Los Dossieres Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1257. 27  de julio de 2018

- - --

Los Dossieres / Pedro Antonio Navarro

100 años de la declaración del primero en España: Picos de Europa

Un siglo de Parques Nacionales


Se celebra la efeméride de la declaración de protección especial sobre la montaña de Covadonga, la primera legislación en nuestro país que protegía un entorno natural único. Desde entonces, otros 14 enclaves privilegiados en España gozan de esa consideración, con normas mucho más evolucionadas y, además
de ellos, se han ido estableciendo diversas categorías que igualmente tratan de preservar otros espacios donde la naturaleza es la protagonista.


El 22 de julio de 1918 se declaraba el primer Parque Nacional de España. El entonces Parque Nacional de la Montaña de Covadonga es hoy el Parque
Nacional de los Picos de Europa

El 22 de Julio de 2018 se cumplieron cien años desde que Alfonso XIII sancionara la Ley por la que se declaraba el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga como el primer parque nacional de nuestro país. El promotor de este edicto fue Pedro Pidal Bernaldo de Quirós, Marques de Villaviciosa de Asturias, y un reconocido escalador.
La declaración se hizo dentro de la Ley promulgada para establecer los festejos de la celebración nacional del XII Centenario del inicio de la Reconquista, directamente relacionada  con la Batalla de Covadonga.

A partir de ese momento y hasta nuestros días, el camino seguido en el desarrollo legislativo y en la actividad administrativa vinculada a la protección de la naturaleza en España, no ha dejado de avanzar y, a día de hoy, ya son más de 1.800 los espacios protegidos declarados en dentro de nuestras fronteras que gozan de alguna clase de protección ñegal.

El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga dio paso, en 1995, al actual Parque Nacional de los Picos de Europa, que abarca los tres macizos de las más relevantes montañas cantábricas.
En ese entorno único se extienden, entre Cantabria, Castilla y León y Asturias, los los cauces de los ríos Sella, Cares y Deva y la división en los tres principales macizos montañosos: Occidental, Central y Oriental dan al Parque sus especiales características, con una gran diversidad de paisajes.

Consta de  grandes masas boscosas, pastizales de montaña y roquedos, lo que le dota  de  una gran biodiversidad, que comprende especies muy características, entre las que están las más amenazadas en la Cordillera Cantábrica. En cuanto a su peculiar flora, en el Parque Nacional Picos de Europa se han inventariado 1.750 especies de flora vascular, con 256 especies endémicas. En ese entorno predomina el bosque atlántico caducifolio con especies como hayas, pinos silvestres, acebo, orquídeas. Además de bosques con encinas o sabinas. Su fauna es muy variada, desde invertebrados hasta grandes predadores. Entre los peces destacan la trucha y el salmón atlántico.

En los Picos de Europa existe una variada fauna de anfibios, como la rana ibérica, y también vertebrados vinculados a los ríos, como la nutria o el ‘desmán’ de los Pirineos.

En sus bosques se pueden observar aves como el urogallo, ejemplares de pito negro y de azor. Entre los mamíferos, se encuentra el oso pardo, el lobo ibérico, junto a ciervos y rebecos, así como especies de pequeños y medianos carnívoros, como el tejón o la gineta.

La superficie total del parque es de 67.455 hectáreas, y es el único en España que cuenta con población estable en su interior (20 núcleos urbanos). Es el segundo en visitas de todo el territorio nacional.

Para conmemorar el centenario, se ha creado una comisión de la que forman parte los tres directores generales de Medio Natural de las comunidades en las que se ubica: Cantabria, Asturias y Castilla y León.

Entre los actos importantes para la ocasión, se han convocado un sinfín de eventos:
-Sorteo de la Lotería que tuvo lugar el 21 de julio. Los décimos llevaban el logo del centenario y el sorteo se celebró en Cangas de Onís.
-Cupón de la ONCE. Centrado también en el aniversario del Parque Nacional y con el sorteo previsto para el próximo 19 de agosto.
-Exposición sobre cartografía a cargo del Instituto Geográfico Nacional, repasarndo la historia de la cartografía de Picos de Europa. La cita, en septiembre, en la Biblioteca Central de Santander. Además, el año se aprovechará para elaborar un nuevo mapa actualizado de Picos.
-Un viaje de intercambio. Un grupo de vecinos de los municipios incluidos en Picos viajará a Torla, junto al Parque Nacional de Ordesa, que también celebra su centenario. Desde esa localidad de Huesca también viajarán aquí. Está previsto para la primera semana de octubre.
-El ‘Día del Parque’. Fiesta (mercado, gastronomía, actividades...) pensada para los vecinos de los municipios de cada comunidad autónoma concernida.
-Homenaje a los trabajadores. Previsto en Caín para honrar a todos los que han trabajado por el Parque en sus cien años. Sin fecha.
-Exposición de fotografías al aire libre. Durante todo este verano. Se trata de una muestra de imágenes de Picos de Europa en gran formato que está en el Botánico de Madrid durante este mes de julio y que posteriormente pasará por Cantabria, Asturias y León.
-Feria de productos agroalimentarios. Con las Denominaciones de Origen o Indicaciones Geográficas Protegidas que aglutina el Parque.

En nuestro país son 15 los espacios que constituyen la Red de Parques Nacionales
. Equivalen a un 0,7 por ciento del territorio español, con 384.000 hectáreas. En 2016 –último dato oficial disponible-, los parques nacionales recibieron 14,4 millones de visitas.

Después del pionero

España es uno de los primeros países del mundoque impulsó la conservación de espacios naturales. La iniciativa surgió en 1916,y fue una idea importada por el montañero y viajero político Pedro Pidal desde Estados Unidos.

Actualmente, nuestro país tiene 15 Parques Nacionales, espacios protegidos declarados como “las mejores muestras del patrimonio natural español”. El último en declararse (2013) fue el Parque Nacional Sierra de Guadarrama. Los objetivos de estos espacios únicos son “conservar su valor natural, dar al ciudadano la posibilidad de disfrutarlos y permitir a la comunidad científica mejorar el conocimiento sobre ellos”, tal y como reza la letra de la norma.

Estos son los otros 14:


El Parque Nacional Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, en Lleida, es ideal para rutas de senderismo.

Aigüestortes i Estany de Sant Maurici
El Parque Nacional Aigüestortes i Estany de Sant Maurici cuenta con más de 200 lagos y estanques junto a riscos, valles, cascadas y sierras. Se ubica en Lleida, entre las comarcas de la Alta Ribagorça, Pallars Sobirà, Val d’Aran y Pallars Jussà. Sus bosques, prados, flora y fauna le convierten en un destino ideal para realizar rutas y senderismo explorando el Llac de Sant Maurici, el Riu Sant Nicolau, el Riu Escrita y la montaña de Els Encantats.

Archipiélago de Cabrera
Mantiene un ecosistema inalterado, aislado, propio del Mediterráneo. Su riqueza está en el fondo marino. Conserva especies endémicas y es un punto esencial en las rutas migratorias de más de 150 aves. Se llega únicamente en barco desde Mallorca.

Se trata de un conjunto de islotes que pertenecen al archipiélago balear, y  fue declarado parque nacional Marítimo Terrestre el 29 de abril de 1991, mediante la Ley 14/1991.

Tiene un gran valor natural, ya que, debido a su aislamiento, ha llegado hasta nuestros días prácticamente inalterado. El paisaje litoral de Cabrera se puede considerar uno de los mejor conservados de las costas españolas, y uno de los mejores de todo el Mediterráneo. Debido a su riqueza biótica y a la abundancia y variedad de aves, también ha sido declarada como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

Parque Nacional de Cabañeros
En los Montes de Toledo, entre Ciudad Real y Toledo, el Parque Nacional de Cabañeros es el hogar de muchas especies protegidas. Lo que iba a ser un campo de tiro militar de 16.000 hectáreas en 1987 se convirtió, un año después y tras un ‘sonoro’ movimiento ciudadano y de organizaciones ecologistas, en Parque Natural. Su declaración como Parque Nacional no llegó hasta 1995, fecha en la que se extendió la conservación a un territorio de más de 40.000 hectáreas.
También está declarado ‘Zona de Especial Protección para Aves’ (ZEPA) y ‘Lugar de Importancia Comunitaria’ (LIC). El parque alberga algunas especies en peligro de extinción, como la cabra montesa, el águila imperial ibérica o el buitre negro.

Caldera de Taburiente
Un circo, en geología, es una “depresión semicircular en un macizo montañoso, rodeado de paredes abruptas”. Eso es la Caldera de Taburiente, en la isla canaria de La Palma, Ocupa una extensión de ocho kilómetros de diámetro y casi 2.000 de desnivel. Ahí viven especies endémicas, vegetales y animales, en un espacio de 4.690 hectáreas.
De paisaje escarpado y origen volcánico, los grandes paisajes escarpados constituyen uno de los grandes atractivos de este Parque Nacional, que abarca gran parte de la isla.

Atravesado por riachuelos y cascadas, los vientos alisios han favorecido la formación de grandes masas vegetales que han transformado el color oscuro del suelo volcánico en un estallido de verdes vivos, selváticos. Pulmón verde de la isla, este Parque Nacional combina las alturas de sus picos con los profundos valles, salpicados de colores, a veces cubiertos de nubes y niebla.

Doñana proporciona un hábitat adecuado al emblemático lince ibérico.

Doñana
Un ‘collage’ de paisajes y de ecosistemas. Dunas, bosques, marismas y llanuras. Es refugio de especies en peligro de extinción, como el lince ibérico o el águila imperial. Ocupa un espacio de 54.252 hectáreas entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. Fue declarado ‘parque nacional’en 1969. De hecho, es parque natural y nacional a la vez. Debido a su privilegiada situación geográfica entre dos continentes, en Doñana se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, al ser lugar de paso, cría e invernada para miles de ellas.

A principios de otoño y durante el invierno se puede disfrutar de la presencia de miles de aves acuáticas como ánsares y anátidas procedentes del norte de Europa. En primavera y verano llegan desde África cigüeñas, garzas y golondrinas, entre otras especies, en busca de alimento y de un clima más suave. Proporciona un hábitat adecuado al emblemático lince ibérico y a diversas especies de rapaces, como el águila imperial.

Otro punto de interés del espacio se encuentra en las dunas fósiles del Asperillo. En la playa, se puede contemplar el Acantilado del Asperillo, declarado Monumento Natural por su singularidad y belleza. Fue declarado ‘Patrimonio de la Humanidad’ por la Unesco en 1994.

Garajonay
De los 15 Parques Nacionales españoles, cuatro pertenecen a las Islas Canarias. Este está enclavado en La Gomera, y fue declarado como talen 1981, contando con 3.986 hectáreas. Las escarpadas montañas y el Océano conforman un clima singular, humedad, niebla y vida. Es “uno de los últimos vestigios de las ancestrales selvas subtropicales que hace millones de años poblaron el área mediterránea.

La cumbre del Garajonay representa la altura máxima de La Gomera y preside la isla. De formas abruptas, años después de su proclamación como parque nacional, la UNESCO lo declaraba Patrimonio de la Humanidad.
Extendiéndose por todos los municipios de la isla de La Gomera, el Parque Nacional de Garajonay ofrece al visitante paisajes cambiantes y únicos en todo el territorio europeo. El bosque de laurisilva, siempre cubierto por niebla, muestra una una selva espesa y frondosa.

Islas Atlánticas
Se trata de una serie de tres islas encadenadas desde la ría de Vigo  hasta Arousa, que conforman este Parque Nacional: Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada. Su riqueza auténtica se encuentra en el fondo del mar, con una diversidad única y extensa de ecosistemas. En total, 7.200 hectáreas marítimas y 1.194 hectáreas terrestres. Constituye un ecosistema marítimo-terrestre cuyo principal valor reside en albergar una importante colonia de aves marinas y de poseer unos fondos marinos de gran biodiversidad.

Monfragüe
En Cáceres se encuentra el Parque Nacional de Monfragüe. Los protagonistas, en este caso, son el río Tajo y las aves. Se ha convertido en un referente del turismo ornitológico. Goza de protección oficial desde 1979 y ocupa más de 18.350 hectáreas. Es una de las zonas de bosque mediterráneo mejor conservadas de la Península Ibérica, Un paraíso para los amantes de la naturaleza y la observación de aves.

Se ubica en el centro de Cáceres, en la confluencia de los ríos Tajo y Tiétar.

Su importancia ecológica se debe a la combinación de laderas con densa vegetación, roquedos, extensas áreas abiertas y masas de agua, factores que facilitan lugares de refugio y nidificación a la fauna. El Parque y su entorno integran un espacio declarado Reserva de la Biosfera. Entre las especies de aves que pueden ser vistas se encuentran el buitre negro, el buitre leonado, el águila imperial ibérica y la cigüeña negra. Pero este espacio no solo es interesante por su atractivo ornitológico. En él viven también ciervos, jabalíes, corzos, nutrias, una extensa comunidad de anfibios y reptiles y una variada fauna piscícola.


En el Pirineo aragonés, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido recibe más de un millón de visitantes anuales.

Ordesa y Monte Perdido
Está en Huesca, en el Pirineo aragonés. Recibe más de medio millón de visitas anuales. Se declaró espacio protegido en 1918, por lo que es el segundo Parque Nacional más antiguo del país. Es también Reserva de la Biosdera y Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

Formado por cuatro valles y un macizo montañoso central, es uno de los lugares más interesantes y singulares del Pirineo. Glaciares, montañas, bosques y cascadas acogen a animales como el quebrantahuesos, la rana pirenaica o la perdiz nival.

Sierra de Guadarrama
Una larguísima cadena montañosa. Combina la vida de la alta montaña, los bosques de pinares, y los caminos trashumanantes que los hombres recorrían durante meses con el ganado. Es el último Parque Nacional incorporado a la lista, el 25 de junio de 2013. El espacio protegido comprende 33.960 hectáreas entre las provincias de Segovia y Madrid.

Sierra Nevada
Sierra Nevada representa los sistemas naturales ligados a la media y alta montaña mediterránea. Más de 2.000 especies vegetales, 66 de ellas, endémicas, y animales -con protagonismo de la cabra- e insectos –entomofauna-, también únicos del lugar. Ocupa 86.208 hectáreas.

Tablas de Daimiel
Daimiel es, un humedal único, el último representante del ecosistema denominado ‘tablas fluviales’. Confluyen aquí el desbordamiento de dos ríos (Guadiana y Cigüela) y la descarga de aguas subterráneas en un terreno sin pendiente. Así se ha creado el lugar que garantiza la vida a aves y especies vegetales. Declarado Parque Nacional en 1973 ocupa 1.928 hectáreas, en Ciudad Real.


La singularidad de su origen volcánico es el principal atractivo del Parque Nacional del Teide, en las Islas Canarias.

Teide
El del Teide es el Parque Nacional más extenso y antiguo de las Islas Canarias. Los conos volcánicos y las coladas de lava forman un extraordinario conjunto de colores y formas y, sin embargo, constituye  escenario de riqueza biológica. La fauna del lugar, por lo común invertebrada, y los endemismos vegetales. Es el techo de nuestro país, elevándose hasta los 3.719 metros sobre el nivel del mar. Se declaró en 1954 como Parque Nacional, con 18.990 hectáreas.

Timanfaya
Está en la isla de Lanzarote. Es un paisaje desolado y sin embargo, muy bello. Aparentemente, desolado, ha sido colonizados por un universo vegetal y animal de gran capacidad adaptativa:  líquenes, ambientes cavernícola La superficie del Parque Nacional de Timanfaya, es de 5.107 hectáreas, y fue declarado como tal en 1974.

Un siglo de legislación

Alfonso XIII respaldó el proyecto de crear una legislación para proteger nuestro patrimonio natural.

En diciembre de 1916, Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós impulsaron la primera Ley de Paruqes Nacioanles que plasmó en tres artículos el valor paisajístico y estético de estos lugares, dotándolos de una protección de la que anteriormente carecían.

En 1957 se derogó por la Ley de Montes y, desde entonces, se han aprobado otras hasta la actual norma vigente, de diciembre de 2014.

Siguiendo los pasos marcados por la ‘pionera’, estados Unidos, que aprobó el de Yellowstone como su primer parque nacional en 1872, España fue pionera en la aprobación de la primera Ley de Parques Nacionales de Europa. El 8 de diciembre de 1916, tras el impulso del I Marqués de Villaviciosa de Asturias, Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós –político y apasionado montañero–, la ley contó con el respaldo del rey Alfonso XIII y quedó aprobada,con tres simples artículos que plasmaban la necesidad de conservar el patrimonio natural.

En 1957, la ley de 1916 quedaba derogada al entrar en vigor la nueva Ley de Montes, que recogía en su articulado todo lo referente a Parques Nacionales. En 1975, se aprobaba la Ley 15/1975 de Espacios Naturales Protegidos. En esa ocasión, el articulado recogía tres nuevas figuras de protección de espacios, además de la de parque nacional. Con la aprobación de esta norma se reclasificaron varios parques y se ampliaron los de Doñana y Ordesa y Monte Perdido.

Los parques estuvieron en inicio gestionados por el Estado, pero se fueron transfiriendo las competencias de estos espacios a las comunidades autónomas en un proceso complejo a partir de 2007. Aún queda pendiente la trasferencia de los parques en Castilla-La Mancha (Cabañeros y Tablas de Daimiel), todavía a cargo del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN).

En 2007 se promulgó la Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales, que no supo interpretar las necesidades de coordinación del sistema. En la actualidad, la Ley 30/2014  asegura la coordinación gracias también a la renovación del Plan Director, aprobado en 2016.

 

La protección medioambiental,
por categorías


El Pinar de Abantos se ecuadra en la tipología de Paraje Pintoresco.

En España existe un elevado número de figuras de protección natural. Cada Comunidad Autónoma ha podido establecer diferentes categorías, que permiten dar diferentes coberturas, atendiendo a las necesidades de cada espacio.

Parque Nacional
El ‘Parque nacional’ es la tipología de espacio protegido más elevada que existe, y cubre espacios de alto valor natural y cultural que hayan sido poco alterados por la actividad humana. Por ello, dentro de éstos no suelen existir núcleos de población. Del mismo modo, deben ser representativos de diferentes sistemas naturales y tener una superficie amplia.
Como ya se ha descrito, actualmente existen 15 Parques que representan a diferentes ecosistemas y que se extienden por 11 comunidades autónomas, con muy diferentes extensiones, que van desde el de Sierra Nevada (el mayor) al de las Tablas de Daimiel (el más pequeño).

Parque Regional
Por debajo –en categoría y en nivel de protección legal (desde ahora, cada una de las expuestas, tiene un nivel descendente)- del Parque Nacional, en varias comunidades autónomas, se suelen encontrar Parques Regionales, los cuales tienen unas características que los hacen algo similares a los anteriores. Sus ecosistemas no se encuentran especialmente alterados por la acción humana y son altamente relevantes en la región. Se pueden encontrar en tres autonomías: Región de Murcia, Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

Parque Natural
Es la tipología más común a lo largo de todo el Estado. Combina la protección al medio ambiente con las actividades antrópicas. Dentro de ellos se suelen encontrar poblaciones, aunque el medio no se encuentra especialmente alterado. Frente a los 12 Parques Regionales que existen a lo largo de toda España, hay 128 Parques Naturales.

Parque Rural
Tan solo existen en Canarias y en ellos coexisten actividades agrícolas y ganaderas o pesqueras, con otras de especial interés natural y ecológico.

Espacios de Interés Natural
En 1992 se creó en Cataluña el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN), que establece las determinaciones necesarias para la protección básica de los espacios naturales cuya conservación cabe asegurar, de acuerdo con sus valores científicos, ecológicos, paisajísticos, culturales, sociales, didácticos y recreativos.

Representan aproximadamente un tercio del conjunto del territorio catalán y en ellos está prohibido edificar, cazar o la contaminación lumínica.

Parque Periurbano
Tipología propia de Andalucía y Extremadura. Se trata de espacios de esparcimiento cercanos a núcleos de población. En Navarra existe otra tipología parecida, el Área Natural Recreativa.

Paraje Natural
Los encontramos en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares. Se definen como espacios con excepcionales exigencias cualificadoras de sus singulares valores que se declaran como tales con la finalidad de atender la conservación de su flora, fauna, constitución geomorfológica, especial belleza u otros componentes de muy destacado rango natural.

Paraje Pintoresco
Existe otra tipología que tan sólo se ubica en la Comunidad de Madrid y afecta únicamente al Pinar de Abantos y la Zona de la Herrería.

Paisaje Protegido
Estos espacios se distribuyen a lo largo de Andalucía, Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana, Aragón, Navarra, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha y Canarias. Además, de los valores naturales, para su declaración se tuvperon en cuenta los paisajísticos y estéticos.

Reserva Natural
Normalmente tienen un tamaño pequeño. Se distribuyen a lo largo de toda la Península y las islas. Su finalidad es la protección de ecosistemas, comunidades o elementos biológicos que, por su rareza, fragilidad, importancia o singularidad merecen una valoración especial.

Área Natural Singular
Solo existe en La Rioja y es la de la Laguna de Hervías.

Humedal Protegido
Se únicamente en Galicia y se compone de cuatro espacios, tanto de rías como de playas, lagunas o dunas. En la Comunidad Valenciana existe una tipología similar o muy parecida, las Zonas Húmedas, que se ubicana lo largo de toda la costa.

Microrreserva
En Castilla-La Mancha o Microrreserva de flora en la Comunidad Valenciana. Es una tipología de espacios protegidos con extensión inferior a 20 hectáreas, cuya finalidad es favorecer la conservación de especies botánicas raras, endémicas o amenazadas.

Monumento Natural
Existen Monumentos Naturales prácticamente a lo largo de todas las comunidades autónomas, salvo en Cataluña, La Rioja, País Vasco y Murcia. Son espacios o elementos de la naturaleza constituidos por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de protección especial y pueden ser geológicos, bióticos, geográficos, ecoculturales o mixtos.

Árboles Singulares, a los que hay que sumar los Enclaves Naturales, en Navarra.

Zonas de Interés Regional
Se encuentran solo en Extremadura y son aquellos lugares declarados como Zonas de la Red Natura 2000 y que presentan elementos o sistemas naturales cuya representatividad, singularidad, rareza, fragilidad o interés aconsejan también su declaración como Espacio Natural Protegido.

Biotopos Protegidos
Se encuentran en el País Vasco y, en algún caso, dentro de otros Espacios Naturales de mayor tamaño.

Corredores Ecológicos y de Biodiversidad
Son espacios de Extremadura y su protección y situación permite el paso de la fauna y preserva la flora, permitiendo que se distribuya y se mueva por el conjunto de la región.

Lugares de Interés Científico
También solo se encuentran en Extremadura y se definen como espacios aislados y de reducidas dimensiones, que reciben una protección en atención al interés científico de alguno de sus elementos.

Corredores Ecoculturales
También de Extremadura. Son las cañadas y otras vías pecuarias que tienen, sobre todo, un uso ganadero y por los cuales no se permite el tráfico rodado.

El Parque de Yellowstone, en Estados Unidos, el primero del mundo declarado como tal en 1872.

Más allá de nuestras fronteras

En 1872 fue creado el primer Parque Nacional del mundo, en Estados Unidos. El famoso parque de Yellowstone y, desde entonces, su número se ha multiplicado por todo el planeta. Hoy existen aproximadamente 4.000 parques nacionales en todo el mundo, representando una superficie de más de 4,4 millones de kilómetros cuadrados.

Aquí, sin poder reseñarlos en su totalidad, glosamos algunos de los más espectaculares:

Parque Nacional Banff, Canadá

Empinadas crestas, laderas arboladas, espesos bosques, infinidad de lagos. Abarca más de cien kilómetros y que reúne una excepcional colección de maravillas naturales, incluyendo el famoso Lago Louise.

Parque Nacional de Guilin y el río Li, China

Situado en el Sureste de China, está plagado de colinas y cuevas y está atravesado por el río Lijiang. Ofrece paisajes impresionantes.

Parque Nacional de Yosemite, Estados Unidos

Secuoyas gigantes, increíbles paisajes y vistas únicas. A lo largo de miles de hectáreas de bosques y montañas, Yosemite constituye una de las áreas más importantes de flora y fauna del continente americano. Pumas, ciervos e innumerables especies más.

Parque Nacional de Iguazú, Argentina, Brasil y Paraguay

Declarado como talen 1934, alberga una de las maravillas naturales más espectaculares del mundo: las majestuosas Cataratas de Iguazú, en la frontera de Brasil, Paraguay y Argentina. Se extienden a lo largo de más de 2,7 kilómetros y alcanzan hasta 80 metros de altura. Se encuentran rodeadas de una selva subtropical que contiene más de 2.000 especies de plantas vasculares y es hogar de la fauna típica de la región: tapires, osos hormigueros gigantes, monos aulladores, ocelotes, jaguares y caimanes.

Parque Nacional del Gran Cañón, Estados Unidos

1919, es este uno de los parques nacionales más antiguos de Estados Unidos. Casi 5 millones de turistas lo visitan cada año para admirar el esplendor de una zona única, que debe su peculiar formación al paso del río Colorado.

Parque Nacional del Serengueti, Tanzania

Fundado en 1951, el Serengueti es el Parque Nacional más antiguo de Tanzania. Es especialmente famoso por ser el escenario de la migración anual de más de 1,5 millones de ñus y de 250.000 cebras.

Parque Nacional de Fiordland, Nueva Zelanda

Situado al Sur de esta isla, Fiordland es el Parque Nacional más grande de Nueva Zelanda, siendo además catalogado como Patrimonio Mundial por la Unesco. Alberga 14 fiordos, lagos, selvas tropicales y una variedad de fauna muy importante.

Parque Nacional de Sagarmatha, Nepal

Rodeado de glaciares, valles profundos y majestuosas montañas que culminan en el Everest, este Parque Nacional es el hogar de especies muy exóticas como el leopardo de las nieves o el oso panda menor.

Parque Nacional de Yellowstone, Estados Unidos

Es el Parque Nacional más antiguo de Estados Unidos y del mundo. Famoso por su concentración de géiseres y aguas termales, el parque recibe cada año cerca de 3 millones de visitantes. Es hogar de osos pardos, lobos y bisontes entre otras especies.

Parque Nacional Torres del Paine, Chile

242.000 hectáreas de estepas, bosques, montañas, lagos, cascadas y glaciares. Gracias a la diversidad de su paisaje, el Parque Nacional Torres del Paine es uno de los más bellos y espectaculares en el mundo.
Y no conviene olvidarnos de los parques nacionales de Corcovado (Costa Rica), Los Glaciares (Argentina), Canaima (Venezuela), Galápagos (Ecuador); Jostedalsbreen (Noruega), Las Montañas Azules (Australia); Valle de Jiuzhaigou (China), Tulum (México), Mato Grosso (Brasil); o el Archipiélago de Los Roques (Venezuela).

 

                                     

 

 

 

-

-

-

-