TRIBUNA Miguel A. Aguilar Tiempos de hoy
 
   

                             Nº 1201. 19 de mayo de 2017

- - --





Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

La realidad a su medida



FERNANDO MORENO

El periodismo, que nació de la necesidad de transmitir información vital para la sociedad,
se ha convertido en buena parte en un negocio del entretenimiento, enfocado en alcanzar cuotas de mercado más que en la descripción objetiva de los hechos

Estos días la compañía de Els Joglars está representando en el Teatro Amaya de Madrid una función, ZENIT, la realidad a su medida. En la sinopsis que traza Ramón Fontseré escribe que centran su mirada en los medios de comunicación y reflexionan sobre cómo algo que empezó con una pluma o un cincel con el paso del tiempo se ha convertido en una máquina voraz de éxito y poder que bajo el imperio de las nuevas tecnologías ha multiplicado su producción. Así el periodismo, que nació de la necesidad de transmitir información vital para la sociedad, se ha convertido en buena parte en un negocio del entretenimiento, enfocado en alcanzar cuotas de mercado más que en la descripción objetiva de los hechos.

En este periodismo, continua Fontseré, no importa la moral ni la ética. La finalidad es mantener la avidez y glotonería de la masa, presentada como devoradora pantagruélica de información aunque para hacerla más atractiva se proceda a manipular, filtrar o enfangar la realidad a medida de las necesidades. Todo ello en consonancia con aquella viñeta de El Roto aparecida un primero de año donde una multitud en manifestación sostenía una pancarta en la que se leía “¡Queremos mentiras nuevas!”. Y aquí es donde se nos aparece Donald Trump, quien más que un presidente es un medio de comunicación.

Observando cómo se comporta el todavía presidente de los Estados Unidos se diría que es un lector cuidadoso de ese Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, obra genial de Maurice Joly. El Maquiavelo de Joly, en el diálogo duodécimo, dado que en los países parlamentarios los gobiernos sucumbían por obra de la prensa, vislumbra la posibilidad de neutralizar a la prensa por medio de la prensa misma. De ahí su conclusión: "Puesto que el periodismo es una fuerza tan poderosa, ¿sabéis que hará mi Gobierno? –le dice el florentino a Montesquieu–, se hará periodista, será la encarnación del periodismo". Visión profética porque Joly, en 1864, no pudo prever la electrónica, ni que llegaría el día en que el Estado se apropiara del más influyente de todos los órganos de prensa de un país: la radiotelevisión. 

El manual del déspota moderno sobre el arte de transformar insensiblemente una democracia en un régimen autoritario incluye un capítulo sobre cómo desquiciar las instituciones liberales sin abrogarlas expresamente. Operación que supone contar con el apoyo popular y que el pueblo esté subinformado. De manera que, privado de información, tenga cada vez menos necesidad de ella, a medida que se vaya perdiendo el gusto. El profesor Bernardo Díaz Nosty tiene bien estudiado que una dieta mediática como la suministrada a los españoles, tan pobre en nutrientes críticos, favorece el conformismo igual que el bromuro que se administraba en los cuarteles calmaba la libido de la clase de tropa.

Esa es la pendiente deslizante hacia distintas formas de dictadura, basadas en la confusión y concentración de poderes donde triunfa la arbitrariedad porque está comprobado que el individuo deja de estar al abrigo de la injusticia si sólo cuenta con el amparo de la ley. En definitiva, lo que Maurice Joly aporta a la ciencia política, es la definición exacta de la democracia desvirtuada, que los antiguos llamaban cesarismo, resultado de invocar de forma indebida la voluntad de aquellos a quienes aniquila políticamente. Porque es invocando el apoyo popular como los líderes reducen a la impotencia a sus adversarios.

 

Firma

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

 

-
 
-
 

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel Aguilar

-
María Jesús Serrano

-
Pablo
Bustinduy

-


Belén Hoyo



-
Joan Tardà


-
Cristina Antoñanzas

-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez

-
Sergio del Campo



.

Graciano Palomo


.

Bruno Estrada


.
José Antonio Pérez Tapias

-
Joan Navarro


-
José M. Benítez de Lugo



-

José Luis Centella


,
Carlos Berzosa



,

Julio Rodríguez

-
Mauro Armiño


.


Pere Navarro



.

Julius G. Castle