Entrevista Toni Cantó Tiempos de hoy
 
   

                           Nº 1200. 12 de mayo de 2017

- - --

Toni Cantó, diputado de Ciudadanos en la Comisión de Investigación sobre la financiación del PP

“Si no luchamos contra la corrupción, nos vamos al garete como país"

Presidente de la Comisión de la Lucha contra la Corrupción y por la Regeneración Democrática, Toni Cantó es uno de los tres diputados que representan a Ciudadanos en la recién creada comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP. De ella espera averiguar qué sucedió para “ponernos a legislar e impedir que esas cosas sucedan”. Y sobre la comparecencia de Mariano Rajoy avanza que le harán un interrogatorio exhaustivo para averiguar sus responsabilidades, si bien insiste en poner en la misma balanza a PP, PSOE y la antigua CiU, partidos a los que acusa de haber creado una “peligrosa desafección ciudadana” lanzando a mucha gente, dice, “en brazos de un populismo”.

FERNANDO MORENO

“Nos gustará saber si, como dirigente del PP, Rajoy estaba al tanto [de la presunta financiación irregular del PP] o miró hacia otro lado”

 

“Hay que profundizar en la necesidad de que los fiscales sean elegidos por una mayoría amplia y no por un partido”

Virginia Miranda

Esta semana se constituyen la comisión de investigación parlamentaria sobre la supuesta financiación irregular del PP y la que analizará el rescate financiero de las cajas de ahorro. Ustedes han querido presidir una de ellas pero lo harán Nueva Canarias y Coalición Canaria. ¿Por qué era importante para ustedes?
Para nosotros el interés no está en presidirlas, está en que se celebren. Hay dos caminos para nosotros importantes en cuanto a las comisiones. Una es ésta, que dirime lo que ha sucedido, recoge datos y pide responsabilidades políticas. Y otra es la que yo presido, para que con todos esos datos más los que nos están dando los mejores expertos que hay en este país y en Europa se ponga a legislar para que toda esta historia reciente y vergonzosa de España no se repita.

Usted, con Melisa Rodríguez y Marcial Gómez, representa a C’s en la primera de ellas. ¿Por dónde va a ir el trabajo de cada uno de ustedes en la comisión?
Somos tres perfiles que se adecúan bien a la comisión. Melisa forma parte de la dirección permanente, yo soy la persona de la Ejecutiva del partido que se dedica a temas de corrupción y Marcial es una persona con una muy buena formación jurídica. Yo creo que formaremos un buen equipo.

¿Qué le van a preguntar a Rajoy?
Nosotros estaremos encantados de preguntar a Rajoy, como estuvimos encantados de preguntar a Susana Díaz y estuvimos encantados de preguntar a los dirigentes del PP en la Comunidad de Madrid, y haremos todo lo posible para que se deriven todas las responsabilidades políticas. La grandísima corrupción que produjeron los gobiernos del PSOE, del PP y de CiU ha creado una muy peligrosa desafección ciudadana, ha lanzado a mucha gente en brazos de un populismo que no busca cambiar ni solucionar las cosas sino que únicamente busca venganza. Y creemos que lo que hay que hacer es que se legisle para que todo esto no se repita. Acabamos de presentar diez medidas con las que creo que el funcionamiento de este país cambiaría sustancialmente.

Han presentado un decálogo de medidas contra la corrupción pero el PP lleva tiempo diciendo que es el partido que más ha legislado contra ella.
Eso es falso. De hecho, quien ha obligado al PP a que quite a un imputado de la presidencia de Murcia, y eso es la primera vez que se consigue, es Ciudadanos. Quien obliga al PP a una medida tan importante como eliminar los aforamientos en Murcia, que es donde somos decisivos, es Ciudadanos. Y quien va a conseguir que una grandísima parte de ese decálogo se lleve a cabo porque ya está en el pacto firmado con el PP, y hablamos de eliminar los aforamientos, eliminar los indultos, dotar de más medios a la justicia, profundizar en su independencia… es Ciudadanos. Ni con el impulso del PP, del PSOE o de CiU se hubiera logrado que la historia vergonzosa de este país hubiera cambiado. Lo sé bien porque, como presidente de la Comisión de la Lucha contra la Corrupción y por la Regeneración Democrática, la tentación que tienen es la de echarse la culpa los unos a los otros, no legislar para que no se puedan repetir esos hechos. Quieren seguir en la impunidad en la que han trabajado todos estos años. Y eso es lo que nosotros no queremos.

A pesar de que esté obligado a decir la verdad, ¿esperan que el presidente del PP vaya a revelar algo que no haya dicho hasta ahora, siendo como es un dirigente hábil en el escapismo político?
Si el señor Rajoy viene a la comisión desde luego nosotros le haremos un interrogatorio exhaustivo sobre lo que ha pasado y sus responsabilidades en un partido que creo que es uno de los responsables, repito junto al PSOE y CiU, de la historia vergonzosa de la corrupción en este país. Nos gustará saber si como dirigente del PP estaba al tanto o si miró hacia otro lado.

¿Le ven más preocupado por el formato de una comisión que tras los sms de Bárcenas, cuando meses después de conocerse su contenido compareció en un pleno extraordinario un 1 de agosto?
No le puedo decir cómo está de preocupado el señor Rajoy.

Bueno, pero el PP no quiso constituir la comisión y ustedes tuvieron que recurrir al PSOE y a Podemos para hacerlo.
Pero eso es habitual. Eso nos ha pasado en Andalucía con el PSOE, nos ha pasado en la Comunidad de Madrid… El PP y el PSOE no quieren comisiones de investigación sobre lo que ha sucedido en este país. No quieren que se deriven investigaciones y responsabilidades políticas. Entusiasmo no tienen, lo sé, lo vivo día a día aquí. Lo que pasa es que yo creo que el formato no es el pleno, el formato es la comisión. En el pleno uno puede salir a lanzar un discurso, pero en una comisión se tiene que poner delante de los diputados que empiezan a preguntarle, ha de responder, se le volverá a repreguntar y estará en sede parlamentaria con la obligación de decir la verdad.

El PSOE quiere citar a Rajoy a finales de mayo. El PP, cuando ya haya declarado como testigo en el juicio del caso Gürtel. ¿Ustedes por qué se inclinan?
No lo hemos decidido todavía.

¿Pero cree que, en el tema de las fechas, el PSOE y PP están pensando en sus intereses de partido?
Siempre. Siempre piensan más en sus intereses de partido que en los intereses de los españoles. Si pensaran realmente en los intereses de los españoles presentarían responsabilidades políticas, limpiarían sus partidos y, sobre todo, legislarían para que la historia no se repita.

Hablando del PSOE, ¿creen que el secretario general que salga elegido en las primarias puede alterar de alguna forma la celebración de la comisión? Si, por ejemplo, ganara Pedro Sánchez y apoya finalmente la moción de censura planteada por Pablo Iglesias y la legislatura quedara bloqueada.
Yo no creo que esa moción de censura vaya a ningún lado.

¿A quién más van a citar a declarar?
Todavía no hemos decido quiénes van a ser los comparecientes. Desde luego, los responsables políticos de ese partido deberían pasar por ahí. Pero también creo que es importante intentar averiguar qué sucedió realmente para, repito, ponernos a legislar e impedir que esas cosas sucedan. Hay dos o tres medidas que nosotros hemos presentado en un proyecto de ley en trámite en el Congreso de los Diputados que serían fundamentales para ello. Si como nosotros queremos los partidos políticos fueran declarados responsables subsidiarios de lo que suceda con sus cargos públicos, esto no hubiera sucedido. También pedimos que exista una figura de control dentro de los propios partidos. Y nos parece fundamental el trabajo en la comisión que yo presido y que ahora mismo está hablando precisamente de financiación de partidos.

Acaba de producirse algo inédito como son las tres comisiones de investigación en el Parlamento. ¿Eso es gracias a la nueva política?
En realidad tiene que ver, sobre todo, con nuestro partido. La mayoría de estas comisiones de investigación están impulsadas por nosotros. No hablo sólo del Parlamento de aquí, hablo por ejemplo del andaluz o de lo que ha pasado en Murcia. Yo creo que es fundamental, y soy optimista en este sentido, que la historia de nuestro país cambie. Y que a partir de ahora esto no suceda porque aleja a la gente de las instituciones, porque la pone en brazos de soluciones populistas mágicas que no llevan a ningún lado y crean más frustración. No valen autobuses por la calle ni mociones de censura que no van a ningún lado y no están ni siquiera bien planteadas.

Aunque sus métodos son distintos, ¿no cree que tienen una responsabilidad compartida con Podemos como nuevos partidos que han llegado al Parlamento como reacción de la ciudadanía a los casos de corrupción y la crisis institucional en España?
Yo tengo una responsabilidad como partido porque me he presentado ante los electores diciendo que quiero hacer las cosas de una forma distinta. Allá donde somos necesarios imponiendo condiciones que tienen que ver con la economía, sí, pero que tienen que ver mucho también con la regeneración democrática. Antes he puesto el ejemplo de Murcia. Y aquí, haciendo un trabajo legislativo en comisiones de investigación y en comisiones como la que yo presido para que todo esto no se repita.

Y después de la comisión, ¿qué? ¿Dejan o no la puerta abierta la petición de dimisión del presidente Rajoy, en virtud de la asunción de responsabilidades políticas si las hubiera como señala el texto de la propia comisión?
Eso lo veremos durante la comisión.

¿Pero de qué dependería una petición de dimisión?
Eso dependerá de las responsabilidades que se deriven de lo que él nos cuente en la comisión.

“El PP es responsable,
junto al PSOE y CiU, de la historia vergonzosa de la corrupción”

Hablaba antes de la dimisión del presidente de Murcia, con la que Ciudadanos se apuntó un tanto político. Y algunas encuestas en Madrid dicen que ustedes, que también permitieron gobernar al PP con un pacto de investidura con medidas anticorrupción, han mejorado su previsión en número de escaños. ¿Cree que la próxima batalla electoral se va a librar en el terreno de la lucha contra la corrupción o de aquí a dos años se habrá amortizado políticamente?
No es tanto una batalla electoral. Desde luego esa no es nuestra motivación para ganar votos. Si no llevamos a cabo una lucha contra la corrupción y una regeneración democrática, si no creamos una justicia independiente, si no la dotamos de medios, si no hacemos que haya un fiscal general del Estado y no un fiscal general del partido, si no apartamos a los imputados, si no quitamos los aforamientos, si no protegemos a los denunciantes de corrupción a los que se les está exigiendo que sean unos auténticos superhéroes, si no hacemos todo eso, nos vamos al garete. Y, además, provocamos que los ciudadanos cada vez se alejen más de las instituciones y se echen en brazos del populismo. Es que nos va la vida como país europeo, democrático y moderno. Para nosotros es fundamental también por razones económicas. Porque todo esto ha tenido un coste económico muy fuerte. La señora Ferrusola, el señor Granados, Ignacio González, los sinvergüenzas de los EREs de Andalucía o los cursos de formación…Todo ese dinero es dinero que ha dejado de estar donde debe estar, en colegios públicos, en sanidad, en cursos de formación reales para ayudar a nuestros parados a encontrar un trabajo… No estamos por una motivación electoral, estamos convencidos de que hablamos de algo de grandísima importancia en nuestro país.

Hablaba de la fiscalía y hace unos días revelaba la cadena Ser que el fiscal anticorrupción no quiso apartar a uno sino a los dos fiscales de la operación Lezo. Han venido a comparecer en el Congreso el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, para hablar, entre otros de este asunto. ¿Qué opinan de ello?
No soy el responsable de mi partido en esa comisión pero, en vez de irme al caso concreto, me gustaría irme a lo general. Y lo general es que la fiscalía está tocada, que la gente tiene la percepción de que la justicia no es independiente y que hay que profundizar en la necesidad de que los fiscales sean elegidos por una mayoría amplia y no por un solo partido. Que en ningún caso pueda haber un fiscal general del Estado del Partido Popular, sino que tenga que haber un acuerdo más amplio en el Congreso de los Diputados.