La Buena Vida / Puros Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1233. 9  de febrero de 2018

- - --

La Buena Vida / Ángel Antonio García Muñoz

Nueva sede del Club Pasión Habanos en Madrid

Los miles de aficionados a los habanos que hay en España cuentan desde que arrancó este 2018 con un lugar en el que disfrutar de sus cigarros en un ambiente elegante, grato y confortable en un edificio madrileño declarado Bien de Interés Cultural hace más de veinte años en plena Plaza de España.

-
La nueva sede del Club Pasión Habanos está en plena Plaza de España de Madrid, en la Casa Gallardo, sede también del afamado El Club Allard (dos estrellas Michelín).

La nueva sede del Club Pasión Habanos está situada en la tercera planta de la denominada Casa Gallardo, construida entre los años 1911 y 1914 para la familia del citado apellido con un proyecto del arquitecto Federico Arias Rey, como una obra modelo del arte modernista madrileño.

La fachada de la Casa Gallardo llama mucho la atención como una muestra valiosa que parte del art nouveau y en la que destaca la cúpula que corona la esquina del edificio y que muestra una gran ‘G’ dorada en honor al apellido de las primeras propietarias.

La sede del Club ocupa parte de la tercera planta del edificio, junto a Allard Experiences, espacio para eventos del restaurante El Club Allard, uno de los templos gastronómicos de Madrid que cuenta actualmente con dos estrellas Michelin y que está situado en la primera planta del edificio.

Con algo más de 100 metros cuadrados y capacidad para casi medio centenar de personas, el espacio ha sido proyectado por el joven estudio de arquitectura de Dplusi Arquitectos (d + i), planteando una intervención respetuosa con la identidad histórica del edificio.

La restitución de las antiguas huellas de la tabiquería realzadas con el latón en clara alusión al anillado del habano, el uso de piedra caliza en el mobiliario como guiño a la ceniza y el material de fachada del edificio, o el verde inglés de las paredes, han sido las herramientas para crear este espacio destinado al disfrute para los aficionados al habano.

Otras de sus principales características son la conjuntada solución de los colores de los sillones y sofás, así como el diseño realizado por los propios arquitectos de las mesas que están dispuestas en el salón, que tiene forma de L.

Grandes balcones y cristaleras se abren frente al Palacio Real en una de sus alas y frente al Templo de Debod (precioso atardecer en los días de primavera y verano) en la otra zona del salón, que hacen de la luminosidad una entrañable compañía para quienes disfrutan de los habanos.

Junto a todo ello existe una cava de puros en la que podemos encontrar casi un centenar de referencias del vitolario de Habanos para que los socios del Club puedan disponer de sus cigarros en las mejores condiciones de humedad y temperatura.

La nueva sede supone un vuelco en la imagen del club, que cuenta ahora con un espacio moderno, con luz natural, diáfano y más amplio, además de disponer de todas las comodidades para disfrutar de un buen Habano.


El socio del club cuenta con una cava de puros en la que puede encontrar casi un centenar de referencias para disfrutar de un buen Habano en un entorno único.

 



-