El PP vela armas Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1251. 15  de junio de 2018

- - --

Política / Virginia Miranda

Los sucesores de Rajoy calibran sus opciones frente a las voces
que piden unidad

El PP vela armas

El PP está a punto de poner las cartas sobre la mesa. Entre el 18 y el 20 de junio han de presentarse las precandidaturas al congreso extraordinario del que, un mes después, habrá de surgir el liderazgo que conduzca al partido hacia una nueva etapa en la oposición sin Rajoy. Sin prisa pero sin apenas dudas, Alberto Núñez Feijóo será el más probable favorito a la sucesión. Soraya Sáenz de Santamaría ultima su decisión midiendo sus fuerzas en un partido donde genera divisiones. Y el resto de nombres en las quinielas guarda silencio esperando a que los demás se muevan mientras asisten todos curiosos al paso al frente de José Ramón Bauzá. Son muchas las aspiraciones desatadas en el partido. Y también las voces que reclaman una candidatura única en tiempos inciertos como los que ahora se abren ante la formación popular.

Feijóo dejará atada su salida de Galicia, Sáenz de Santamaría guarda silencio y hace números, Cospedal no descarta nada pero es consciente de las
dificultades y Bauzá ha tomado el testigo de Aguirre para pedir un debate de ideas. / EUROPA PRESS

Feijóo tendrá cuidado en las formas y, antes de dar el paso, asistirá esta semana a la sesión de control en el Parlamento gallego   Santamaría se enfrentaría a los territorios controlados por Cospedal y a abiertos opositores como García-Margallo

Decía Mariano Rajoy ante la Junta Directiva Nacional del PP el pasado lunes, en la que será su penúltima despedida de la presidencia de un partido que ha liderado durante 14 años, que no tiene sucesores ni delfines. Pero nada más negar su existencia, les agradecía su “lealtad inquebrantable, más de la que podría esperar”.

Sí hay que reconocerle al todavía presidente de la formación conservadora que, a diferencia de José María Aznar, que les puso a él, a Rodrigo Rato y a Jaime Mayor Oreja a competir en una carrera sucesoria durante meses, no va a “hacer distingos”, ni a “señalar a nadie con el dedo ni a vetar a nadie. No voy a influir ni a condicionar lo que tiene que ser vuestra libre elección”.

Así las cosas, los aspirantes a tomar su testigo en el congreso extraordinario del que surgirá el nuevo liderazgo popular, previsto en Madrid los días 20 y 21 de julio, cuentan con las mismas fuerzas y apoyos con los que han llegado hasta aquí. Unas fuerzas y apoyos que se han venido trabajado desde que la autoridad de Rajoy comenzara sufrir altibajos de forma intermitente y que ha dividido a los populares, con ciertos desequilibrios, entre sus apuestas favoritas.

Alberto Núñez Feijóo, el eterno preferido, todavía albergaba dudas hacía algunos días pero acabará dando el paso. Y quienes le siguen desde hace años dicen que tendrá mucho cuidado en las formas para no desatender Galicia, que dejará en manos del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, confiando en que la transición sea lo menos traumática posible y que las expectativas electorales no se vean demasiado afectadas con la ayuda, señalan, de la pelea interna que debilita a En Marea. Además, se aventuran a decir que el anuncio de su candidatura a la presidencia del PP no lo hará en Madrid y el propio barón popular ha adelantado que participará en la sesión de control dela Cámara gallega de este próximo miércoles, 20 de junio, día en que concluye el plazo para registrarse.

Dice Feijóo que no le preocupa enfrentarse a otros candidatos por el liderazgo del partido, que él fue elegido presidente del PP gallego en un congreso que comenzó con cuatro aspirantes llegando tres de ellos a la votación. Pero un escenario de estas características no es el más propicio para Soraya Sáenz de Santamaría, la otra dirigente con más posibilidades de tomar las riendas del PP tras el cónclave de julio y que, preguntada por la posibilidad de plantar batalla, ha guardado silencio.

La ya exvicepresidenta del Gobierno tiene el apoyo de la militancia pero no del partido, más proclive a dar su apoyo al presidente del Ejecutivo gallego por ser quien genera menos división interna. Este es el mantra que repiten fuentes populares desde hace tiempo y es lo que vienen a reproducir las encuestas publicadas los últimos días, de forma más clara la de La Sexta asegurando que los votantes del PP se inclinan por Sáenz de Santamaría.

El sistema representativo aprobado en el congreso celebrado en febrero del pasado año y que por primera vez se aplicará en un cónclave nacional permite a los militantes votar en dos urnas a los candidatos y a los compromisarios y, en caso de amplia mayoría –más del 50 por ciento de los votos, quince puntos más que el resto de precandidatos o ser el más votado en la mitad de las circunscripciones–, evita ir a una segunda vuelta para que sean estos últimos los que elijan al líder conservador.

Así, cuantos más candidatos haya, más se reparte el apoyo de los afiliados y menos posibilidades hay de que ninguno de ellos alcance la mayoría necesaria para imponerse en la votación prevista el 5 de julio. De modo que a la exnúmero dos del Gobierno no le serviría aquí su ascendente sobre la militancia y no le queda más remedio que buscar alianzas en los territorios, que son los que al fin y al cabo determinan el voto de los compromisarios de cada circunscripción.

Tras la Junta Directiva Nacional del pasado lunes, se dejó ver charlando largo rato con los vascos Javier Maroto, Iñaki Oyarzábal y Borja Sémper. Euskadi, con el sorayo Alfonso Alonso al frente, es uno de los terrenos abonados para respaldar a Sáenz de Santamaría. Pero ella sabe que otros tantos tratarían de cerrarle el paso –con la Castilla-La Mancha de María Dolores de Cospedal a la cabeza– y algunos de sus enemigos ya han empezado a hacer campaña contra su eventual candidatura; José Manuel García-Margallo ha comenzado a buscar avales –hacen falta 100– por si decide presentarse para ponérselo más difícil a una candidatura de la exvicepresidenta.
  
La tercera en liza, secretaria general del PP, no se descarta. Pero su posición es también delicada. Su soterrada pelea de poder con Sáenz de Santamaría también la ha debilitado a ojos de buena parte de un partido donde, si bien está mejor situada, la neutralidad de Feijóo se antoja más favorable a los intereses de la formación. Una formación donde los presuntos ‘tapados’, los exministros Ana Pastor e Íñigo de la Serna, han decidido guardar silencio estos días previos al plazo de presentación de candidaturas.

Como nota de color –o como contratiempo de última hora, dependiendo del recorrido que tenga– está el senador y expresidente de Baleares, José Ramón Bauzá, que ha pedido recuperar el debate de las ideas después de años de gestión alejados de los principios y valores del partido y que, preguntado por su vinculación con Esperanza Aguirre, abanderada de este mismo discurso, lanza balones fuera defendiendo la necesidad de apostar por la vertiente liberal de la formación conservadora.

Dos, tres, cinco y hasta siete nombres se barajan los días previos al plazo de presentación de candidaturas. Demasiadas para muchos dirigentes que desde la moción de censura y el adiós de Rajoy dicen temer que “las cuchilladas” por el liderazgo hagan estallar por los aires el partido en el peor momento posible.

Si acaba habiendo pelea o existe acuerdo de unidad se sabrá en estos días. En unos tiempos en que la realidad discurre a una velocidad de vértigo, no podía ser de otra forma.

Plazos, fechas y organización del cónclave

La Junta Directiva Nacional del Partido Popular aprobaba este pasado lunes, 11 de junio, la celebración con carácter extraordinario del XIX Congreso Nacional del PP los días 20 y 21 de junio, en Madrid.

El plazo de presentación de precandidaturas queda abierto desde el 18 de junio a las 12:00 horas hasta las 14:00 horas del 20 de junio. La Comisión Organizadora proclamará a los precandidatos presentados el día 22 de junio, y convocará la campaña electoral interna desde las 10:00 horas del día siguiente, 23 de junio, hasta las 24 horas del 4 de julio.

Los afiliados podrán inscribirse para participar en la elección del presidente del PP desde el pasado lunes, día 11, hasta el 25 de junio, a las 14:00 horas, y para participar como compromisario en el Congreso hasta el 29 de junio a las 14:00 horas. Todas las asambleas se celebrarán el jueves 5 de julio, desde las 09:30 hasta las 20:30 horas.

Por otro lado, la Junta Directiva Nacional también aprobaba la Comisión Organizadora y su Presidencia del XIX Congreso Nacional a cargo del eurodiputado del PP, Luis de Grandes, acompañado por los vicepresidentes Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP de Castilla y León y presidente del Comité de Derechos y Garantías; Vicente Tirado, secretario general del PP de Castilla-La Mancha y secretario ejecutivo de Electoral del PP; y Juan Carlos Vera, coordinador de Organización del PP y secretario general del PP de Madrid.

El número de compromisarios será de 3.134, de los cuales 522 son natos y 2.612 electos. Los criterios de distribución se mantendrán iguales a los de los anteriores congresos celebrados desde 1990, es decir, seis compromisarios mínimo por provincia y las islas, Ceuta y Melilla tendrán como mínimo tres compromisarios. El resto se distribuirá otorgando un 75 por ciento según afiliación y un 25 por ciento por resultados electorales de las anteriores elecciones generales.

La elección de compromisarios se celebrará en toda España el día 5 de julio. La votación coincide, en urnas separadas, con la de los precandidatos, abierta a toda la militancia al corriente del pago de la cuota anual y tras inscripción personal en las sedes del partido.