Exposición en A Coruña Tiempos de hoy

-

 
   

                Nº 1215. 29  de septiembre de 2017

- - --

Exposición en A Coruña / Ignacio Vasallo

 
A la izquierda, El espectador I (1995). A la derecha El espectador II (1995).

Gandarias, en la Casares Quiroga

En 2011  la pintora Sofía Gandarias  donó al Ayuntamiento de A Coruña  dos cuadros de gran formato para que formasen parte de la exposición permanente  de la Casa Museo  de  Casares Quiroga. La donación se hizo efectiva recientemente  y ya están expuestos en la misma, desgraciadamente tras el prematuro  fallecimiento de Gandarias en 2016. La casa de la calle Panaderas, en el centro antiguo de la ciudad, fue reinaugurada tras unas obras de restauración en 2007 y se ha convertido en un interesante lugar para los estudiosos de la historia, pues allí vivió sus últimos años en España D. Santiago, hasta su exilio a París, donde fallece en 1950. Y no menos interesante para los amantes del teatro, pues es el lugar de nacimiento de María Casares, una de las grandes damas del teatro de mediados del siglo XX.

Los dos cuadros, El espectador I y El espectador II forman parte  de la serie  “El Espectador Casares-Camus“, que  Gandarias pintó en los  años noventa. Los otros dos se encuentran en la Maison María Casares, en el Domain de la Vergne, en el centro de Francia –María joven–  y en el Museo Fabre de Montpellier –Camus– Los herederos han expresado su intención de donarlos igualmente  a la Fundación para ser expuestos en el actual Teatro Colón, propiedad de la Diputación, en el caso de que los acuerdos para que pase a denominarse Teatro Casares tengan éxito. 
Como dice Sami Nair en su ensayo Retablo encantado y trágico, en esta serie se entremezcla el amor, la tragedia, la soledad y la violencia.

En El espectador I, un hombre solitario sentado “negra boina sobre el blanco del cuadro sobre negro del marco, sobre azul del horizonte sobre ocre. Lo más importante una fina línea roja sobre el blanco que se transforma en lágrimas “.
En El espectador II, el hombre solo “frente al azul dominador del cuadro del que sólo consigue salir el retrato perseguido por la edad de María Casares y, para contener ese océano de azur, ese mediterráneo pulposo, bandas de ocres que desplazan la perspectiva. Profundizando el campo de visión. Como la arena acostumbra a retener el mar. Y después, las gotas de sangre más desvaídas”.

Los dos cuadros que están en Francia, María joven y Camus, inmortalizan a una de las parejas más interesantes de la posguerra francesa, de la que no podemos olvidar las raíces españolas.

Nair nos recuerda que “no hace más que asir, encarnar y grabar el eco de la historia que pasa. Asir sus finos dedos de gran pintora”. Pintora metafísica, como señala el mismo autor.

Una visita  a la Fundación Casares Quiroga es una buena oportunidad para recordarnos a esa burguesía de provincias, profundamente republicana y demócrata, que desapareció rápidamente cuando llego el enfrentamiento violento. Don Santiago, fundador con Azaña de Izquierda Republicana, integrando en la misma su pequeño grupo regionalista gallego, pasa a presidir el Consejo de Ministros al ser Azaña nombrado presidente de la República. Dura en el puesto dos meses, al dimitir inmediatamente al producirse la sublevación militar. Antes había ocupado seis ministerios.

-Su hija única, María, fue educada en el Colegio Francés de A Coruña, lo que, sin duda la ayudó en su vida posterior.
La musa del existencialismo, que ya desde 1949 formaba parte de la Comedie Francaise sólo cambio su nacionalidad en 1975. Toda esa parte de su vida y especialmente su relación con Camus están muy bien descritas en su libro Residente privilegiada.  Posteriormente subió a escena en España en pocas ocasiones, recibió el Premio de Bellas Artes y aceptó que los premios de teatro de Galicia lleven su  nombre.

Hay que agradecer a la artista bilbaína Sofía Gandarias su generosidad al donar dos obras tan significativas, y a la Fundación Casares Quiroga la exposición de las mismas. No hay mejor manera de recuperar la memoria histórica que a través del arte.

A la bicicleta (1995).

 

Licenciado en Derecho y periodista, es uno de los más destacados profesionales del sector turístico en España. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Fundador y primer director general de Turespaña. Dirigió los primeros planes de marketing del turismo español que incorporaron el Sol de Miró. Consejero de Turismo en Estocolmo, Nueva York, Milán  Londres y París. Ha publicado más de 300 artículos sobre la especialidad en diversos medios de comunicación y pronunciado conferencias en 50 países. Actualmente es responsable de Relaciones Internacionales de la Federación Española de Escritores y Periodistas de Turismo.

-