La Quincena Judicial / José Mariano Benítez de Lugo Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1210. 21 de julio de 2017

- - --



La Quincena Judicial /
José Mariano Benítez de Lugo

Sobre la declaración judicial de Mariano Rajoy

Confiamos en que el Tribunal del caso Gürtel, que en su Auto aceptando la prueba testifical
del Sr. Rajoy señaló que su declaración se prestaría “en la forma que se determinase”, cumpla
lo estrictamente ordenado por la Ley y lo ubique en el lugar donde le corresponde como testigo
de la causa que es

Por dos veces en nuestras colaboraciones para esta revista (números 1.202 y 1.204), nos hemos referido a la pretensión de Rajoy y sus abogados de que declarase por videoconferencia, y a la ajustada  a Derecho Resolución de la Sala de la Audiencia Nacional, rechazando tal subsidiario sistema de declaración ordenando que compareciera presencialmente el próximo día 26 de julio.

Ha dado origen a numerosas especulaciones el tema de dónde se va a colocar al presidente del Gobierno para que preste su declaración, siendo la “opinión mayoritaria” la de que se le colocaría a la derecha del Tribunal, al lado de las defensas. Y eso podría ser con una ineludible condición: que al testigo Rajoy no se lo coloque en el mismo nivel que el Tribunal, fiscales, secretarios y abogados, y el tema tiene justificación. Nos explicamos:

1º) Sería un privilegio inadmisible que a ese testigo se le primase colocándosele a la misma altura que los antes mencionados cuando, como se ha visto (y procede) todos los acusados y testigos se sientan en un nivel inferior, sea cual sea su rango y condición (recuérdese a la Infanta en  el juicio que tuvo, declarando donde todos los demás acusados).

2º) El hipotético privilegio sería contrario a la Ley porque el lugar donde deben ocupar los intervinientes en un juicio nos lo ofrece el artículo 187.2 de la LOPJ cuando nos dice respecto de los antes mencionados: “Todos ellos, en estrados, se sentarán a la misma altura”, frase que evidencia la distinción que el legislador efectúa entre el estar en estrados y el ocupar la misma altura, pues si la palabra estrados pudiese ser considerada que llevaba consigo estar en la misma altura, sería innecesaria la precisión que efectúa la norma.

3º) Allá por los años sesenta del pasado siglo, cuando estudiábamos Derecho Procesal, los profesores nos ponían de manifiesto quiénes únicamente teníamos derecho a estar, en la Sala de Juicio, a la misma altura que el Tribunal (los ya antes citados), como muestra indubitada de la importancia de su respectivo papel, y ello a diferencia de los restantes intervinientes en un juicio (acusados, testigos, peritos) que ocupaban una posición inferior en la Sala de Juicio.

Por todo ello confiamos en que el Tribunal del caso Gürtel que en su Auto aceptando la prueba testifical del Sr. Rajoy señaló que su declaración se prestaría “en la forma que se determinase”, cumpla lo estrictamente ordenado por la Ley y lo ubique en el lugar donde le corresponde como testigo de la causa que es. Así nos hemos permitido recordárselo al Tribunal mediante el correspondiente escrito.

Firma

Es miembro del Colegio de Abogados de Madrid desde 1963 y Medalla de Honor de dicha institución concedida en 2016. Está en posesión de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort por méritos a la Justicia y es presidente honorario de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa y patrono de la Fundación Justicia y Paz.

-