El Acento / Inmaculada Sanchez Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1257. 27  de julio de 2018

- - --

 

 

El Acento / Inmaculada Sánchez

La inestabilidad se instala


EUROPA PRESS

Rajoy creyó tener atada la legislatura… y una moción de censura lo expulsó de la política. Sánchez pensaba que el buen recibimiento a su Gobierno le garantizaba un tiempo en Moncloa… y un resucitado Puigdemont lo amenaza con echarle cuando quiera. Este año no tocaba ninguna elección… y, tras el verano, puede haber andaluzas, catalanas e, incluso, generales.

Mariano Rajoy no era capaz de dar crédito al triunfo de la moción de censura que, inesperadamente, lo expulsó del poder hace ahora poco más de un mes. Quizá por eso, el político tranquilo, templado e imperturbable que todos conocíamos desde hacía décadas ofreció a España una imagen absolutamente insospechada en él saliendo, bien caída la noche, de un restaurante tras ocho horas de sobremesa mientras el Congreso firmaba su defunción. La digestión fue muy dificultosa. Esta no era la política a la que estaba acostumbrado.

Los nuevos políticos habrían de tomar nota y asumir sin demora que ya no hay costumbres a las que acostumbrarse y que el actual mapa político es un carrusel incierto. No debería costarles tanto. Ningún líder de los principales partidos parlamentarios acumula demasiados trienios en el escaño y las más recientes hojas de su agenda están plagadas de sobresaltos.

Pese a todo, Pedro Sánchez, que acumula experiencia más que sobrada para no dar nada por hecho, parecía haber instalado a su flamante gobierno, tan bien recibido socialmente, en un estela capaz de atisbar el horizonte de 2020. Este pasado fin de semana, sin embargo, los congresos del PP y del PDeCAT lo han despertado bruscamente del ensueño.

El PP ha apostado por salir del shock que supuso su expulsión del poder con el líder más ideologizado y radical y se apresta a no dejar respirar al nuevo gobierno socialista. Por su parte, un Puigdemont resucitado con las decisiones judiciales alemanas ha tomado el poder del PDeCAT arrinconando a los moderados y amenazando con dejar caer la mayoría parlamentaria de Sánchez cuando le parezca oportuno.

Las elecciones en Cataluña pueden adelantarse a diciembre, en cuanto pase el año que exige la ley desde las últimas, y según transcurra el calendario para el juicio de los dirigentes presos. Las andaluzas ya calientan motores para octubre o noviembre a la espera de que se decida la presidenta Díaz quien, vista la inestabilidad de Sánchez, no querrá prescindir del viento a favor de Moncloa antes de que se agote.

Instalados en la incertidumbre. Podría parecer el título de una pretenciosa película. Pero es la cruda realidad de la política española.

Firma

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

 

-

-

-

-