Opinion Cronicas Marxianas Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1280. 8 de febrero de 2019

- - --





Crónicas Marxianas / Julius G. Castle   

El palillo identitario y otras historias virales

La mayor repercusión en los medios del secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, le ha llegado por su condición de campeón del mundo en lanzamiento de huesos de oliva, edición 2009

Esta vez he creído oportuno escribir sobre seres humanos, sorteando las bajas pasiones de la política. Explicaré cómo dos sucesos aparentemente triviales se han difundido en las redes sociales con carácter viral, y han llegado a convivir en trascendencia informativa con las veleidades de la clase dirigente. Siguiendo la elaborada frase de Paulo Coelho: “No hay dos sin tres”(novela El Alquimista), analizaré un caso adicional que atañe al mundo cultural new wave.

Caso 1. El chico leonés Sergio Álvarez, Panita para los amigos, consiguió burlar los controles burocráticos y hacerse con el Documento Nacional de Identidad luciendo un palillo entre los labios. Dado que ostenta a lo largo del día el adminículo usado tradicionalmente para hurgar huecos interdentales (por la noche corre el riesgo de perforación esofágica), pudiera afirmarse que constituye un elemento identitario de primera categoría. Pero la Policía no es tonta y jamás olvida un caso sin resolver.

La autoridad ha obligado a Panita a hacerse una nueva foto despalillado y a abonar las tasas correspondientes. Le han entregado su anterior documento, como es usual, con cuatro perforaciones en las esquinas para que pueda mostrarlo a sus nietos. Quizás suceda que sus nietos sean humanoides con un chip DNI insertado en zonas subcutáneas. El palillo en cambio seguirá existiendo, bien que de materia plástica, made in China, con los consiguientes beneficios para la forestación mundial.

Caso 2. Es casi seguro que el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, no ha perpetrado un cifuentes con su doctorado de Ingeniería Industrial. Pero la mayor repercusión en los medios le ha llegado por su condición de campeón del mundo en lanzamiento de huesos de oliva, edición 2009. Sobre esta perla de su currículo no hay dudas: está ampliamente documentada con testimonios gráficos y múltiples testigos.

También lo relatará a sus nietos, mientras juegan un torneo de spit of olive bones con una consola de última generación.

Caso 3. ¡Tras el mondadientes y el güito, más madera! El periódico digital El Español la ha emprendido a estacazos contra la joven ganadora del premio de novela Biblioteca Breve, otorgado por la editorial Seix y Barral. Que Elvira Sastre posea un máster de traducción literaria por la Universidad Complutense (tan auténtico como el galardón aceitunero de García Egea), haya publicado poesía y traducido a autores anglosajones, no ha bastado para que le dediquen párrafos tan prometedores como éste: “Es el exponente máximo de la literatura follow: su poesía escueta y vacua arrasa en redes sociales”.

Sastre se consolará recordando que a Bob Dylan también lo molieron a palos cuando le concedieron el Nobel de Literatura. Y tarareará para sus nietos Los tiempos están cambiando(pincha en el subrayado para saber a qué me refiero).

¿Que cuál es mi opinión?, pregunto a mí mismo. No vapulearé a nadie por elevarse a la fama Internet mediante. ¿Qué sería de esta crónica si la hubiera documentado acudiendo a una hemeroteca deshabitada y sin calefacción en un día tan gélido como el de hoy, debido a los recortes públicos por el elevado coste de la energía?

Habría dedicado largas horas a expurgar periódicos amarillentos invadidos por los ácaros. Y el producto, un artículo desangelado, no mejoraría el presente. Más datos: lo he elaborado tras una apacible excursión por Google, junto a la estufita cálida y mojando una ración de churros en café con leche para estimular las células neuronales.

Lo que llaman los modernos zona de confort.

 

 

 

 

Firma:

Escritor y periodista incorrecto. A pesar de lo que indica mi foto, soy muy joven. Nací con la primera crónica marxiana el 9 de septiembre de 2013, como alter ego de otro tipo bastante más serio que yo.  Considero que el humor te ayuda a sobrellevar la vida y, sobre todo, la política y la economía que nos venden quienes deciden por nosotros.

Como JG Castle he publicado un eBook en Amazon con título  expresivo: Elogio de la corrupción (la corrupción es buena, pero está mal repartida). Por un módico precio contiene otro ensayo de regalo: Guía para arruinarse. Creo que no hace falta decir más.

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle