Tribuna / Cristina Narbona Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1254. 6  de julio de 2018

- - --

 

 

 
Tribuna / Cristina Narbona

Globalizando los derechos


ALEX PUYOL

La presencia mayoritaria de mujeres en el Ejecutivo  es el reflejo de una sociedad en la que ya existen mujeres con la preparación adecuada para desempeñar con solvencia dichas responsabilidades. Y, obviamente, esa presencia mayoritaria se traduce también en la atención prioritaria de este Gobierno hacia los necesarios cambios legislativos para favorecer la igualdad efectiva de género,  así como la erradicación de la violencia machista

El Gobierno de Pedro Sánchez ha tomado las decisiones inmediatas de gran impacto en la opinión pública, que suponen un giro radical, en numerosos ámbitos, respecto a posiciones del anterior Gobierno.

Así ha sido en cuanto a la prioridad otorgada al programa de lucha contra la pobreza infantil, que, de forma inmediata, va a paliar este mismo verano el déficit alimentario que sufren los niños de familias con menores ingresos,  al terminar el periodo escolar.

La presencia mayoritaria de mujeres en el Ejecutivo  es el reflejo de una sociedad en la que ya existen mujeres –más que suficientes– con la preparación adecuada para desempeñar con solvencia dichas responsabilidades. Y, obviamente, esa presencia mayoritaria se traduce también en la atención prioritaria de este Gobierno hacia los necesarios cambios legislativos para favorecer la igualdad efectiva de género,  así como la erradicación de la violencia machista: el  "machismo criminal", como lo denominó el presidente Zapatero hace catorce años, al aprobar, como primera iniciativa legislativa de su Gobierno, la ley integral contra la violencia de género. Ello requiere, como ya se había propuesto por parte del grupo parlamentario socialista antes de la moción de censura, más medios materiales y humanos,  para garantizar el avance en estas materias, donde además resulta imprescindible introducir la perspectiva de género y la correspondiente formación,  en particular en el ámbito de la administración de la justicia.

El Gobierno ha conseguido, asimismo, incorporar el tratamiento de la inmigración en la agenda europea, con un nuevo enfoque en el que prevalece la defensa de los derechos humanos y la necesidad de una verdadera política comunitaria que no se limite a levantar barreras en las fronteras de la UE.

Es precisamente en relación con esta cuestión donde quisiera incidir en la trascendencia, a nivel europeo y global, del cambio de gobierno en nuestro país. Durante el mandato de Rajoy, España ha estado completamente ausente –en algunos casos ha jugado a la contra– de los grandes debates que condicionan el futuro social, económico y ambiental de la Humanidad.

Así ha sucedido también en relación con la obligatoria implementación en España de la Agenda 2030 –acordada en 2015 en la Asamblea General de Naciones Unidas–, que integra por primera vez los compromisos internacionales de carácter social –la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad, el empoderamiento de las mujeres, el trabajo decente, el acceso universal a la educación y a la sanidad...– , con los objetivos ambientales –el acceso al agua y al saneamiento, la preservación de la biodiversidad terrestre y marina, la lucha contra el cambio climático…–, y los objetivos de buen gobierno –el mantenimiento de la paz y la justicia, el fortalecimiento de las institucionespúblicas, el establecimiento de alianzas entre todos los actores sociales y económicos ...–.

Una Agenda ambiciosa que compromete a todos los gobiernos en un proceso de reorientación  de todas sus políticas, de forma que respondan de forma coherente a un enfoque integral, reconociendo la interdependencia entre las actuaciones económicas, sociales, ambientales e institucionales.

El nuevo Gobierno ha revisado, con realismo y ambición, el plan de acción heredado, aceptando propuestas valiosas del resto de las administraciones y de la sociedad civil; y ha creado un Alto Comisionado, dependiente del presidente, para desarrollar esta Agenda, coordinando las políticas de los diferentes ministerios. España contribuirá así a la construcción de una globalización muy diferente de la actual: de la globalización de las finanzas –que ha beneficiado a una minoría a escala planetaria, aumentando las desigualdades– hay que transitar hacia una globalización de los derechos de los ciudadanos, garantizados por compromisos políticos como los que conforman la Agenda 2030.

 

 

 

Firma:

Presidenta del PSOE, partido del que es miembro desde 1993. Doctora en Economía por la Universidad de Roma, ha sido, entre otros cargos, secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda (1993-1996) y ministra de Medio Ambiente (2004-2008), así como embajadora de España ante la OCDE (2008-2011). Desde enero de 2013, y hasta su elección como presidenta del PSOE, ha sido consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Es miembro del Global Sustainability Panel del secretario general de Naciones Unidas (2010-2012), de la Global Ocean Commision y de la Red española de Desarrollo Sostenible. También forma parte del colectivo Economistas frente a la Crisis. 

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle