El Acento / Inmaculada Sánchez Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1242. 13  de abril de 2018

- - --





El Acento / Inmaculada Sánchez

Mis gracias a la universidad pública, pese a la Rey Juan Carlos


El acceso de las clases populares a la universidad en nuestro país se ha frenado con la crisis y con Bolonia y sus másteres de pago. La Rey Juan Carlos, el ‘campus de amiguetes’ del PP, y el escándalo Cifuentes deben ser depurados para que su hedor no añada más obstáculos aún a la incipiente democratización de esas profesiones que determinan el poder: jueces, médicos, economistas o ingenieros.

Hubo tiempos, en este país, que el mero hecho de tener carrera, y, sobre todo, alguna en concreto, era signo de distinción y reconocimiento social. Ser juez, médico o ingeniero ya, en sí, decía mucho de quien lo era y de su familia y ascendencia social. Tras la muerte de Franco y la llegada de la democracia política a nuestro país bien sabía el bando perdedor de nuestra Guerra Civil que esa aplaudida y reconocida democratización a nivel internacional iba a requerir aún décadas para inquietar mínimamente a los habituales de los grandes tribunales, la alta dirección de las empresas o los timones de cuarteles u hospitales. Extraño sería que, de repente, fuéramos a ser todos iguales, iguales, por mucha democracia que tuviéramos.

Pese a todo, las puertas que abrieron los primeros gobiernos socialistas al universalizar la educación primaria y secundaria y becar como nunca antes a la universitaria, provocaron un aluvión de estudiantes de clase trabajadora a los campus españoles. Estas primeras generaciones de licenciados en sus respectivas familias ‘mancharon’, años después, con su llegada, el hasta entonces homogéneo mapa de los grandes despachos del poder real.

Ese exigente acceso al ascensor social que, por primera vez, disponía de motor de arranque en España empezó a cerrarse, antes de tiempo, con el Plan Bolonia, la reducción de las licenciaturas a grados que conllevaba y la necesidad de completar el título con un máster de pago. La crisis de 2008 y los recortes que dispararon el coste de las tasas universitarias y los citados másteres hicieron el resto para convenir la inclemente expulsión de buena parte de esos hijos de  ‘descamisados’ recién llegados a las aulas del saber.

Es por eso que el ‘máster de Cifuentes’ está haciendo tanto daño. La aún presidenta de la Comunidad de Madrid está ya sentenciada políticamente pero al destrozo que su caso está haciendo a la universidad pública todavía le queda un desasosegante recorrido que pocos aciertan a delimitar.

En Madrid es más que conocido el apelativo de la universidad Rey Juan Carlos como el ‘campus de amiguetes del PP’. Pero, aun sabiéndolo, que sus másteres se devalúen al nivel de regalos interesados perjudica no sólo a sus inocentes estudiantes, mayoría, además, del cinturón obrero del sur de Madrid, donde paradójicamente situó el PP ‘su’ universidad por motivos  aún por escribir, sino a toda la universidad pública en la que se apoya el único resquicio de la democratización social.

Quien suscribe, ‘intrusa’ en ese escalafón profesional al que le dio acceso la universidad pública, no quiere pensar que, pese a todos los ajustes y mejoras que todavía precisan nuestros campus públicos, se ponga en cuestión su calidad de garante de la igualdad educativa. Ni que la desvergüenza de algunos de sus gestores se lleve por delante su imprescindible papel en la cada vez más debilitada función del Estado como redistribuidor social. No. Ni me quiero acordar de lo que pasó con las cajas de ahorros…

 

Firma

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle