Libro Tardà Tiempos de hoy
 
   

                           Nº 1201. 19 de mayo de 2017

- - --

Política / Ana Lavín

Montilla y Puigcercós presentan el libro de Tardà en Madrid

Los 'padres' del Tripartito dan su visión
del conflicto catalán


“Diálogo, negociación y pacto” o “choque de legitimidades en terreno ignoto”. Ambas posibilidades fueron puestas encima de la mesa por el ex president de la Generalitat, José Montilla, y el ex president de ERC, Joan Puigcercós, respecto a la relación de Cataluña con España en la presentación del libro Proceso hacia la independencia, del diputado republicano Joan Tardà. Ambos políticos, protagonistas de un periodo clave en la historia de las complejas relaciones Cataluña-España y prologuistas de la obra, ofrecieron sus respectivos puntos de vista en la presentación, que tuvo lugar en el Centro Cultural Blanquerna, en Madrid, junto con el autor, que recopila diez años de sus artículos publicados en El Siglo.


De izqda. a dcha.: el expresidente de la Generalitat, José Montilla; el autor del libro, Joan Tardà, y el expresidente de ERC, Joan Puigcercós, en el acto de presentación de la obra. / FERNANDO MORENO

Joan Tardà ha presentado su libro Proceso hacia la independencia en el Centro Cultural Blanquerna, en Madrid, rodeado de varios diputados del Congreso. El acto estuvo presentado por José García Abad, director de El Nuevo Lunes y editor de El Siglo Europa y por Inmaculada Sánchez, directora de El Siglo de Europa.

Nada más comenzar el acto, Tardà tomó la palabra resaltando lo afortunado y agradecido que se sentía al contar con la colaboración de los padres del Tripartito, el ex president de la Generalitat, José Montilla, y el ex president de ERC, Joan Puigcercós, destacando que con ambos le une la amistad, aunque entre risas afirmó que tiene más “afinidad política con Puigcercós”.

El diputado catalán comenzó su intervención explicando que el libro recoge 150 artículos y que  aunque no todos tienen la misma mirada sobre la relación de Cataluña y España, sí que tratan de ir interpretando y descodificando lo que está pasando en un momento determinado, que alcanza estos diez últimos años.

Tardà reflexionó sobre su primer artículo para El Siglo, en el que se preguntaba, ¿por qué estamos aquí?, recordando que Esquerra aterrizó en Madrid invistiendo a Rodríguez Zapatero, porque “sabíamos que los independentistas éramos un 14% y para alcanzar la República de Cataluña había que negociar con la izquierda española, que por aquel entonces tenía la intención de aceptar una España plurinacional”.

A lo largo de los 150 artículos observamos un tránsito desde el entusiasmo con el “bienio progresista” de Rodríguez Zapatero, hasta el enfado y la indignación con el “bienio negro”, cuando “la izquierda española no fue capaz de cambiar la dialéctica posfranquista del partido español de turno y fue incapaz de reconocerse como un Estado plural, generando un profundo desencuentro entre Cataluña y el Estado de España”. Este tránsito se refleja en que en pocos años los independentistas han alcanzado el 48%, afirmó Tardà.

El autor quiso resumir el momento actual en tres palabras: “Novedad, reto y oportunidad”. Tardà destacó que todo lo que se está protagonizando en Cataluña es nuevo y nadie lo había previsto y ante la aparición de unas condiciones objetivas para hacer posible una situación imprevista aparece el reto. “Nunca en la historia contemporánea de Cataluña habíamos tenido las herramientas para hacerlo”. Finalmente, añadió que la situación actual “es una oportunidad para los catalanes de poder construir un Estado nuevo que nos puede permitir sociabilizar la riqueza de una manera distinta y construir unas estructuras democráticas de mayor calidad que las que tenemos en la actualidad”.
Tras presentar las principales líneas del libro el autor pasó el turno a su compañero y amigo Joan Puigcercós, quien destacó en todo momento la “voluntad política de la izquierda catalana”. El ex president de ERC, reflejó en sus palabras la importancia de buscar “una solución definitiva a través del diálogo democrático”.

El catalán afirmó que “estamos en una situación en la que no tenemos una hoja de ruta pero que hay dos opciones, la de los independentistas que optan por un Estado catalán independiente en el seno de la Unión Europea y los que creen que esto no es posible”. El prologuista destacó la importancia de “buscar una solución definitiva”. Aunque afirmó que “el problema es que el Estado se niega a aceptar una vía como la del referéndum sumado a la pereza ideológica del Gobierno por parte del PP y una parte del PSOE de acompañar el no a la independencia de una propuesta política articulada”.

Finalmente, añadió que durante los próximos años “viviremos un terreno ignoto donde va a haber un choque de legitimidades: la legitimidad de una parte considerable que aspira a tener un país independiente y una parte del Estado que no lo comparte. Veremos si somos capaces de hacerlo”.

El último en participar fue el ex president de la Generalitat de Cataluña, el socialista José Montilla, quién destacó “la amistad, el afecto, las raíces comunes y el compromiso por la lucha de las libertades democráticas” que le unen a Tardà.

Montilla comenzó su intervención reivindicando y defendiendo el Tripartito, recordando la “suma de esfuerzos y colaboración leal” de aquellos años. También defendió a Rodríguez Zapatero considerándolo uno de los dirigentes políticos más comprometidos con la idea de una España plural. El ex president quiso destacar que el Gobierno central se encontraba en un momento de debilidad por la crisis económica de 2008 afirmando que la situación actual de Cataluña y España sería muy diferente de no haber ocurrido la crisis.

Durante su discurso el actual senador socialista contradijo a Puigcercós, quien había declarado que “cuando alguien dice que hay una ruptura en la convivencia de Cataluña miente”, afirmando que “la independencia va creando mundos paralelos, personas que no hablan de determinadas cosas para evitarse conflictos”, aunque también destacó que eso no quiere decir que haya fractura, pero remarcó que es un fenómeno que empieza a existir.

Para concluir, el ex president mencionó la existencia de una gran resistencia por una gran parte de la sociedad española, que “seguramente no tienen la fuerza suficiente para anular al independentismo, pero el independentismo tampoco tiene ni tendrá fuerza para imponerse a este otro sector, y desde luego, tratando de contraponer legalidad y legitimidad no se consigue”. Finalmente, Montilla enfatizó que en cualquiera de los casos las claves son “diálogo, negociación y pacto”.