Entrevista a Gonzalo Caballero Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1228. 5  de enero de 2018

- - --

Entrevista / Juana Vera (Santiago de Compostela)

Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG-PSOE

“Tenemos que construir una mayoría social desde la izquierda”

Nuevo secretario general del PSdeG-PSOE tras vencer en las recientes primarias, el sanchista Gonzalo Caballero (Ponteareas, 1975), economista y profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Vigo y sobrino del alcalde de la ciudad, Abel Caballero, apuesta por una gran coalición social de los sectores progresistas para que la izquierda gobierne en Galicia y en España.

 “La tendencia electoral del PSOE
es al alza. Nos va mejor en las generales
que en las catalanas”

 

“La especificidad constitucional
de Galicia debería implicar un trato
similar a Cataluña”

¿Cómo se siente al haber sido elegido, en primarias, secretario general del PSdeG-PSOE?
Soy militante desde hace más de 22 años. Ocupar la Secretaría General del PSdeG-PSOE es un reto. Mi principal sentimiento es de responsabilidad. También de agradecimiento a la militancia de base.

¿Logrará usted la unidad interna?
Mi candidatura obtuvo el  58 por ciento de apoyo en las primarias y la victoria se produjo en las cuatro provincias gallegas. La Ejecutiva obtuvo el 72 por ciento de respaldo en el Congreso gallego. Creo que hemos hecho un buen Congreso y que todos los compañeros debemos remar en la misma dirección.

¿Cuáles son sus objetivos para este horizonte?
Los socialistas somos la izquierda. Queremos hacer reformas para vivir en una sociedad más justa y con mayor igualdad de oportunidades. Para ello tenemos que convencer y conseguir apoyos electorales. Queremos fortalecer al PSOE para que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno y construir una mayoría social progresista en Galicia, que permita retirar a la derecha la única mayoría absoluta que tiene en comunidades autónomas. Queremos obtener los mejores resultados posibles en las elecciones municipales y en las europeas.

¿Cuál es su análisis del resultado de las elecciones catalanas?
Hay que ser cautos sobre la evolución política en Cataluña. Más allá de la formación del gobierno hay muchas variables determinantes que son difíciles de predecir. Se han producido unas elecciones autonómicas con un alto nivel de participación y hay que respetar el resultado. También es relevante que el número de votos a las fuerzas independentistas no alcance el 50%, de modo que pierden fuelle. por lo que deberían ser prudentes. Para cambiar las grandes reglas de un país son convenientes mayorías claras y acuerdos, y nada de esto existe en Cataluña. En todo caso, ahora hay un Parlamento que debe actuar dentro del marco del Estado de Derecho, respetando sus competencias y las normas democráticas existentes. Probablemente Ciudadanos tenga poco margen para conseguir el gobierno y la responsabilidad estará en quienes lo formen. Espero que no tenga que volver a aplicarse el 155, y para ello la responsabilidad estará en los nuevos gobernantes, que deberán asumir las reglas democráticas existentes.

El PSC ha obtenido un resultado peor del esperado. ¿Qué ha fallado: el candidato, el mensaje...?
El PSC ha conseguido un avance en votos y representación más limitado de el que nos hubiera gustado, pero se ha frenado la tendencia de retroceso electoral y se ha iniciado la remontada de esa tendencia. Es cierto que en una campaña tan polarizada como ésta, el voto útil o estratégico implica una concentración de votos en ciertas fuerzas. Esto benefició a Ciudadanos dentro del denominado bloque constitucionalista, pero han sido el PP y Podemos los que han salido tocados de esas elecciones. Sin embargo, el PSC resiste e incluso crece un poco. Ello refleja que la tendencia al alza del PSOE en España que reflejan las encuestas es una realidad, que se trasladado a Cataluña con menor intensidad debido a diversos factores, y a los socialistas nos va mejor en las elecciones generales que en las autonómicas catalanas.

¿Con qué relato piensa que puede crecer electoralmente el PSdeG y el propio PSOE?
Tenemos que construir una mayoría social desde la izquierda, que llegue también al centroizquierda y a sectores civiles poco motivados políticamente que quieren un cambio de gobierno y buscan un cambio creíble y solvente. Los socialistas somos y estamos en la izquierda, frente a políticas conservadoras. En las primarias socialistas los militantes hemos mostrado que queremos un gobierno de izquierdas y que no queremos ser cómplices de gobiernos del PP.

¿Cuál es su idea de España?
En relación a la gobernanza multinivel del Estado español, creo que el Estado de las Autonomías ha funcionado adecuadamente en términos globales, pero que probablemente son necesarios ajustes. El nivel de descentralización actual es, de facto, propio de un modelo federal y ha permitido a Galicia tener niveles de autogobierno y competencias políticas relevantes. A partir de ahí, si se avanzase hacia una reforma constitucional que implicase un estado plurinacional o una nación de naciones, la especificidad constitucional de Galicia como nacionalidad histórica debería implicar que Galicia tuviera trato constitucional similar a Cataluña. Claro que desde Galicia defenderemos las fórmulas de financiación que garanticen la solidaridad, la cohesión y la igualdad de todos los españoles.

Hoy las historias poderosas llegan del nacionalismo y de la derecha. Este es el problema, según Adan Curtis. ¿Cómo cambiar el rumbo en un mundo en el que, según este pensador, los políticos, desde el año 1992, se han tornado en gerentes y los ciudadanos han sido dirigidos por las finanzas, los psicólogos y los políticos-gerentes?
Es cierto, necesitamos un nuevo impulso de la política y particularmente de la política de izquierdas. La política  es y debe ser mucho más que la gestión. Las ideas, el compromiso, los valores, el diálogo, la construcción de espacios compartidos, el poder convencer, ilusionar, eso también es política. Necesitamos propuestas de izquierda desde la socialdemocracia europea, que nos ayuden a conseguir más respaldo para luchar por las causas justas y específicamente contra la exclusión y la desigualdad que ha dejado la crisis. La Gran Recesión, la crisis económica más importante desde la Gran Depresión de los años 30, ha mostrado las debilidades de un modelo económico basado en prescripciones neoliberales y en una confianza ciega en mercados mal o poco regulados. Con ella se ha hecho evidente que el relato dominante sobre la expansión económica y el poder de los mercados es erróneo. Pero tras la crisis tampoco hemos sido capaces de construir una nueva gobernanza internacional, ni de provocar un giro en estas tendencias y hábitos de la economía internacional. En este escenario, no es fácil para los socialistas europeos extender nuestras  propuestas. Pero sí es cierto que, frente a otras propuestas políticas, los planteamientos de los socialistas europeos son el mejor camino para encarar el futuro.

¿Es usted un político-gerente? ¿Qué clase de político es usted?
Soy un hombre de izquierdas y de partido, militante socialista comprometido. Sigo trabajando como profesor en la Universidad y desarrollo mi trabajo como político por convicción y por compromiso. Me gusta la política como forma de cambiar el mundo y de luchar contra las injusticias y a favor de los más desfavorecidos. Dentro del partido he actuado siempre como creía mejor y pienso que se hace política también con las ideas y el debate como militante de base. Así lo he hecho durante años.

¿Cuál es la herencia que le gustaría dejar, tras su paso por la Secretaría General el PSdG-PSOE?
Nuestro objetivo es impulsar gobiernos socialistas en España y en Galicia, y conseguir el mayor número de alcaldías posible en las próximas elecciones municipales. En España es necesario un gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez. En Galicia necesitamos un cambio de gobierno para dar posibilidad de futuro a los gallegos más jóvenes. Me gustaría reducir las desigualdades y la exclusión, y buscar una mayor potencia económica para el futuro.