Tribuna / Sergio del Campo Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1233. 9  de febrero de 2018

- - --





Tribuna / Sergio del Campo

El trabajo y las plataformas digitales


En Ciudadanos apostamos por impulsar el cambio del modelo productivo de nuestro país, fomentando sectores innovadores con empleo de alto valor añadido. Vemos la economía digital con esperanza, como una oportunidad más que como un problema para la sociedad

Hace unos días, la ministra de Empleo y Seguridad Social compareció en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la evolución del mercado laboral y de cómo  afrontar los retos de futuro del trabajo. En dicha comparecencia, algunos grupos parlamentarios pidieron explicaciones sobre las medidas que el Gobierno tiene planteado adoptar con el objetivo de evitar las situaciones de explotación laboral, y cito textualmente, “que sufre buena parte de los trabajadores de la llamada economía digital, tal y como se está poniendo de manifiesto en sentencias judiciales y en informes de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

De dicha comparecencia y de las intervenciones de los diferentes portavoces, se desprenden dos conclusiones. La primera, que parece que por fin se va a abrir un debate serio en materia de economía digital y trabajo. Un debate que desde nuestro punto de vista es totalmente necesario y urgente. Teniendo en cuenta la implantación y desarrollo de nuevos modelos de negocio bajo la forma de plataformas digitales, ya no hablamos de futuro, sino de presente y con mayúsculas.

La segunda, que el debate no será pacífico viendo el nivel de  estigmatización con las que algunos partidos políticos afrontan el mismo y la actual aritmética parlamentaria. Tampoco facilita las cosas el hecho de que se trata de una realidad muy heterogénea, sui géneris y sobre la que, desde mi punto de vista, hay un general desconocimiento por parte de los poderes públicos.

 La economía digital está aquí y ha llegado para quedarse.  Según un informe de  la Fundación EY –en consorcio con Adigital, Fundación Cotec, Fundación de Estudios Financieros y Círculo de Empresarios– se estima que el impacto de las actividades colaborativas subyacentes a las plataformas digitales ya supone entre un 1 y un 1,4% del PIB y ascenderá hasta un 2-2,9% en 2025. No cabe duda de que las plataformas ofrecen nuevos modelos de generación de riqueza y también de empleo.

No obstante, esta nueva realidad no está exenta de riesgos. Una economía como la española, que experimenta ya desde hace muchos años las tasas de desempleo más alta de los países de nuestro entorno no puede permitirse mirar hacia otro lado. Pero se deben respetar las reglas del juego. La necesidad de actualización y adaptación de nuestra normativa no puede ser excusa para precarizar aún más uno de los mercados de trabajo más azotados por esta lacra. Aceptando el carácter supranacional del problema y la necesidad de una armonización de la normativa a nivel europeo, desde el ámbito nacional es necesario realizar los ajustes pertinentes para que esto no ocurra. Pero tampoco creo que sea justo ni realista generalizar.  Plataformas digitales y precariedad no son conceptos que deban ir asociados por naturaleza y así se lo transmití a la ministra.

Tanto plataformas como usuarios proveedores de servicios reclaman seguridad jurídica para operar. La normativa laboral española, diseñada para un modelo de relaciones laborales del siglo XX, no está siendo capaz de dar soluciones a esta nueva realidad, que está rompiendo sus costuras. ¿Es necesario repensar la configuración del trabajador por cuenta ajena? ¿Qué ajustes son necesarios efectuar sobre el trabajo por cuenta propia?  ¿Cabría diseñar una figura intermedia entre lo mercantil y lo laboral?. En cualquier caso, es necesario llevar a cabo los ajustes necesarios para encontrar un encaje que otorgue la necesaria seguridad jurídica a las plataformas a la hora de operar y a la vez se ofrezca una protección social suficiente a los usuarios proveedores de servicios y trabajadores.

En Ciudadanos apostamos por impulsar el cambio del modelo productivo de nuestro país, fomentando sectores innovadores con empleo de alto valor añadido. Vemos la economía digital con esperanza, como una oportunidad más que como un problema para la sociedad. Ahora bien, debemos actuar, ser valientes y llevar a cabo los encajes necesarios para adaptar nuestra normativa a esta nueva realidad. 

 

 

Firma

Diputado de Ciudadanos por Tarragona en la XI y XII Legislaturas. Diplomado en Relaciones Laborales y Licenciado en Ciencias del Trabajo. También es Subinspector Laboral de Empleo y Seguridad Social. Actualmente, es Portavoz en la Comisión de Empleo y Seguridad Social y portavoz adjunto en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo.



-