Index Opinion Sin Maldad Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1278. 25 de enero de 2019

- - --






Sin Maldad /
José García Abad

Pedro Sánchez, crecido en la dificultad, imparte doctrina en Davos


En el caso de la ley de alquileres, Pedro Sánchez ha sufrido un revolcón parlamentario de escasos precedentes. Lo que no ha sido óbice para que al día siguiente, el pasado miércoles, inasequible al desaliento, se subiera al púlpito de Davos, pequeña ciudad suiza de 11.000 habitantes, en la que se concentra cada año durante un fin de semana largo la ‘créme’ de la ‘créme’ de la economía mundial, para impartir pura doctrina socialdemócrata denunciando “una desigualdad inaceptable” y defendiendo las políticas de izquierda y progresistas frente al "proteccionismo conservador" y el neoliberalismo que llevó a la última gran recesión. Lo dijo ante los asistentes al foro donde se concentran los que más disfrutan de las desigualdades.

El presidente Sánchez acumula revolcones en el ruedo ibérico, creciéndose en la faena. No hay costumbre de que un Gobierno tome una medida por decreto ley, que exige urgencia y necesidad, y que dicho decreto, que precisa de convalidación por el Parlamento, no sea convalidado. Y es un escarnio para el presidente que sea su aliado, Podemos, quien lo someta a semejante escarnio.

En el caso de la ley de alquileres, Pedro Sánchez ha sufrido un revolcón parlamentario de escasos precedentes. Lo que no ha sido óbice para que al día siguiente, el pasado miércoles, inasequible al desaliento, se suba al púlpito de Davos, pequeña ciudad suiza de 11.000 habitantes, en la que se concentra cada año durante un fin de semana largo la ‘créme’ de la ‘créme’ de la economía mundial, para impartir pura doctrina socialdemócrata denunciando “una desigualdad inaceptable” y defendiendo las políticas de izquierda y progresistas frente al "proteccionismo conservador" y el neoliberalismo que llevó a la última gran recesión. Lo dijo ante los asistentes al foro donde se concentran los que más disfrutan de las desigualdades.

España, ejemplo de desigualdad en un mundo cada vez más desigual
Lo ha hecho en el momento en que la ONG Oxfam Intermón informa en Davos de que menos de diez personas poseen tanto como lo que suma la mitad de la humanidad  y sitúa a España como el cuarto país más desigual de la UE y como el más inmóvil, especialmente en los extremos. España, tras Bulgaria, es el segundo país en el que la distancia entre ricos y pobres ha aumentado más.

Oxfam señala que antes de la crisis de 2008, nuestro país reducía paulatinamente la pobreza y la desigualdad gracias al aumento de la clase media; ahora, y a pesar de la recuperación, la sociedad se polariza en detrimento de los niveles medios. Los ricos viven hasta once años más que los pobres.

El presidente Sánchez denunció las "desigualdades inaceptables" que persisten con el crecimiento económico y contra las que hay que trabajar porque son las que alimentan "los populismos y el nacionalismo reaccionario". Y recalcó que si no se hubiera olvidado que la economía debe estar "siempre al servicio de las personas" quizás no habrían "llegado tan lejos los populismos nacionalistas". "La política –sentenció– debe acelerar el ritmo de forma responsable porque si no aparecerán políticos sin escrúpulos que harán que se agraven las grietas de la sociedad".

Triste diferencia con la presencia de Zapatero en el año 2010
La verdad es que Sánchez se está creciendo ante la comunidad internacional. Su presencia en la ciudad suiza, y su discurso pronunciado en perfecto inglés, el idioma de las finanzas que no dominan sus antecesores en la presidencia del Gobierno de España, contrasta con el triste recuerdo de la presencia de Zapatero en el año 2010.  

Fue en Davos cuando José Luis Rodríguez Zapatero se cayó del caballo como San Pablo camino de Damasco y decidió cambiar de política económica.        Su imagen sentado entre Valdis Zatlers, presidente de Letonia, un país en caída libre, y el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, en debacle total, fue demoledora.

Fue el Davos más frío de la historia de este selecto club y uno de los más amargos tragos de Zapatero, quien tuvo que defenderse de ataques por todos los frentes. El presidente español se empeñó con poco éxito en defenderse del pesimismo imperante contra la economía española, la salud de sus finanzas públicas y de su sistema bancario y anunció alguno de los grandes recortes que preparaba.

Un Davos donde Rajoy optó por no personarse aunque sí lo hizo Luis de Guindos. Al mes de entrar en el Ministerio de la plaza de Cuzco se reunió en Davos con Wolfgang Schäuble, a la sazón ministro de Finanzas alemán, para ir preparándose un puesto en la Comisión Europea.

Un Davos donde el año pasado en estas fechas pronunció un discurso en perfecto inglés Felipe VI, la primera vez que acude a este foro un monarca español, en el que resaltó firme y vehementemente los principios democráticos.   

 

Firma:

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

-

-

-

 

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua


.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle