5 1 1 4 6 9 4
Hemeroteca Lista Temas de portada
Buscador
Nº 796 - 14 de julio de 2008

Leire Pajín lidera la renovación del poder femenino en el PSOE

Mujeres ZP

po

La suerte le sonríe. Después de tres aciagos meses de críticas dentro y fuera del partido y de sonados abandonos que amenazaban con minar su credibilidad como líder, Mariano Rajoy fuma ya tranquilo sus habanos Montecristo del A. Ha salido reelegido presidente del PP y, lo más importante, la lectura periodística de su victoria está siendo favorable. Con la reseñable excepción de El Mundo, que tiene más que perder que el propio interesado, y con la destacada interpretación de El País, que celebra el giro al centro de la formación alentado por otros dos factores: la incorporación de Alberto Ruiz-Gallardón a la guardia pretoriana de Rajoy y las deterioradas relaciones entre Prisa y Zapatero. Mientras, el diario Abc, también del lado del vencedor, está siendo recompensado por los lectores de la derecha.

Por Inmaculada Sánchez

Muchas ministras, sí, pero todavía no estamos en el núcleo duro. Por eso no hay secretarias de Organización en el partido”. La queja la formulaba a El Siglo Mar Moreno al comienzo de la primera legislatura de Zapatero, en 2004, y eso que acababa de ser nombrada por primera vez en la historia  una vicepresidenta del Gobierno.

 La dirigente andaluza sabía de lo que hablaba. Ella representaba una excepción: había ocupado nada menos que la vicesecretaría general del PSOE de Andalucía durante cuatro años hasta que Chaves la escogió para presidir el Parlamento andaluz.

Hoy, cuatro años después, ha sido elegida en el 37 congreso del PSOE Secretaria de Relaciones Institucionales y Política Autonómica: la número cuatro de facto en la organización, tras Zapatero, Blanco y Pajín. La número tres, además, también es una mujer. Las cosas, esta vez sí, parecen estar cambiando de puertas adentro del PSOE, y no sólo en el escaparate de los cargos públicos, elegidos discrecional y mayoritariamente por hombres.

Esta parece ser la conclusión del renovado poder femenino que cada vez se mueve más cómodo con Zapatero. No es para menos. Tras la presidencia y la secretaría y vicesecretaría general, tres mujeres ocupan los tres siguientes puestos en el escalafón interno: Leire Pajín, titular de Organización, Mar Moreno, de Institucional y Política Autonómica, y Elena Valenciano, de Política Internacional y Cooperación. Se trata, además, de tres dirigentes muy significativas.

Pajín era la más joven de las diputadas que acogieron con entusiasmo la candidatura de Zapatero a la secretaría general del PSOE dentro del grupo Nueva Vía. “Yo era de las optimistas”, confesaba poco después del triunfo en el 35 congreso. En eso, conectó desde el principio con el leonés.

Pero no sólo en eso. A pesar de su juventud, Pajín, al igual que Zapatero en su momento, atesora en su currículum político suficiente “vida de partido” como para entender a las bases y saber moverse en el aparato.

Tras su paso por Juventudes Socialistas consigue escaño en el Congreso con apenas 24 años y, tras el triunfo de 2004, se foguea en la gestión con el cargo de Secretaria de Estado de Cooperación. Desatada la crisis en el PSPV después de las municipales y autonómicas de 2007 es llamada por el partido como número dos de la gestora que preside joan Lerma y debe conducir a la organización hasta el cónclave del próximo septiembre en el que, de momento, se contabilizan tres candidatos a secretario general. A Leire ya no le suena nuevo nada.

Ni a Mar Moreno, con  42 años y largo historial en el partido como vicesecretaria de su agrupación local de La Carolina, secretaria de la Ejecutiva Provincial de Jaén, vicesecretaria del PSOE andaluz y miembro del Comité Federal desde 2000. Mujeres de partido, no de cargo público sin carné.

 Elena Valenciano es la tercera referencia ineludible en este nuevo mapa de mujeres socialistas. Ella, si cabe, con mayor motivo por su activa militancia feminista desde el inicio de su compromiso político.

La actual responsable de las Relaciones Internacionales del PSOE (Ver entrevista en páginas siguientes) fundó en 1985, con apenas 25 años y siguiendo la estela de una de las pioneras del feminismo socialista, Carlota Bustelo, la asociación Mujeres Jóvenes, que preside hasta 1990, año en el que pasa a dirigir la Fundación Mujeres que creó la citada Bustelo y a la que sucedió en la presidencia, que todavía mantiene, en 1999.

La infatigable Valenciano ha unido, además, más recientemente, otro liderazgo asociativo muy ligado al actual PSOE zapaterista. Se trata de la asociación Aquellos Jóvenes que, tal como desveló El Siglo hace tres meses (Ver nº 784: “Aquellos Jóvenes, hoy cuarentones”), pretende reivindicar la labor de los dirigentes que ocupaban los puestos claves de la Juventudes Socialistas en los años 70 y 80 que, tapados por el brillo de los que hicieron la Transición con Felipe González, no vieron reconocida suficientemente su contribución a la modernización de España.

Hoy, Valenciano es pieza clave del nuevo PSOE, muy ligada a José Blanco, con el que coincidió en su etapa en Juventudes, y, gracias a su confianza, miembro de la comisión gestora que dirigió el Partido Socialista de Madrid tras la dimisión de Rafael Simancas hasta la elección de Tomás Gómez Respetada y considerada, por tanto, también en el aparato madrileño que ha conseguido, además, incluir a otra mujer joven, Maru Menéndez, en la nueva Ejecutiva (Ver entrevista en páginas posteriores) para disgusto de los simanquistas.

Aún es preciso contabilizar una cuarta pata en esta mesa del nuevo poder femenino del PSOE. Y está, como no podía ser menos tratándose del partido que está renovando Zapatero, en Cataluña. Se trata de Carme Chacón, a la que el presidente ya ha proporcionado su escenario de movimientos en el Ministerio de Defensa.

La joven responsable de las Fuerzas Armadas también es, como sus ya citadas compañeras de Ejecutiva, mujer de partido, miembro de la dirección del PSC y persona de plena confianza de José Montilla. Chacón, al igual que Mar Moreno o Leire Pajín, creció políticamente en el partido y no sólo ha sido concejal y primer teniente de alcalde de su pueblo, Esplugues de Llobregat, sino que desde 2000 es miembro de la Ejecutiva Nacional del PSC. Ni el cargo de ministra, ni el anterior de vicepresidenta del Congreso, pues, le llegaron antes que sus responsabilidades en el partido.

Esta trayectoria paralela de las mujeres que más han ascendido en la reciente renovación de la dirección del PSOE no ha pasado desapercibida para quien lleva bien la cuenta de cómo progresan las mujeres en la organización. Las mismas fuentes señalan la evidencia de que estos ascensos constatan el silencioso relevo en el tradicional poder femenino socialista.

Poco antes de las recientes elecciones ya se había constatado. Quien impulsó la creación de la plataforma “Mujeres con Zapatero” no fue la Federación de Mujeres Progresistas, la histórica asociación feminista ligada al PSOE, sino la Fundación Mujeres, de Elena Valenciano, con el apoyo de la secretaria de Igualdad federal, Maribel Montaño y la de la federación madrileña, Angeles Álvarez. Leire    Pajín no faltó al acto de presentación. “Es que la Federación de Mujeres Progresistas no se ha renovado”, explica una de las nuevas dirigentes, que conecta más con la red feminista en la que se mueven Valenciano, Pajín o Álvarez que con Mujeres Progresistas, creada en 1985 y presidida desde 1995 por Enriqueta Chicano.

A esta renovación responde la llegada de los más jovenes  de la Ejecutiva federal, todas ellas mujeres. La benjamina es María González, responsable de la Secretaría de Innovación, que a sus 29 años ya ha sido miembro de la ejecutiva de las Juventudes y de la federación del PSOE de Murcia, donde es diputada regional. Pilar Alegría, aragonesa, tiene 31 años y es diputada en el Congreso. Francina Armengol, de 37, es secretaria general de la federación socialista de Mallorca y diputada regional. Y Soledad Cabezón, la nueva responsable de Igualdad, tiene 35 años. Ellas son la punta de una lanza que ha roto el clásico esquema de poder del PSOE. Aún, dicen ellas, queda mucho por avanzar. Pero saben que cuentan con ZP. 

Disputas andaluzas por la Secretaría de Igualdad

La Secretaría Federal de Igualdad del PSOE viene siendo ocupada por una andaluza desde 1994, cuando llegó al cargo la histórica Carmen Hermosín, y, en este congreso, Manuel Chaves venía dispuesto a mantenerla para su federación. Sin embargo, el nombre de la finalmente elegida ha sido una sorpresa para la mayoría de las mujeres que se mueven dentro del feminismo socialista.

Soledad Cabezón Ruiz, de 35 años, cardióloga y alcaldesa del pequeño municipio sevillano de Aljarafe, estrenaba escaño en el Congreso el pasado marzo y hasta entonces pocos de sus compañeros diputados andaluces la conocía ya que no había hecho mucha vida de partido y menos aún en los temas de igualdad de la mujer.

La opción de Ferraz, y de José Blanco, en principio, era mantener  a Isabel Montaño, sevillana que sustituyó en 2004 a la actual consejera de Bienestar Social de la Junta, la también andaluza Micaela Navarro, que ocupó durante ocho años el cargo y a quien muchos señalan como persona clave en el ascenso de las mujeres dentro del partido. Pero era Andalucía la que decidía. Y Montaño no tenía ya la confianza de la dirección de su provincia de origen, Sevilla, dado que se la considera cercana al alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín,  crítico con el actual secretario general local, José Antonio Viera.

Tras aceptarse que el puesto de Montaño quedaba libre para otra andaluza, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído,  quiso promover a Elia Maldonado, que ocupa el mismo puesto en la Ejecutiva del PSOE andaluz, pero los equilibrios de partido lo impidieron.

Según quienes conocen cómo se desarrollaron las negociaciones de la crucial noche del sábado, la dirección del PSOE de Sevilla vetó a Maldonado, por ser granadina, y reclamó para sí el puesto. Dado que ningún otro de los nuevos miembros de la Ejecutiva federal propuestos por Andalucía procedía de Sevilla (la más importante, Mar Moreno, es de Jaén) , Chaves aceptó la candidata promovida por Viera. Ahora la corresponde a Cabezón despejar las dudas.

O será mujer o no será, por Enric Sopena


Hemeroteca
Lista Temas de portada
Buscador