La Economía Desde Mi Observatorio / Carlos Berzosa Tiempos de hoy

-

 
   

                Nº 1212. 8  de septiembre de 2017

- - --





La economía desde mi observatorio /
Carlos Berzosa

Inventario de un verano trágico


El atentado de Barcelona,  como otros, sacude nuestras conciencias de indignación, de rabia e impotencia, al tiempo que aumenta la toma de conciencia de la vulnerabilidad a la que estamos sometidos frente a unos actos vandálicos difíciles de combatir


Las vacaciones veraniegas sirven para descansar, relajarse y desconectar de trabajo y la vida cotidiana. Esta época en la que se busca la tranquilidad ha sido sacudida, sin embargo, por hechos trágicos. El acto terrorista perpetrado en Barcelona ha supuesto una gran conmoción, pena y tristeza por las víctimas, sus familias y amigos. El rechazo, que se ha traducido en  actos de repulsa contra la violencia, ha sido un ejemplo de comportamiento cívico frente al horror que causa el terror.

Este atentado, como otros que han tenido lugar en ciudades europeas, aunque no hay que olvidar que la mayor parte de ellos tienen lugar en países árabes, sacude nuestras conciencias de indignación, de rabia e impotencia, al tiempo que aumenta la toma de conciencia de la vulnerabilidad a la que estamos sometidos frente a unos actos vandálicos difíciles de combatir.  La explicación de estos hechos no resulta fácil,  pero desde luego de lo que hay que huir es de las simplificaciones y tergiversaciones que tienen lugar en la mayoría de los medios de comunicación. 

Al yihadismo no se le combate solamente con bombas y con medidas policiales debido a que sus causas son más profundas. Estos hechos ponen de manifiesto que no estamos solos en el mundo y que lo que sucede en otros lugares, aunque geográficamente se encuentren muy lejos de nosotros, nos afecta o nos puede afectar. El centrarse solamente en los problemas locales que se plantean en muchos casos como los más importantes sólo puede conducir a creerse el ombligo del mundo y desde luego a no entender lo que sucede en la política global.  Ante el individualismo que tanto se potencia por el modelo económico y social dominante hay que ofrecer un análisis de la estructura global que está causando tantos daños.

Los expertos en estos temas tratan de acercarse a lo que realmente está sucediendo, lo que no significa que nos den respuestas a todos nuestros interrogantes, al tiempo que no hay un consenso sobre la raíz del problema. A mí, no obstante, el que me resulta muy satisfactorio y que me ayuda a comprender un poco más la complejidad de la problemática es el ensayo de Enzersberger El perdedor radical, escrito en 2006 y que se puede encontrar en Ensayos sobre las discordia (Anagrama, 2016). Un ensayo escrito en el momento en el que Al Qaeda era la principal fuerza del terrorismo internacional y no habían surgido aún las nuevas formas empleadas por el Daesh, pero que lo que lo hace hoy en día más vigente aún.  

El mal no es de ahora, sino que viene de más atrás como describe con acierto Badiou en Nuestro mal viene de más lejos  (Clave intelectual, 2016). De todos modos, aunque el análisis global que realiza es muy acertado para entender el contexto en que se llevan a cabo estos actos, no a todos los pobres, oprimidos, damnificados por la globalización neoliberal les da por matar indiscriminadamente o poner bombas. Hay que buscar razones específicas en proyectos religiosos fundamentalistas que tratan de dar salida a la frustración que padecen tantos seres humanos.

Otros trágicos sucesos han sucedido como son la cantidad de muertos de emigrantes y refugiados  que se siguen produciendo en el Mediterráneo. Son las víctimas olvidadas, aunque en lo que va de año han muerto 2.537 de los que 128 lo han sido en las costas españolas. La Unión Europea (UE) sigue pasiva frente a estos dramas, y no solamente eso, sino que toma medidas de represalia endureciendo las fronteras, dificultando el derecho de asilo e impidiendo que las ONGs salven a  las víctimas acusándolas de causar el efecto llamada. En suma, un verano que no solamente ha estado lleno de alegrías, sino que a nuestro lado han tenido lugar tragedias de las que no podemos ser ajenos.

 

 

Firma

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-



-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Carmen
Calvo


-
Pablo
Bustinduy

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà



-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


,
Carlos
Berzosa



,

Julio
Rodríguez


-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle