos los republicanos” “Fue la vicepresidenta Calvo la que nos dijo que ‘no’ hace unos días. Las cosas fueron así. Por favor, que no cambien el relato”

¿Qué quiere decir con esto de que Sánchez “se ha ido al casino”?
Me refiero a que el líder del PSOE  ha puesto en manos del crupier, imprudentemente, un escenario que puede ser más difícil que el que le ha llevado a convocar elecciones. No ha sido capaz de aguantar.  El otro día vivimos una auténtica revuelta dentro del Partido  Socialista con las palabras de Felipe González y Alfonso Guerra e incluso de García-Page y Lambán reclamando la necesidad de ilegalizar a ERC u otros partidos independentistas. La manifestación de Colón le puso muy nervioso y sucumbió a la presión de la derecha y la ultraderecha. El acuerdo lo rompió el Partido Socialista.
Atendiendo al hecho de que  su decisión pone en riesgo la correlación de fuerzas existente desde la moción de censura entendemos que Pedro Sánchez ha perpetrado una acción política que es un error de gran calado y una oportunidad perdida.  Ha querido fiar su suerte a otro golpe de suerte.

¿Por qué cree que Sánchez ha convocado las elecciones?
ERC a lo largo de todos estos meses ha aprobado todos los reales decretos que el Gobierno le ha presentado, menos uno, y hasta los últimos días había una relación fluida. Nosotros aceptábamos las condiciones que Pedro Sánchez puso encima de la mesa a través de la vicepresidenta Calvo. Es decir, que la existencia de la mesa de partidos españoles y catalanes obtuviera el concurso de un mediador, al cual ellos llamaban relator, pero que para ERC no significaba ningún problema lo llamaran como lo llamaran.
Si ahora resulta que al Partido Socialista la operación le sale bien desde el punto de vista electoral y si resulta que los independentistas catalanes también obtienen un buen resultado, habrá una correlación de fuerzas semejante a la de estos últimos meses y estaremos en el mismo lugar que hace unos días. Tanto la izquierda como los republicanos nos comprometimos a resolver el problema sin hacernos trampas.

¿Qué significa no hacerse trampas?
Ambas partes  aceptamos que había que debatir sobre todo y cumplirlo. Por un lado, sobre la propuesta española de un nuevo marco autonómico y también había que debatir sobre la propuesta surgida de la sociedad catalana de tratar sobre la autodeterminación. Porque es evidente que cualquier solución que deje al margen el principio de realidad nunca puede ser un buen resultado.

¿Cuál es el principio de la realidad para usted?
Es un principio objetivo. Si contabilizamos los votos de la sociedad catalana ya suman un 48% de voto independentista. Pero si hablamos de las fuerzas políticas catalanas que defienden un referéndum, la cifra se incrementa mucho.  El presidente Sánchez y su partido no nos pueden decir que como somos catalanes tenemos derecho a si queremos esta autonomía u otra. Su propuesta puede satisfacer más o menos al 50% de la ciudadanía pero no al 100% de los catalanes y que se hace para dar satisfacción al resto.  La no asunción de este principio de realidad es lo que les ha impedido llegar a un acuerdo.  El diálogo forma parte del principio democrático.

¿Qué puede pasar si el crupier reparte juego y las cartas permiten ganar a la derecha?
Si gana la derecha es evidente que Sánchez, además de haber ido al casino, saldrá con la pérdida total del capital que hemos construido entre todos, los republicanos también. Nosotros reivindicamos desde el primer día que Sánchez estaba en la Jefatura del Estado gracias al independentismo. Cuando los socialistas nos propusieron la moción de censura teníamos la obligación de echar del Gobierno al partido más corrupto de Europa. Lo hicimos por responsabilidad política. Y como sabe toda España el republicanismo catalán hizo este acto de generosidad aun siendo víctimas de una represión sin límites visualizada a través del juicio de la vergüenza inspirado en la necesidad de venganza del Estado Español para escarmentar al independentismo. Pero a pesar de que el Partido Socialista formó parte del triunvirato del 155, ERC no va a cejar en el empeño de encontrar espacios compartidos para alcanzar un escenario de diálogo y negociación. Nosotros nos preguntamos con que actitud se fue Sánchez al casino. Para nosotros es vergonzante que además nos acusen de chantajistas. Nunca hemos chantajeado a nadie.
Siempre hemos sido claros. Fue él quien se levantó de la mesa. Fue la vicepresidenta Calvo quien nos dijo no hace unos días.  Las cosas fueron así. Por favor que no cambien el relato.

“Tras la sentencia del juicio la fractura emocional será mucho mayor y no tendrá ni punto de comparación con la que significó la sentencia del Estatut de 2010” “Estamos muy orgullosos de Junqueras. Dijo lo que tenía que decir: que se trata de un juicio político y se considera un preso político, pese al sacrificio personal que se deriva”

¿Considera que Sánchez ha convocado estas elecciones para reforzarse a sí mismo sin tener en cuenta los partidos que lo apoyaron en la moción de censura?
Quiero pensar que si  Sánchez ha decidido ‘ir al casino’ es porque considera que tiene baraca. Ya en su momento les dijimos que esperaran a presentar los Presupuestos, y parecía que lo aceptaban. Pero les dio vértigo después de los resultados electorales de Andalucía y cambiaron de opinión.  Decidieron jugársela. No han actuado de forma leal con ERC y esto nos ha ocurrido históricamente con el PSOE en otros momentos. Digo esto porque cuando les reclamábamos que instasen a Fiscalía a actuar, desde el Gobierno no se atrevieron a decir la verdad y espetaron a la ciudadanía una mentira piadosa diciendo que no podían hacerlo porque no era legal.  Mentira. El presidente Rajoy instó al fiscal Maza a actuar contra los independentistas catalanes.

Por lo que dice, no se sienten, entonces, responsables de la situación actual.
No nos sentimos responsables en absoluto. Somos un partido con casi noventa años de historia que hacemos política y que queremos la república para vivir en una sociedad más justa.
El escenario era de inmovilismo. Presentamos la enmienda porque la habíamos anunciado desde hacía meses y para que se evidenciara que nosotros no jugábamos a mentir. Ellos nos repetían que querían llegar a estos  territorios compartidos a través del diálogo. De hecho estábamos convencidos de que el Partido Socialista asumiría el acuerdo, sin mentir.

¿A qué se refiere?
La vicepresidenta dijo que nosotros exigíamos la autodeterminación. ¿Alguien en su sano juicio puede creer que una de las partes pone encima de la mesa en un inicio de negociación su objetivo final? Primero teníamos que entrar en el territorio compartido y examinar las posiciones de cada uno y ni esto pudimos hacer. Pero hay un antes y un después del 1-O que ha convertido el referéndum en inevitable.

Usted ha hablado de fractura emocional. ¿Para usted la sociedad catalana está fracturada?
No lo está. Me refiero a que el poder judicial  y Rajoy, en su momento, no son conscientes de la fractura emocional que va a representar la sentencia del juicio de la vergüenza.  Creo que la fractura emocional será mucho mayor y no tendrá ni punto de comparación con la que significó la sentencia del Estatut de 2010. No se puede mantener una democracia sin el consentimiento de los ciudadanos. Este marco mental es el que ellos todavía no aceptan. Costará meses y mucha lucha política para que entiendan que a lo que ellos llaman problema catalán es en realidad un problema español.  Tal vez volverán a ganar las elecciones pero el problema catalán subsistirá.  La no resolución del conflicto democrático debilita la calidad de la democracia española y cuando la democracia se debilita, resurgen los fascismos.
Si Sánchez ha apostado por rojo y sale negro entraremos en escenarios de frentes amplios, de frentes populares. En caso de que hubiera un escenario de victoria de los partidos de la derecha, a la demanda de autodeterminación se le va a añadir la demanda de la amnistía.  Si las cosas van mal después de las elecciones tendremos que volver a la resistencia.

¿Qué le parece la decisión del presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani, de impedir a Puigdemont y Torra dar una conferencia esta semana en la eurocámara?
El presidente Tajani todavía no se ha enterado de que la democracia en Europa se construyó con materiales nobles, o sea, derrotando al fascismo. No es de extrañar viniendo de donde viene. Lamentable que personajes de esta catadura se atrevan incluso a coartar la libertad de expresión aludiendo a problemas de seguridad, absolutamente ridículos, al no tener ninguna razón democrática para impedir una charla de los presidentes Puigdemont y Torra y en cambio permitir que la ultraderecha de Vox pueda hacerlo… Gente como Tajani son el caballo de Troya de la Europa democrática, aun cuando se vistan de europeístas. Prostituyen la Unión Europea porque son los mismos que se mantienen inmóviles ante la crisis humanitaria, por ejemplo. Pero repito, ninguna sorpresa. Por sus obras los conoceréis y conocemos hasta qué punto el partido que él contribuyó a fundar en Italia dinamitó la calidad de la democracia italiana.

¿Qué opina de cómo se va desarrollando el juicio en el Supremo y del papel del presidente de su partido, Oriol Junqueras?
Todos estamos muy orgullosos de Junqueras. Muy orgullosos porque tiene muy interiorizada la historia de Cataluña, sabe cuál es el papel que le toca jugar y el rol que tiene que asumir a pesar del sacrificio personal que se deriva de todo ello. Dijo lo que tenía que decir: “se trata de un juicio político, me considero un preso político, nunca es delito votar y, en cambio sí que debería ser delito vulnerar los derechos civiles  de la ciudadanía que tanto han costado conseguir”. Conociendo a Oriol Junqueras sé que nunca, nunca, va a reclamar el indulto.

¿Y de la declaración del conseller Forn?
Su defensa es complementaria a la de Junqueras pero quiero destacar que Forn hizo una defensa muy digna sobre cómo y de qué manera tenía la obligación de defender a los Mossos d’Esquadra, lo que le honra.  Ha seguido actuando como conseller defendiendo el buen hacer  y el comportamiento legal de los Mossos. Creo que es admirable la actuación de Forn.

¿Cómo está viendo la actuación de los fiscales, la Abogacía del Estado y la acusación popular en el juicio?
Es una vergüenza que la ultraderecha forme parte de la acusación.  Siempre hemos dicho que estamos ante una causa general inspirada en la necesidad de venganza por parte del Estado que vivió como una humillación el 1-O. La Fiscalía no atiende a razones y quiere escarmentar.  Para nosotros sólo cabe la absolución y el que tarde o temprano el Estado pida perdón. El juicio de la vergüenza pasará a la historia cuando chocan dos realidades: una voluntad democrática mantenida en el tiempo por parte de un territorio  y otra que es una democracia que presume de separación de poderes cuando lo que hay es un reparto de poderes.