Index Opinion Aguilar Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1268. 9 de noviembre de 2018

- - --

 

 

 

Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

Un español en Bruselas


En la Gran guerra no estuvimos ausentes. Estuvimos trabajando por la paz, por aliviar los desastres de la guerra y la suerte de los heridos y de los prisioneros

En París las conmemoraciones del Centenario del final de la Primera Guerra Mundial estaban anunciadas para el domingo 11 de noviembre y el gobierno francés, deseoso de que nada las eclipsara, ha desalentado las conversaciones que planeaban mantener allí en esos momentos el presidente norteamericano Donald Trump y el ruso Vladimir Putin, que figuran como invitados especiales.

En principio, la retirada de Washington de los acuerdos SALT 2, en línea con los despropósitos del errático inquilino de la Casa Blanca, había multiplicado el interés por aprovechar la coincidencia de ambos líderes para establecer una aproximación que bajara la temperatura. Pero, por respeto a monsieur le president Emmanuel Macron, el contacto parisino quedará reducido a un almuerzo compartido. El encuentro en la cumbre, como antes se denominaban los de los primeros espadas rusos y americanos, se ha dejado para finales de este mes en Buenos Aires, donde en esas fechas ha de celebrarse la cumbre del G-20.   

El rey Felipe VI hubiera debido estar invitado a París para participar en las conmemoraciones del Centenario porque España, si bien se declaró neutral, en absoluto estuvo ausente del conflicto. Los sucesores de los beligerantes habrían tenido así la ocasión de haber agradecido al bisnieto del rey Alfonso XIII la mediación humanitaria ejemplar que su bisabuelo impulsó y que ahora se muestra en una espléndida exposición del Patrimonio Nacional. Su base es la ingente documentación formada por más de 200.000 expedientes conservados en el Archivo General de Palacio, que incluyen más de 3.300 imágenes fotográficas de valor y calidad extraordinaria.

Que, por una vez, los españoles nos hubiéramos excluido de las ferocidades del combate y prefiriéramos declararnos neutrales en la Gran Guerra en absoluto significaba que estuviéramos ausentes. Estuvimos trabajando por la paz, por aliviar los desastres de la guerra y la suerte de los heridos y de los prisioneros. En algún país ocupado como Bélgica, que no era un Estado beligerante, sino agredido y ocupado con el gobierno huido de la capital primero a Amberes y, luego, a El Havre, el embajador de España, Rodrigo de Saavedra Vinent, marqués de Villalobar, permaneció en Bruselas y fue la mejor garantía de protección diplomática para una población afligida por los horrores de la guerra.

Su infatigable acción benéfica de apoyo a personas afectadas por las dramáticas circunstancias de la guerra se combinaba con las visitas a la primera línea del frente. A esa dedicación admirable, que la ciudad de Bruselas le tiene reconocida, se rinde ahora tributo en el espléndido catálogo que ha coordinado su nieto, Santiago Saavedra, quien mantiene en alto el pabellón familiar en el Patronato de la Real Diputación San Andrés de los Flamencos-Fundación Carlos de Amberes. ¿Borrará todo ese rastro el fugado de Waterloo?

 

 

 

Firma:

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle