Siete Dias Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1264. 12  de octubre de 2018

- - --

Siete Días / Diego Posada

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el pacto en La Moncloa. / EUROPA PRESS

Sánchez e Iglesias pactan los Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, firmaron el pasado jueves a primera hora de la mañana el acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Tras varios días de contactos y de negociación para salvar algunos escollos del acuerdo, ambos líderes terminaron de resolver las diferencias en una reunión mantenida en la tarde del miércoles, y finalmente firmaron un pacto que, entre otras medidas, llevará el salario mínimo interprofesional en 2019 hasta los 900 euros mensuales.

Otra de las peticiones que ha sido aceptada por el Gobierno es la de modificar la normativa del mercado del alquiler inmobiliario para “poner techo” a las subidas “abusivas” de los precios de alquiler en determinadas zonas que se consideren “tensionadas”. El Gobierno de Pedro Sánchez también ha adoptado un compromiso para ampliar el plazo de prórroga obligatoria de los contratos de alquiler de tres a cinco años, como le pedían el partido morado y sus demás socios de Gobierno.

Podemos también exigió al Ejecutivo la recuperación del subsidio por desempleo a partir de los 52 años y el aumento de fondos para pagar las ayudas a la dependencia a aquellos beneficiarios que no las estén cobrando actualmente.
El siguiente paso que dará el Gobierno de Pedro Sánchez será el envío de las líneas generales de los Presupuestos para que Bruselas le dé el visto bueno y poder así empezar a negociar con los otros dos partidos del Gobierno, Esquerra y PNV.


El Govern se queda en minoría en el Parlament. / EUROPA PRESS

El bloque independentista se rompe en el Parlament

Los dos grupos independentistas que se encuentran en coalición en el Govern de Cataluña, ERC y Junts per Catalunya, han confirmado su ruptura después de que no fructificase la negociación sobre la delegación de voto de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo.

Esquerra Republicana se plantó y rechazó la pretensión de Junts per Catalunya de que se pudieran contabilizar en las votaciones los votos de Puigdemont y de los tres diputados encarcelados: Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sánchez.
La ruptura crea un nuevo marco político en Cataluña ya que el Govern se encuentra en minoría en el Parlament, y sólo podrá legislar con el apoyo puntual de otros grupos parlamentarios no independentistas. De hecho, la consecuencia directa de esta ruptura se vivió el pasado martes en el Parlament durante la votación de las propuestas de resolución. Las iniciativas presentadas por el bloque independentista, como la reprobación al Rey y el rechazo a la Monarquía, o la reivindicación del derecho a autodeterminación de Cataluña no pudieron salir adelante en la votación.

La  portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, reconoció el pasado martes que el Govern tendrá que hacer un mayor esfuerzo para “buscar apoyos” en otros grupos no independentistas, como los Comunes, para poder mantener la actividad legislativa y de acción de Gobierno.

Las elecciones andaluzas se adelantarán al 2 de diciembre. / JESÚS PRIETO

Susana Díaz adelanta las autonómicas al 2 de diciembre

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunció el pasado martes la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas para el próximo 2 de diciembre. Tras la firma del decreto de disolución del Parlamento, Díaz ha adelantado así los comicios, que tendrían que haber sido en marzo del próximo año, aunque desde el PSOE andaluz consideran que esto no es un adelanto, sino que lo han hecho por una cuestión “técnica”.

La aún presidenta ha argumentado la necesidad de “centrarse en Andalucía” para evitar que las elecciones andaluzas coincidan en el mismo año con las europeas y las municipales. “Llevamos meses hablando de otras regiones, y es hora de centrarse en la nuestra” ha afirmado. Díaz ha aprovechado para recordar que en las anteriores elecciones autonómicas  su partido “ganó en nueve de cada diez pueblos”.

La campaña electoral comenzará el próximo 16 de noviembre, y ya se conocen los candidatos de las principales formaciones que optarán a la presidencia de la comunidad: Susana Díaz (PSOE), Juanma Moreno (PP), Juan Marín (Cs) y Teresa Rodríguez (Podemos).

Jair Bolsonaro está a las puertas de convertirse en nuevo presidente de Brasil. / EUROPA PRESS

Bolsonaro, a las puertas de la Presidencia de Brasil

El candidato ultraconservador a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha impuesto en la primera vuelta de las elecciones con el 46% de los votos, más de 15 puntos por encima de Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores y propuesto por el expresidente del país, Lula Da Silva.

Bolsonaro, un candidato independiente que no cuenta con una estructura de partido detrás, ni con un plan de gobierno definido, ha convencido con sus promesas electorales y ha conseguido canalizar el hartazgo de la población brasileña con su clase política. El candidato afirma que le acompañan la libertad, la prosperidad, la familia y Dios, y se presenta como una solución a la “crisis ética, moral y económica que tiene a Brasil al borde del caos”. Sin embargo, este candidato de la ultraderecha no ha ahorrado en comentarios racistas, machistas, homófobos y de exaltación de la dictadura que hubo en el país hasta 1985.

La segunda vuelta para decidir quién será el próximo presidente de Brasil tendrá lugar el 28 de octubre, aunque los primeros sondeos y encuestas, realizados por Datafolha, muestran que Bolsonaro ganaría las elecciones y obtendría el 58% de los votos.

 

 

 

La Frase

“No me guiñes
el ojo, imbécil”


Ha sido la frase más comentada de la semana. Beatriz Escudero, diputada del PP en el Congreso y vicepresidenta de la Mesa de la Comisión de Investigación sobre la financiación ilegal del PP, acusó a Gabriel Rufián de haberla guiñado el ojo tras llamarla “palmera” de Álvarez  Cascos. Escudero abandonó su puesto en la Mesa y posteriormente, en rueda de prensa, denunció este acto como algo machista y humillante para la mujer.

 

-

-

-