Los Debates de El Siglo 1.236 Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1236. 2  de marzo de 2018

- - --

Los  Debates / Mercedes Cobo

El Día Internacional de la Mujer convoca por primera vez a un paro femenino

La huelga feminista del 8 de Marzo

A apenas unos días del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el que este año, por primera vez, además de las históricas reivindicaciones por la igualdad se ha convocado una huelga laboral y de cuidados, de 2 y 24 horas, Henar Sastre, miembro de la Comisión 8- M del Movimiento Feminista; Nadia Álvarez, portavoz del PP en la Comisión de la Mujer de la Asamblea de Madrid; Ángeles Álvarez, portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad del Congreso, y Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT, han explicado sus posturas al respecto en “Los debates de EL SIGLO” celebrados en el Centro Cultural Blanquerna, en Madrid. Todas se han mostrado de acuerdo en las reivindicaciones, aunque no en los métodos, y en la necesidad de llegar a un consenso para empezar, desde los distintos ámbitos, a cambiar la situación de las mujeres. Las convocantes del paro se han mostrado convencidas de que la huelga será un éxito y todas las participantes en el coloquio han insistido en la importancia de la educación para acabar con las desigualdades laborales, con el acoso, y con la violencia de género.


De izqda. A dcha.: Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT; Nadia Álvarez, portavoz del PP en la Comisión de la Mujer de la Asamblea de Madrid;  Inmaculada Sánchez, directora de El Siglo; Henar Sastre, miembro de la Comisión 8- M del Movimiento Feminista, y Ángeles Álvarez, portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad del Congreso, en el animado debate que mantuvieron en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid. / ÁLEX PUYOL

Henar Sastre, de la Comisión 8 de Marzo del Movimiento Feminista, comenzó su exposición explicando que este 8 de marzo es diferente. “El año pasado ya hubo una propuesta internacional de un paro de mujeres, por las premuras de tiempo no se pudo hacer una huelga, se hizo un paro simbólico, pero sí que desbordamos las calles con la manifestación. Esa huelga la secundaron 70 países, la propuesta venía de Argentina, del grupo de mujeres que lidera “Ni una menosVivas nos queremos”, eso ha impactado en todo el mundo”.

Indicó que La Comisión 8 de Marzo, es una comisión abierta, compuesta por mujeres feministas, “muy jóvenes junto a otras de larga trayectoria”, que se reúnen todos los meses desde abril para preparar la huelga. “Es un espacio accesible para que puedan estar todas las mujeres. Ha sido un año de mucho aprendizaje y ha sido muy interesante para  las mujeres feministas de larga trayectoria”.

Para Sastre, “tal como se están dando todos los acontecimientos, la huelga es un éxito ya por el hecho de que estemos aquí sentadas mujeres de diferentes partidos, de que haya un impacto tan grande en todas las organizaciones sindicales, partidos políticos y en la sociedad. El objetivo de generar conciencia de ciudadanía para que las desigualdades y la violencia se pongan en la agenda como un tema central, se ha conseguido”.

Recordó que el feminismo lleva dando pequeños pasos a lo largo de 3 siglos, “pero nosotros queríamos dar una gran zancada, porque no podemos soportar 7 mujeres asesinadas desde enero, 357 varones denunciados por violencia sexual, no podemos consentir que vayamos por la calle y tengamos miedo de ser violadas, que en los trabajos estemos acosadas. Esta indignación, que se alimenta por las redes, esta hartura, queremos que sea colectiva, no sólo de las feministas  más concienciadas, no sólo de las jóvenes, sino de todos”.

Henar Sastre (Comisión 8-M)

“El objetivo de generar conciencia de ciudadanía para que las desigualdades y la violencia se pongan en la agenda como un tema central, se ha conseguido”

“Si las mujeres paramos, se para el mundo, porque estamos en todos los espacios, en el productivo y en el reproductivo”



Ángeles Álvarez, diputada y portavoz de Igualdad del PSOE, indicó que en cuanto a reivindicaciones este 8-M no es diferente a otros. “La diferencia tiene que ver con el impacto social, las organizaciones de mujeres han sido capaces de ir articulando un entramado en estos últimos años para llegar a un momento, en que había un caldo de cultivo, que ha permitido la comunicación también a nivel internacional.  En este país en concreto, ha tenido un impacto especial porque venimos acumulando experiencias de movilización muy importantes”.

Recordó las movilizaciones en defensa de la ley del aborto, las concentraciones del 7 N, “y ahora éstas. Hay determinadas corrientes que han desembocado en que los medios de comunicación, la sociedad, los propios sindicatos, aquellas instituciones que habían fijado menos la atención en estos asuntos, porque no se había articulado un objetivo conjunto, en estos momentos las organizaciones de mujeres han sido capaces de articular conjuntamente con los sindicatos una movilización, a distintos niveles, pero se han dado los pasos para generar esas complicidades, que hacen que los elementos confluyan y haya un gran pacto social que es lo que está ocurriendo en estos momentos”.
Insistió en que en términos de reivindicación, no hay reivindicaciones nuevas. “No hay un elemento nuevo,  el hartazgo une mucho y hay una situación de hartazgo en este país y en el mundo en general con respecto al papel que las mujeres están obligadas a desempeñar”.    

Nadia Álvarez, diputada y portavoz del PP en la Comisión de la Mujer de la Asamblea de Madrid, se mostró de acuerdo en que las reivindicaciones son las mismas, pero indicó que este año se ha creado la Comisión 8 de Marzo, responsable de la convocatoria de esta huelga que cuenta con el apoyo de algunos sindicatos y de algunos partidos políticos.

“Nosotros, desde la posición del PP, no respaldamos esta huelga, porque lejos de apostar por la unidad de todos, prescinde de una gran parte de la sociedad que son los hombres, y creemos en una igualdad real de hombres y mujeres, nosotras no vamos a poder alcanzar la plena igualdad si no contamos con toda la sociedad”.

Afirmó que es un huelga que “nosotros no compartimos porque es un huelga insolidaria con las mujeres autónomas, por ejemplo, que no pueden parar esas dos horas, también es insolidaria con las mujeres que cuidan a personas dependientes, y es una huelga irresponsable porque después de un gran acuerdo como el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género, que ha contado con la aportación de todos los partidos políticos, la solidaridad y el unir fuerzas contra esta gran lacra social que es la violencia de género, trasladarlo a esta huelga no nos parece nada acertado.

Nosotros pensamos que el 8 de marzo debemos apostar por los derechos civiles y la igualdad laboral, que son los valores que se deben celebrar y no huelgas partidistas, o tratándolas de utilizar con fines contra el propio Gobierno”. 

Henar Sastre indicó que lo que quieren poner sobre la mesa es que “si las mujeres paramos, se para el mundo, porque estamos en todos los espacios, en el productivo y en el reproductivo. Esta huelga está inspirada también en la islandesa de 1975. El 90% de las mujeres pararon y a los pocos meses lograron una ley de igualdad. Nosotras necesitamos a los sindicatos, hay 5 sindicatos que apoyan la huelga de 24 horas, y los 3 grandes, CCOO, USO y UGT, convocan paros de 2 horas, quién quiera hacer huelga tiene la cobertura legal”.

Aclaró que la huelga no es sólo laboral “porque no todas las mujeres tienen un empleo, pero todas pueden hacer huelga, porque la huelga de cuidado nos atraviesa a todas. Todas las mujeres están en las tres huelgas, la de consumo, la de los cuidados, que supone para muchas mujeres no tener autonomía económica, que es un logro del feminismo, pero la división del trabajo ha hecho que los hombres no hayan entrado en las casas al cuidado, a la corresponsabilidad, las mujeres no renunciamos a ser autónomas económicamente porque la dependencia de los demás nos pone en riesgo de sufrir violencia, y no nos hemos descargado de los cuidados porque los estados y las instituciones no entran en la corresponsabilidad”.

Señaló que “todas las mujeres se socializan en los colegios en la desigualdad de género y por tanto todas las mujeres pueden hacer 3 huelgas al menos. El tema laboral nos está llevando mucha energía pero de lo que se trata en esta huelga es de generar una conciencia colectiva, de que se cumplan las leyes. Esto es lo que queremos conseguir”.

Ángeles Álvarez dijo que esta convocatoria “no la podemos manejar con los parámetros de las huelgas tradicionales, tenemos que ir al objetivo final, y ahí es donde debemos hallar los encuentros,  y por tanto,  si se hubiera planteado en el sentido tradicional de ir a una huelga del trabajo no hubiese tenido el impacto que está teniendo en estos momentos. El movimiento feminista está empezando a articular vinculaciones más sólidas con el movimiento sindical, se han sentado a hablar de igual a igual y han pedido que haya determinadas actuaciones por parte de los sindicatos que han buscado una fórmula para tratar de dar un apoyo estratégico y jurídico”.

Ángeles Álvarez (PSOE)

“Hay que equilibrar la presencia de los hombres y de las mujeres en todos los ámbitos, y eso no lo pueden hacer sólo las mujeres, tiene que haber políticas públicas que lo fomenten”

“Las mujeres saben que están en el peor de los momentos en lo que tiene que ver con las cuestiones relacionadas con su presencia en el mundo laboral”

Indicó que no tienen grandes diferencias de fondo, “apoyamos el discurso en general y hemos querido sumarnos porque a esta huelga le damos la importancia del activismo pedagógico, que trata de poner encima de la mesa los elementos claves de la discriminación de las mujeres, que no son los exclusivamente vinculados al mundo del trabajo asalariado, siendo importantísimo porque es el elemento clave, pero no es el único que esta convocatoria incorpora”.

Dijo que en relación al trabajo asalariado hay que incluir algunos elementos que pongan de manifiesto cuales son los lastres que tienen las mujeres para ser competitivas en el mundo laboral, “y no tienen que ver con la formación, tienen que ver con otros elementos y esta huelga apunta a esos elementos de manera muy clara. La encuesta del tiempo señala que las mujeres trabajan 2,14 horas más diarias que los varones en lo que tiene que ver con los cuidados, que son 781 horas al año, y casi mes y medio más de trabajo que las mujeres dedican, más que sus compañeros, a atender a personas dependientes en los distintos niveles. Eso es un lastre para que las mujeres sean competitivas en el mercado laboral”.

Apuntó que mientras el Gobierno “no tenga claro que la implicación del Estado en la corresponsabilidad de los cuidados es un elemento clave para que las mujeres dejen de estar ancladas a ese suelo que nos impide avanzar en materia de igualdad, estamos bloqueadas. Hay que equilibrar la presencia de los hombres y de las mujeres en todos los ámbitos, y eso no lo pueden hacer sólo las mujeres, tiene que haber políticas públicas que lo fomenten”.

Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT, explicó que han convocado la huelga de 2 horas junto con CC OO porque consideran que es el momento de marcar un antes y un después. “El convocar una huelga general, sea de 24 horas, de 2 o de 4, para un sindicato es una herramienta muy potente que hemos utilizado en distintas ocasiones a lo largo de estos últimos 40 años”. Consideró que la situación de las mujeres al acceder al mercado laboral, y una vez en el mercado laboral “nos discrimina, y los sindicatos somos unos de los actores que podemos intentar cambiar estas cuestiones desde dentro, hemos convocado una jornada de 2 horas porque para nosotros la huelga es una herramienta, no es el fin, y consideramos que una huelga de 2 horas era posible que la pudieran hacer hombres y mujeres con mayor facilidad que una huelga de 24 horas, porque las condiciones laborales siguen siendo de mucha precariedad, de mucha temporalidad, hemos convocado tanto a hombres como a mujeres para visibilizar esta precariedad laboral. Eso no quiere decir que no nos sumemos a todas las propuestas que desde el movimiento feminista van a hacer, nos hemos sumando a todas las reivindicaciones que desde el movimiento feminista se llevan haciendo, tanto ellas como nosotros, como sindicato, no sólo este 8 de marzo, sino que las llevamos haciendo desde hace muchos años cada uno en nuestro ámbito. Consideramos que el 8 de marzo va a ser un punto de inflexión en nuestro país pero el 9 de marzo vamos a seguir trabajando”.

Resaltó que nunca se había convocado una huelga parcial por un motivo que no fuera contra una agresión, “y esta es una huelga para proponer y para que se ponga encima de la mesa que muchas personas llevamos mucho tiempo hablando pero que ya es hora de que nos pongamos todos a trabajar”.

Nadia Álvarez indicó que hay un tema central que es el empleo femenino. “La mejor política que se puede hacer para las mujeres es el empleo, en esa línea está trabajando el gobierno del PP, y está trabajando bien. Queda mucho trabajo por hacer mientras haya una sola mujer que esté parada, pero las cosas se están haciendo bien, mientras que con el gobierno del PSOE se destruyó empleo, y a las que más daño hizo esta destrucción de empleo fue a las mujeres y a los jóvenes. En 2017, España ha recuperado todos los niveles de empleo femenino de antes de la crisis, es verdad que queda mucho por hacer pero también que se están tomando medidas y se está trabajando en la línea. Hacer una huelga en el ámbito laboral cuando ahora se ha recuperado toda la destrucción de empleo del PSOE y meterla también en la lacra social que sufrimos las mujeres en el siglo XXI que es la violencia de género, cuando se ha logrado alcanzar un pacto de Estado que es histórico, me parece irresponsable, y no podemos estar de acuerdo porque nos parece un arma arrojadiza contra el Gobierno. Quedan muchos retos por alcanzar, pero en cuanto a empleo y la brecha salarial, que se ha disminuido 4 puntos en estos últimos años, demuestra que algo estaremos haciendo bien”. Puso el ejemplo de Madrid, donde de cada 100 empleos 48 los están ocupando mujeres. “Es la comunidad donde más mujeres han emprendido durante el último año”, e insistió en que “no entienden está huelga que está mezclando dos cosas que no tienen nada que ver”.

Nadia Álvarez (PP)

“No respaldamos esta huelga porque, lejos de apostar por la unidad de todos, prescinde de una gran parte de la sociedad que son los hombres”

“El 8 de Marzo debemos apostar por los derechos civiles y la igualdad laboral: son los valores que se deben celebrar”


Henar Sastre se refirió al estrés que sufren las mujeres y dio el dato de que el 72% de las mujeres en este país lo sufre. Explicó que los niveles de estrés en los hombres bajan cuando llegan a casa mientras que los niveles en las mujeres se disparan. Señaló  que “el problema es que las mujeres estamos en los dos sistemas y no queremos renunciar ni a lo productivo ni a lo reproductivo, lo que queremos denunciar a las administraciones y a los gobiernos, y a nuestros compañeros de viaje, es que nos estamos matando las mujeres porque no vamos a renunciar a ser autónomas económicamente pero los estados tienen que saber que cuando una mujer decide tener un hijo, es una decisión personal pero colectiva también. Pedimos a los gobiernos los permisos iguales e intransferibles que van a generar una cultura que, en dos generaciones, entenderá que cuidar a los hijos también significará cuidar de los padres. Queremos generar cambios de comportamiento porque el sistema de persuadir no nos sirve, las leyes y la educación son las que cambian las cosas, con los presupuestos”. 

Ángeles Álvarez señaló que el PP “está enquistado en el discurso de la ministra de Trabajo cuando se ha demostrado que los datos que da no son ciertos. Desde los años 80, en este país la gráfica de la población activa femenina ha tenido siempre una línea ascendente hasta que llegó el PP al Gobierno en esta última ocasión, es la primera vez desde los años 80 que hay un cambio de tendencia. En estos momentos, la cifra de actividad de las mujeres en este país, está por debajo de las mejores cifras que hemos tenido. Las mujeres saben que están en el peor de los momentos, en lo que tiene que ver con las cuestiones relacionadas con su presencia en el mundo laboral, en relación a la poca calidad del empleo, al poco apoyo institucional o la falta de corresponsabilidad del Estado. Todo eso está ahí”.      

Cristina Antoñanzas se refirió a un informe que ha elaborado UGT sobre la situación de la conciliación en España. Explicó que más del 90% de las excedencias o reducciones de jornada por cuidado de hijos o de mayores las solicitan las mujeres, “de las personas que reciben 648 euros al mes, trabajando, el 69% son mujeres, el problema es la propia entrada al mercado laboral de las mujeres, ocupamos trabajos con salarios mucho más bajos con una precariedad laboral y una temporalidad más alta que la de los hombres, con una parcialidad no deseada, el 75% de los contratos a tiempo parcial los ocupan las mujeres, y si se les pregunta, más del 60% de estas mujeres dicen que quieren trabajar a jornada completa pero no las contratan. La brecha salarial en nuestro país en 2010 era de 22,55, y en 2015,  22,86 según los datos del Instituto Nacional de Estadística, y la brecha salarial ocurre en el 100% de las empresas en nuestro país y de la administración pública. Los planes de igualdad en nuestro país se negocian en empresas de más de 250 trabajadores, y del más de millón y medio de empresas de nuestro país, sólo alrededor de 4.500 tienen más de 250 trabajadores”.

Se refirió también al Pacto contra la Violencia de Género e indicó que no se ha puesto nada en marcha que cueste dinero. “Pero además hay una parte de la que no se habla y es la del ámbito laboral: sólo hay una medida en el ámbito laboral de acoso para las empleadas públicas, cuando las mujeres no denuncian porque su acosador es su superior y porque en el 99% de las ocasiones lo que se hace es victimizar a la víctima que está sufriendo acoso. Lo primero que se hace es cambiarla de puesto de trabajo. Siempre que haya pactos contra la violencia de género vamos a estar ahí pero los 200 millones son insuficientes, hay que apostar claramente, pero en el ámbito laboral no hay ninguna medida. Se están haciendo cosas pero si queremos sacar adelante esto tenemos que hablar muy claro y no mirar hacia otro lado”.

Nadia Álvarez aclaró que el discurso de la ministra Fátima Báñez es el discurso de lo realizado e indicó que las mujeres están “mucho más contentas con el PP en el Gobierno, que si por algo se caracteriza es por la creación de empleo y por la recuperación económica. “Cogimos un país en el que 7 de cada 10 nuevas paradas en Europa eran españolas, actualmente el mercado laboral ha mejorado considerablemente, como demuestran los datos de la Seguridad Social. Se ha recuperado todo el empleo que se había perdido durante la crisis con el gobierno del PSOE, y hoy hay más mujeres trabajando que nunca en el mercado laboral”.

Cristina Antoñanzas (UGT)

 “Ocupamos trabajos con salarios mucho más bajos con una precariedad laboral y una temporalidad más alta que la de los hombres”

“Que se esté hablando de igualdad, de discriminación, de violencia de género, de acoso en el trabajo, ya es un gran éxito”


En cuanto a la corresponsabilidad, afirmó que es imprescindible y que por eso “se están tomando muchas medidas a ese respecto, tenemos derecho a ser madres y a ser independientes económicamente por eso desde todos los partidos políticos y desde todos los organismos, debemos facilitar esa función. Creo que sí se están haciendo las cosas, aunque quede mucho trabajo por hacer. Se está trabajando en la flexibilización en el ámbito laboral, en horarios más racionales, el teletrabajo, con medidas como las reducciones fiscales que ha puesto en marcha el gobierno del PP, más servicios de apoyo a la familia, la nueva ley de autónomos… Se están llevando a cabo muchas medidas y esto está haciendo que nuestro mercado laboral esté mejorando, aunque quedan muchas cosas por hacer”.

En cuanto a los presupuestos, indicó que todos los partidos políticos “harán un ejercicio de responsabilidad para aprobar esos presupuestos, que hacen que se pueda llevar a cabo un Pacto contra la Violencia de Género que de otro modo no se puede dotar económicamente. Es verdad que la igualdad, que ha avanzado muchísimo, es una lucha de todos, de hombres y de mujeres, la base de la igualdad es la educación, una educación en igualdad desde la infancia, en las casas, en las familias, en los colegios, en todo, porque cuando hayamos logrado educar a nuestra sociedad en igualdad tendremos una sociedad mucho más justa y fuera de cualquier tipo de violencia, y en ese camino es en el que siempre se va a encontrar el PP con la mano tendida hacia todas las organizaciones sindicales y hacia los demás grupos parlamentarios”.

Ángeles Álvarez, en cuanto al Pacto contra la Violencia de Género, indicó que la Constitución española prevé que un gobierno determinado pueda no conseguir sacar unos presupuestos adelante, y la legislación española también prevé y da instrumentos para habilitar un crédito extraordinario. “El país no se para porque no haya presupuestos”. Afirmó que los asuntos relacionados contra la violencia contra las mujeres son de urgente necesidad, “para estas cuestiones existen instrumentos como el decreto ley, si no se ha hecho es porque alguien está usando ese instrumento para tratar de meter presión a los partidos políticos”. Reprochó al PP que al no habilitar ese presupuesto están  haciendo un uso partidario del Pacto, y añadió que el único que no cumple los acuerdos es el PP.

Dijo que las principales políticas públicas que ha desarrollado el PP han atacado fundamentalmente a las mujeres. “Las mujeres de este país sufrieron los recortes en el ámbito de la educación, en la sanidad, dos ámbitos donde son mayoría, y que están vinculados a todo lo que tiene que ver con la corresponsabilidad del Estado. Las mujeres se han visto afectadas doblemente, porque han sido las expulsadas y porque el Estado deja de apoyarlas con la misma intensidad con las que se les apoyaba y alguien tiene que asumir esas tareas”.

Volviendo con la huelga feminista, indicó que cuando se habla de cuidados se habla de tareas que no pueden dejar de hacerse. “Todas las áreas que están vinculadas con el cuidado es donde se han producido los principales recortes en este país, y por tanto, las mujeres han sufrido doblemente esos recortes, como asalariadas y como personas que tienen que asumir lo que el Estado deja de hacer”.   

Cristina Antoñanzas, habló de la directiva de cuidados parentales que se está tramitando en el Parlamento Europeo, y explicó que en nuestro país, y en el ámbito europeo, se protegía a los trabajadores para que puedan reducir la jornada, pero que en “Europa se han dado cuenta de que estas leyes que parecía que iban a favorecer la conciliación, en el fondo a quien han perjudicado ha sido a la mujer, porque la alejan del mercado laboral y esta brecha cuando se habla del pensión asciende al 37%. Una legislación que en principio venía para mejorar la conciliación lo que se ha visto es que ha perjudicado a la mujer. La Comisión Europea se ha dado cuenta y sus propuestas han cambiado, quiere proteger a la mujer en el mercado laboral, y para eso tiene que haber inversión en infraestructuras públicas”.

Se mostró totalmente de acuerdo en que hay que partir de la educación pero resaltó que es necesario conjugar, “no se pueden tomar medidas aisladas, que es lo que está haciendo el PP, si ya desde la Unión Europea van cambiando esas políticas para proteger en el mercado laboral a la mujer y se habla de infraestructuras públicas de calidad y asequibles para todo el mundo que quiera utilizarlas, nosotros en nuestro país tendremos que hacer lo mismo, no recortando donde había”.  

Dijo que lo que no es de recibo es que la UGT haya podido tener una entrevista para hablar de cuestiones como dependencia o discapacidad con la ministra francesa, antes que con la ministra de Igualdad, Sanidad y Servicios Sociales de España, “porque se hacen unos ministerios tan estancos que no permiten esa accesibilidad”.

Reconoció que se están haciendo cosas pero que es necesario “hablar en conjunto, la discriminación, el acoso, la violencia de género, no mezclamos, pero las mujeres sufrimos todo eso”.    

Henar Sastre consideró que si las administraciones y los partidos se creen que la igualdad “ensancha la democracia, si se cree en la democracia, sabrán que estamos en un sistema patriarcal que está por encima de todos los sistemas, y  es un sistema desigual. Lo que esperamos las mujeres de los partidos políticos, y por eso salimos a la calle, es que hagan una agenda común, que se pongan de acuerdo, cuando escucho a feministas jóvenes que no quieren saber nada de los partidos, que están en posiciones muy radicales, porque están en condiciones de precariedad, se las tiene que convencer para que luchen por sus derechos, pero no quieren hablar de derechos porque sienten que quien tiene que garantizar los derechos les ha dado la espalda y esto es muy peligroso. Lo mismo que las mujeres en muchos países latinos, de distintas ideologías, se pusieron de acuerdo, porque nos unen los mismos objetivos, estamos de acuerdo en lo fundamental y además la sabiduría feminista siempre encuentra vías de solución. Esa es mi experiencia, porque intentamos que el patriarcado que está dentro de nosotras no nos deje perder el objetivo. Es importante que quede claro que este esfuerzo que estamos haciendo es para que nos pongamos de acuerdo”.    

Nadia Álvarez consideró que es fundamental ponerse de acuerdo, “como se ha hecho en el Pacto de Estado nacional, ojalá tuviéramos también un pacto por la educación, porque me parece imprescindible y supongo que todos estaremos de acuerdo”. Discrepó en cuanto a que el PP tome sólo medidas puntuales y dijo que el tema de la igualdad se está tomando de una manera trasversal que está afectando a todas las áreas, “y se están tomando medidas al respecto en todo y se están llevando a cabo, y están funcionando”.

Resaltó la medida que se ha tomado desde el Gobierno del currículo ciego y la consideró muy acertada y un paso en positivo. Indicó que van a seguir trabajando en las líneas de corresponsabilidad familiar, continuar con el tema de la reducción de la brecha salarial, trabajando con medidas en las empresas, “la eliminación de todas barreras con las que nos encontramos las mujeres al ascender a un puesto directivo, queda mucho por hacer, pero se está trabajando bien y vamos en la línea correcta y acertada”.   

En cuanto a cómo le gustaría que fuese el balance del 8 de marzo, Henar Sastre dijo que prevén que haya un millón de personas en la calle y que esa protesta significa que las mujeres “estamos hartas y queremos que tenga el suficiente impacto en la mente de los hombres y de las mujeres de toda la sociedad, y sobre todo de los que tienen que tomar medidas para que esto cambie y se pongan a trabajar desde la exigencia, de que no podemos soportar tanta injusticia y tanta violencia, que dejen aparte las diferencias ideológicas y que cumplan la Constitución”.

Ángeles Álvarez manifestó que sí tienen  los mismos objetivos pero no hacen los mismos esfuerzos. “Si de verdad del PP apuesta por la corresponsabilidad en la familia lo que tiene que hacer es apoyar la ley que está en tramitación en el Congreso de los Diputados de los permisos de paternidad, una cosa es lo que decimos y otra lo que hacemos, y en este país, sobre todo las mujeres, ya no escuchamos lo que se dice, miramos lo que se hace”.

En relación a la huelga del 8 de marzo, dijo que va a ser un éxito pero sobre todo porque “todo esto es un proceso de militancia pedagógica y todo se está haciendo con  mucho éxito, y seguiremos trabajando en esa línea, y por lo tanto el 8 de marzo vamos a celebrar el éxito de una convocatoria que a lo largo de todas estas semanas ha puesto en el espacio público, cuales son las preocupaciones que tienen las mujeres. La manifestación va a ser una gran manifestación y la disfrutaremos todas”.

Cristina Antoñanzas consideró que el éxito del 8 de marzo “ya está, hay diversas convocatorias ese día, para nosotros es fundamental el paro que hemos hecho pero, aparte de que se pare, para que en las empresas se empiece a hablar de discriminación, por eso que encima de la mesa se esté hablando de igualdad, de discriminación, de violencia de género, de acoso en el trabajo, ya es un gran éxito. Pero a partir del 8, si realmente todos nos lo creemos, tenemos que sentarnos y empezar, cada uno en nuestro ámbito, a cambiar las cosas”.

Para terminar, Nadia Álvarez explicó que el 8 de marzo hará lo que hace todos los días: trabajar, “por y para todas las mujeres, en este caso de la Comunidad de Madrid”, y que seguirá luchando día tras día por la igualdad de hombres y mujeres.