EL SPINNAKER El Siglo
 
   

                                     Nº 1192. 17 de marzo de 2017

- - --
- El Spinnaker/ Graciano Palomo  

¿Elecciones? ¡No, gracias!

-
EUROPA PRESS

Lo más probable es que, finalmente, los Presupuestos de Rajoy sean aprobados tras muchas
concesiones y no pocos requiebros negociadores con unos y con otros.
Si no, los comicios generales estarían cantados

Pese a que existe, creo, Gobierno, la incertidumbre política sigue en activo. Es lo que, mayormente,  ocurre en toda Europa. Unas nuevas elecciones anticipadas es, hoy por hoy, impensable pero ese riesgo no está descartado en modo alguno. Lo sabe el presidente del Gobierno y el resto de los líderes parlamentarios en la oposición.
Lo más probable es que, finalmente, los Presupuestos de Rajoy sean aprobados tras muchas concesiones y no pocos requiebros negociadores con unos y con otros. Pero si no lo fueran, los comicios generales estarían cantados, a los que no habría que restar otros autonómicos en Murcia, Andalucía y Cataluña.
Ni al PSOE ni a Ciudadanos interesa esa probabilidad, pero en política, como en la vida, nunca se sabe.


Un ‘proceso’ que agoniza
Tras la sentencia inhabilitando a Artur Mas y sus cuates independentistas ha quedado demostrado que el Estado existe. Los propios interesados han demostrado estar en el limbo. Al fin y a la postre lo que intentaron fue un “golpe de Estado” en toda la regla, violentando la convivencia y pervirtiendo la democracia, como reconoce dicha sentencia con muchos argumentos y “hechos probados”. Nueva página.
Ahora la pelota está en el tejado de Oriol Junqueras, que es el paladín de la nueva situación catalana. Corren muchos rumores respecto a su pacto tácito con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, que si lograra encarrilar este quilombo se coronaría como una mujer de futuro. Y ustedes saben lo que quiero decir con ello. Aunque Escocia fuera a un segundo referéndum y lograra la independencia de los “traidores” ingleses, saben los secesionistas que no tienen ninguna posibilidad, porque no son casos precisamente equiparables.


Lo del PSOE
No hay manera. Dicen que Pedro Sánchez ha pasado el Rubicón y que tiene a tiro de piedra volver a instalarse en Roma. ¡Está por ver! En España casi nada se hizo nunca contra el aparato, que a día de hoy está en las manos de Susana Díaz. El dilema “dirigentes” contra “militantes” que esgrime el exsecretario general es tan fútil que puede servir para una hora, pero no para dos. Lo que todos los observadores están convencidos de ver en las próximas semanas es un duelo a tres donde los argumentos ad hominem serán los que marquen las pautas dentro de la particular guerra fratricida en la que se consumen y aún se degüellan los socialistas españoles.


Lo de Cifuentes
Cristina Cifuentes ya tiene todo el poder en sus manos. Puede liquidar de un plumazo los restos del aguirrismo pero tengo para mí que tratará de integrarlo. Sería lo más inteligente, entre otras cosas, porque los arados de hoy pueden trastocarse en lanzas mañana mismo.
Han votado poco militantes pero, sin duda, su victoria ha sido perfectamente descriptible. Está en magnifica situación para abrir una nueva y larga etapa de poder. Los de enfrente, es decir, la izquierda, es tan líquida como inconsistente. Y esto es Madrid, oiga, Madrid.


Los cuatro años de Franciscus.
El Papa argentino lleva ya cuatro largos años vestido de blanco. Sigue gozando del beneplácito de la opinión pública mundial y ese crédito se lo ha ganado a pulso. Poco a poco va imponiendo el Bergoglio style no sin dejar pelos en la gatera. Algo similar ocurre en la “católica España”. Hay gentes que viven de la Iglesia –algunos en sus medios de comunicación– y sirven escasamente a la Iglesia. Por eso es de origen divino. Algunos fieles valencianos hicieron negocio con el Papa Ratzinger y otros continúan apostados en los rayos catódicos sin demostrar nada, absolutamente nada.
Todavía no ha llegado la revolución Franciscus. Aspira a su fin antes de que esas ondas vaticanas lleguen a nuestro país.


Lo de Juanvi Herrera
Dijo que se iba y se va. Juan Vicente Herrera es de los pocos dirigentes políticos que he conocido que tiene noción del paso de tiempo. Y que conste que he conocido a unos cuantos. Seguirá al frente del gobierno castellano-leonés pero el reloj ya marca sus horas. Una buena gente con un buen legado en términos generales.
La Meseta otrora poderosa siempre fue diferente. Sabemos cuándo debemos morir.   

 

 

Firma

Periodista y diplomado en Derecho. Fue director de Información de la agencia EFE y cronista parlamentario de Europa Press, subdirector de El Independiente y redactor-jefe del semanario Tiempo. Durante 37 años ha ejercido ininterrumpidamente el Periodismo en los más importantes medios nacionales y ha sido director de Relaciones Institucionales y de Comunicación en dos de las más importantes multinacionales españolas. Ha escrito catorce libros y actualmente colbora en distintos medios y ejerce como comentarista en TVE, Cuatro, Telemadrid, 13TV o RNE.

.
Tribuna
Miguel Ángel Aguilar


-

Tribuna
Belén Hoyo



-

Sin Maldad
José García Abad


-

Tribuna
Carles Campuzano



-

El Acento
Inmaculada Sánchez



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo



-

Tribuna
José Luis Centella



,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle