El Spinnaker / Graciano Palomo Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1250. 8  de junio de 2018

- - --

 


La economía desde mi observatorio /
Carlos Berzosa

Se abre una nueva etapa política con buenas perspectivas

EUROPA PRESS

Se ha vuelto a retratar Rivera con su actitud de apoyar a Rajoy, lo que además pone de manifiesto que no se puede esperar nada de este partido político para regenerar la democracia y caminar por la senda de la decencia. No se debe olvidar que el silencio ante determinados hechos y el apoyo a comportamientos corruptos te hace cómplice

El triunfo de la moción de censura ha sido un éxito para la democracia y para la recuperación de la decencia en política. Fue mi admirado Emilio Lledó el que utilizó, hace ya algunos años,  la expresión de la decencia en la política y que me ha parecido, desde que la leí, un gran acierto, de los muchos que tiene este gran filósofo. La corrupción que afecta al PP está llegando a cotas insospechadas y la sentencia de la Gürtel resulta demoledora para esta formación política. El basurero que han dejado y que puede aumentar contribuye al descrédito de la democracia y de los políticos. Necesitamos, como condición necesaria, políticos decentes.

Se da por terminada la etapa del gobierno de Rajoy, que se ha caracterizado por negar la corrupción del partido, que aunque viene de la época de Aznar, nunca ha querido asumir las responsabilidades políticas de este gran escándalo. Pero además de la corrupción ha sido el gobierno de la ley mordaza, de la precariedad laboral, bajos sueldos, aumento de la desigualdad y los costes que han generado las políticas de austeridad. Se trata de enmendar todo esto y apostar por la educación, ciencia, cultura, sostenibilidad del medio ambiente, igualdad de rentas y de género, cooperación al desarrollo y  ayuda a los refugiados.

La etapa que se inicia puede ser muy positiva para el avance de las libertades, democracia, diálogo, negociación y decencia. Hay que crear un nuevo talante que deje fuera la forma de gobernar arrogante y prepotente. Desde esta posición hay que afrontar la cuestión catalana y las condiciones económicas y sociales que he mencionado. El crecimiento económico no debe ser un fin en sí mismo, sino que debe estar al servicio de la consecución de una sociedad mejor, más equitativa y de mejora de las condiciones materiales de existencia de los que menos tienen. En suma, hay que ir sentando las bases de otro modelo de desarrollo.

No se me oculta que conseguir todo esto no es tarea fácil, sobre todo estando en minoría en el Parlamento y con una oposición que va a ser muy dura. En estos casos, el PP se suele tirar al monte acompañado de los medios de comunicación afines a su ideología, anunciándonos cada día la llegada del apocalipsis. Hay que, por tanto, saber aguantar el chaparrón y hacer políticas que convenzan a la ciudadanía. Para lograr avances en el Parlamento hay que practicar la cultura de la negociación. Una negociación que hay que hacer también con movimientos sociales, ONGs, pensionistas y sindicatos. Se trata de volver a recuperar derechos civiles, políticos y sociales, y crear otros nuevos como los ecológicos.

Aparte de las dificultades internas, se dan limitaciones externas como los impuestos por la Unión Europea y la globalización neoliberal. Aunque de todos modos siempre hay un margen de actuación que hay que saber aprovechar y utilizar como lo está haciendo Portugal. Se trata de avanzar en una sociedad mejor que la que nos ha dejado en herencia el gobierno de Rajoy. De momento, al Gobierno hay que darle un margen de confianza. Los nombramientos de las ministras y ministros, aunque algunos nos parezcan mejor que otros, me gustan. Es un buen comienzo de esta nueva etapa en la que ha quedado fuera de juego Ciudadanos. Se ha vuelto a retratar con su actitud de apoyar a Rajoy, lo que además pone de manifiesto que no se puede esperar nada de este partido político para regenerar la democracia  y caminar por la senda de la decencia. No se debe olvidar que el silencio ante determinados hechos y el apoyo a comportamientos corruptos te hace cómplice.

Me siento optimista, a pesar de la incertidumbre existente, porque a peor no se puede ir. En todo caso, hay que estar vigilante, ser exigente y crítico. Una oportunidad que no se puede desaprovechar pero que el PSOE no puede hacer en solitario.

 

 

 

Firma:

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-

-

-


-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle